Las instalaciones de Northrop Grumman en Palmdale, California, acogen la construcción del segundo bombardero B-21 Raider que se espera haga su presentación a principios del 2022 y realice el primer vuelo a mediados de ese año.


El primer B-21 aun no ha terminado su ensamblaje aunque ya está muy avanzado, mientras que este segundo avión permitirá a la Fuerza Aérea realizar las pruebas pertinentes en el fuselaje y capacidades estructurales.

Randall Walden, director de la Oficina de Capacidades Rápidas de la Fuerza Aérea, ha dicho «Al segundo avión lo probaremos hasta sus límites, nos aseguraremos de que el diseño y la fabricación y la línea de producción tienen sentido».

En el año 2016, la Fuerza Aérea de EE.UU. estimó el costo de desarrollo y compra de los primeros 100 aviones en 80 mil millones de dólares y se espera que el B-21 estará disponible para el servicio alrededor del 2026 o 2027.

El primer vuelo del B-21 se producirá después de una elaborada coordinación con Northrop Grumman, los principales proveedores y la comunidad de pruebas para garantizar el éxito del vuelo y del programa.

Randall Walden ha dicho al respecto del avance de la producción que «Los proveedores de todo el país están entregando activamente piezas a Palmdale, y se está trabajando estrechamente con la base de suministros para garantizar que la lentitud en la entrega de piezas no retrase los aviones al mismo ritmo. Parece que está todo funcionando bastante bien.»

Spirit Aviation de Wichita, Kan, que suministra las aeroestructuras del B-21, trasladó a trabajadores del 737 de Boeing al B-21 a petición del programa. Esto reforzó el esfuerzo del B-21 al reutilizar a los trabajadores del Boeing 737 MAX.

Tal vez te puede interesar: Las nuevas imagenes del B-21 Raider muestran cambios de diseño sutiles respecto al B-2A

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.