Durante los últimos 20 días, los buques de la Marina Real Británica han estado siguiendo y vigilando nueve buques de guerra rusos que han estado navegando en aguas británicas en el Mar Céltico, el Canal de la Mancha y frente a la costa occidental de Escocia, incluyendo un destructor, un submarino totalmente emergido, una corbeta, además de buques de apoyo, remolcadores y un buque patrulla.

Tony Radakin, el Primer Lord Almirante del Mar, dijo: «Por eso la Marina Real está en el mar todos los días, protegiendo al Reino Unido y nuestros intereses. Incluso con las presiones de Covid, nos mantenemos a corto plazo, para responder a las amenazas tanto en aguas nacionales como en todo el mundo. A pesar del aumento de la actividad rusa, tanto en la superficie como bajo el agua, siempre estamos listos para responder».

El buque ruso, el Vicealmirante Kulakov, un destructor de clase Udaloy, fue seguido por el HMS Northumberland, una fragata de tipo 23, mientras navegaba al noroeste de las Hébridas escocesas, mientras que el Stary Oskol, un submarino de clase Kilo, el Boikiy, una corbeta, el patrullero Vasily Bykov y sus buques de apoyo fueron vigilados por el HMS Severn, un patrullero de la Marina Real, a través del Estrecho de Dover y el Canal de la Mancha.

El comandante del HMS Severn, Philip Harper, dijo: «En condiciones muy difíciles con mal tiempo, el Severn y varios otros barcos británicos y aliados, han pasado 20 días asegurando que los buques de guerra rusos en tránsito permanezcan bajo nuestros ojos vigilantes», con los Typhoons y los F-15 de la RAF también en alerta en caso de ser necesarios.

Tal vez te puede interesar: La nueva Type 26 de la Royal Navy va tomando forma

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.