El veto británico a la venta de los cazas surcoreanos FA-50 para la Fuerza Aérea Argentina evidenció la importancia estratégica de desarrollar una industria de defensa nacional que asegure -en tiempos de paz y, sobre todo, en guerra- el abastecimiento de Sistemas de Armas e insumos para las Fuerzas Armadas.

Introducción

La tecnología militar no solamente es costosa por los complejos y prolongados procesos de investigación, desarrollo, producción y evaluación de los Sistemas de Armas (SdA) sino también porque, normalmente, se trata de medios (aéreos, navales, terrestres, etc.) que hacen a la seguridad nacional de un Estado, por lo cual no comparten el “know how” que les permitió diseñar los más modernos ingenios para la guerra.

La relevancia estratégica de la tecnología militar no sólo implica que generalmente su desarrollo se haga en forma autónoma o apenas entre pocos países que se consideran aliados y confiables recíprocamente tras décadas de buen entendimiento, sino que incluso en ciertas ocasiones hace recomendable no obtener ingresos por ventas a eventuales clientes que han sido, son o pueden llegar a ser un riesgo para la Seguridad Nacional.

En este sentido, el reciente veto británico a la venta de un escuadrón de cazas ligeros KAI FA-50 “Figthing Eagle” para la Fuerza Aérea Argentina (FAA) es un ejemplo más que claro de cómo una potencia militar e industrial como es el Reino Unido impone su voluntad política sobre los intereses de dos naciones con distinto nivel de desarrollo como lo son Corea del Sur (el diseñador y fabricante del avión) y Argentina (el cliente interesado en adquirirlo).

Un aspecto que es preciso aclarar respecto a esta eventual adquisición que iba a realizar la FAA es que la misma no surgió en los últimos meses sino que las negociaciones para incorporar los FA-50 comenzaron hace un par de años atrás y, por diversas causas -entre ellas la falta de idoneidad y compromiso de los funcionarios políticos- el  Ministerio de Defensa (MINDEF) no logró concretar la firma del contrato con Korean Aerospace Industries (KAI) pese a las excelentes condiciones económicas (la mejor oferta en relación precio/calidad); financieras (la tasa más baja y el mayor plazo de pagos, con período de gracia); técnicas (la aeronave cumplía acabadamente con el Requerimiento Operativo de la FAA) y offsets que ofrecía KAI, ya que incluso se había evaluado el ensamblaje de las aeronaves en las instalaciones de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) y la cofabricación de algunos componentes en empresas públicas y privadas locales.

En el actual marco de profunda crisis económica que atraviesa la República Argentina, resulta llamativo que el MINDEF haya conseguido el aval presidencial para suscribir un contrato de varios cientos de millones de dólares para comprar los FA-50, por lo cual parece más creíble que las autoridades políticas han aprovechado el veto británico para justificar la imposibilidad de reequipar a la FAA.

Esta apreciación surge de analizar que durante la anterior gestión en Defensa del ministro Agustín Rossi ya hacía tiempo que se había decidido desprogramar el Sistema de Armas “Mirage” y no se tomaron las medidas para, antes de dar de baja los deltas franceses, incorporar un nuevo caza de superioridad aérea.

Recordemos que las Fuerzas Armadas (FFAA) anualmente elevan al Estado Mayor Conjunto (EMCO) y al MINDEF sus previsiones en cuanto a desprogramación e incorporación de medios, por lo cual la baja a fines del 2015 de los “Mirage” no fue una sorpresa ni algo repentino e inesperado.

Desde comienzos del siglo XXI la FAA solicitó formalmente la necesidad de prever la adquisición de un cazabombardero supersónico. Sin embargo, tanto las tres administraciones kirchneristas que se sucedieron entre 2003 y 2015 como la gestión macrista que gobernó el país hasta fines de 2019, nunca concretaron la firma de un contrato para incorporar cazas para la Fuerza Aérea Argentina pese a que ambos partidos políticos (de muy distinta ideología) previeron partidas específicas para tal fin en sus respectivas leyes de Presupuesto Nacional.

Industria de Defensa e Independencia

Respecto a la importancia estratégica, para todo país, que tiene el desarrollo de su industria de defensa, no quedan dudas que mientras más autonomía tenga un Estado para satisfacer la demanda de Sistemas de Armas e insumos esenciales para equipar a sus Fuerzas Armadas, mayor será su nivel de independencia y autodeterminación.

El reciente veto británico a la venta de los cazas FA-50 no sólo ha afectado a la Argentina como eventual cliente que busca reequipar a su Fuerza Aérea, sino también a Corea del Sur, país que es un aliado estratégico de EE.UU. y que posee un desarrollo económico, tecnológico e industrial muy superior al argentino.

Pese a que KAI es el diseñador y fabricante del FA-50, el hecho de que apenas seis (de los más de cien) componentes principales de este caza sean de procedencia inglesa, le permitió al Reino Unido impedir su comercialización.

Es preciso tener en cuenta que la cancelación de la venta de los 10 a 12 FA-50 a la Argentina significó la pérdida de un negocio del orden de decena de millones de dólares para las empresas británicas pero de cientos de millones de dólares para KAI y los demás proveedores surcoreanos.

Actualmente KAI se encuentra evaluando una posible reconsideración por parte del gobierno inglés respecto a autorizar la exportación de los FA-50 para la FAA.

No obstante, se ha tomado conocimiento que el fabricante surcoreano ha comenzado a estudiar eventuales sustitutos para no depender de la voluntad británica para exportar su caza ligero, ya que este antecedente del veto inglés perjudica la imagen internacional de KAI como proveedor confiable de sistemas de armas para otras naciones del mundo además de la Argentina.

La escasa cantidad de aviones que, de tener los fondos necesarios, adquiriría la FAA seguramente no justificaría el costo y amortización de realizar las modificaciones, adaptar los nuevos equipos en reemplazo de los fabricados en Inglaterra y certificar su correcto funcionamiento. 

En las antípodas de nuestra Política de Defensa podemos ver realidades muy cercanas como la de Brasil, país que encara cada una de las inversiones en equipamiento para sus FFAA con estrictas condiciones en cuanto a la obligación de que el proveedor extranjero haga una amplia transferencia de tecnología, favorezca la participación de la industria doméstica (pública y privada), se obligue a no realizar embargos/vetos a eventuales ventas, etc.

Esto se puede ver claramente en los contratos que firmó Brasil con Francia para la construcción local de cinco submarinos y 50 helicópteros multipropósito de un mismo modelo para las tres FFAA; con Italia para la producción de vehículos blindados a ruedas 6×6 “Guaraní”; con Suecia para fabricar 36 cazas “Gripen”; etc. 

Respecto a la selección de los cazabombarderos para la Fuerza Aérea Brasileña, tras casi una década de negociaciones y evaluaciones técnicas y comerciales, en las cuales se evaluaron los fortalezas y limitaciones de distintos modelos de cazas (el “Rafale” francés, el F-18 “Super Hornet” estadounidense, el Su-35 ruso, el J-39 “Gripen” sueco, etc.), en 2014 se firmó el contrato con SAAB para el desarrollo y producción local de 36 aeronaves en virtud de ser el proveedor que ofreció mayores offsets (beneficios industriales, tecnológicos y comerciales) a Brasil. 

Meses más tarde, durante el roll out del avión de transporte KC-390, los Ministros de Defensa de Argentina y Brasil, Agustín Rossi y Celso Amorim respectivamente, suscribieron una Alianza Estratégica para la Industria Aeronáutica. 

En aquella ocasión, Amorim dijo que la cooperación con Argentina era fundamental, reafirmando el compromiso de Brasil para contribuir a la “revitalización de la industria aeronáutica argentina”, por lo que se estaba “analizando la posibilidad de que Argentina participe en el nuevo avión de combate Gripen que nuestro país está desarrollando en cooperación con Suecia”.

Lamentablemente, las idas y vueltas de la política argentina sumado a las constantes crisis económicas y la falta de visión de la dirigencia en cuanto a considerar a la Defensa Nacional como una verdadera Política de Estado derivaron en que no se concretara la integración de la Argentina en la fabricación del “Gripen” que ofreció Brasil, ni la compra de los seis KC-390 que formalizó el MINDEF argentino a través de una carta de intención, etc.

Conclusiones

Burocracia, ignorancia, desinterés, irresponsabilidad política, etc., son algunos de los motivos por los cuales las Fuerzas Armadas Argentinas se hallan en un nivel crítico de sus capacidades militares.

El veto británico a la compra de los cazas ligeros FA-50 para la Fuerza Aérea Argentina demuestra la necesidad de contar con una base industrial de defensa sólida y moderna, capaz de satisfacer gran parte de las demandas de Sistemas de Armas e insumos críticos para las FFAA.

Durante la Guerra de Malvinas la Argentina sufrió el embargo de armas de los países de la OTAN y eso afectó el suministro de medios como los aviones “Super Etendard” y los misiles antibuque “Exocet” adquiridos a Francia, lo cual podría haber cambiado el resultado del conflicto con Inglaterra.

La reciente sanción de la Ley que creó el Fondo Nacional para la Defensa (FONDEF) es una señal positiva para potenciar el desarrollo y recuperación de las capacidades científico-tecnológicas y productivas que la Argentina alcanzó hace varias décadas atrás, cuando construía tanques, aviones, submarinos, misiles, etc.

Tal vez te puede interesar: FA-50 Fighting Eagle – Un nuevo capítulo para el caza complementario de la FAA

18 COMENTARIOS

  1. En una charla en el Congreso, el Ministro de Defensa, Agustín Rossi, manifestó que el Reino Unido, le informó a Suecia, que si la República Argentina intervenía con Brasil, en la adquisición de los aviones Gripen, se opondría a la venta de los aviones como a la transferencia de tecnología a Brasil. Fue debido a ello, que Brasil le comunicó a la República Argentina, que no podían asociarse en esta iniciativa. Por lo visto, frente a las oposiciones del Reino Unido, nos queda adquirir material Ruso o Chino.

  2. Concuerdo con el artículo, la desprogramación de los Mirage sin reemplazo fue un papelón, lo mismo que la ínfima cantidad de cazas solicitada a KAI, con 10 aviones no hacemos nada. Igualmente quiero hacer una salvedad, en gran parte me parece que las FFAA tienen la mente colonizada, no tienen lectura geopolítica. Lo mismo pasó en Malvinas hace 40 años, pensaron que USA nos iba a ayudar. Me parece que la FA nos debe una explicación a todos los argentinos de porque eligieron un caza con componentes británicos pasibles de veto.
    El único provedor occidental confiable es Israel, si quieren aviones occidentales hay que ir por los Kfir o los F-16 Barak. Y tienen que venir con todo el armamento, un avión pelado no sirve de nada, varios de los Kfir que pidió Rossi venían sin radar, eso es inaceptable.
    Y sino hay que explorar otras opciones, yo me estaba negando a ver esta realidad pero después de este papelón hay que tomar en cuenta los aviones orientales, al menos como alternativa.

      • Es cierto que son aliados, pero Israel comercia de manera independiente, siempre fue así. Ya lo comenté en otras notas, pero Israel le vendió armas a la dictadura y al apartheid de Sudáfrica, ambos países bajo embargo de USA. Igual yo lo tomo como un proveedor condicional, sólo es aceptable, si viene con todo, si viene pelado como lo quiso comprar Rossi en su gestión anterior, ya no me gusta. La misma aclaración cabe para el F-16 Barak.

  3. Muy buena nota pone en relieve la incompetencia de nuestros políticos que no pueden definir una estrategia en materia de la ind de defensa. Privando siempre intereses personales a los de la república. Solo vasta de el ejemplo de Brasil que si supieron hacer las cosas bien. El actual ministro de defensa tuvo un frase esperanzadora (somos los campeones del prototipo) nada mas cierto decenas de proyectos inconclusos con buenos resultados de fase de prueba y hoy en un cajón; una verdadera y absoluta vergüenza. Tenes idea que hay sobre la ley de offset y nuevamente excelente nota.

  4. Muy buen articulo: rescato: «Burocracia, ignorancia, desinterés, irresponsabilidad política, etc., son algunos de los motivos por los cuales las Fuerzas Armadas Argentinas se hallan en un nivel crítico de sus capacidades militares.» y en cuanto el comentario de German up supra, Coincido creo que hace mucho debió buscarse alternativas en otros lados.

  5. Está claro que no ha habido una voluntad seria de desarrollar la industria militar Argentina, gastar dinero en armamento no da votos y en otras cosas si, y los politicos tienen parte de culpa, pero esto debe cambiar, Fadea en 1959 construyó el Pulqui 2 que alcanzó los 950kmh, más rápido que el Pampa 3, con un motor USA GE F404 e invirtiendo dinero Fadea puede fabricar un caza supersónico propio a medio plazo si hay voluntad, los motores de los Pampa lll y los A4AR son americanos y no hay problemas, se deberia seguir por ese camino.

    • Como información complementaria, en los años 50 se invertia en defensa bastante dinero, y parece increible pero Fadea construyó un caza al nivel del F86 Sabre y del Mig 15 que eran los más modernos de la epoca, su velocidad punta era de 1.050kmh y la de crucero 900, del Pulqui 2 se hicieron 4 prototipos pero finalmente no entró en producción, y paradojas de la vida la FAA tenia 100 reactores británicos Gloster Meteor, la mitad en pago en especie por la deuda inglesa por la compra de cereal Argentino, eran otros tiempos, pero si hay dinero Fadea tiene personal y tecnologia para hacer un Pulqui 3 supersónico, no lo duden.

  6. La incorporación del Pampa a la FAA se consiguió con una sociedad entre la Fábrica Militar de Aviones y la empresa alemana Dornier, no fué lo único que se fabricó en Argentina en sociedad con Alemania, el TAM se fabricó en base al modelo Marder alemán y recordemos las fragatas Meko y el frustrado proyecto de submarinos TR 1700. En Argentina se pueden desarrollar varios elementos con colaboración de empresas extranjeras, Brasil lo hace en forma permanente.

  7. Cualquier asociación con Embraer en este momento NO es recomendable., la empresa esta escorada y está desesperadamente más que buscando iniciar proyectos conjuntos, que le inyecten guita para seguir existiendo….
    Máxime con Bolsonaro con relaciones intimas….., con USA que está desesperado y te borra con el codo lo que escribió con la mano…. CUIDADO…
    Amén de que no lo veo acariciándole la cabeza a Fernández (….)
    Por caso recuerdo cuando vino la delegación rusa a la expo de armas de Argentina en el 99 los rusos me mostraron un documento de proyecto para la construcción de un reactor monomotor por parte de Sujoy como un diseño ya definido que trataba de cubrir el nicho de exportación que los rusos habían abandonado., que linda veta no….?
    Y por último, si argentina va a hacer algo importante en defensa va a ser por desesperación y no por conviccion…, así que bajo todo concepto este creo que es un momento excepcional.., pero (siempre hay un pero…) yo crearía la Divicion Inteligencia de MINIDEF, abocada exclusivamente al comportamiento, contactos y procederes de los sectores rectores castrenses, no puede ser que los comandantes vayan a reuniones en las embajadas anglosajonas simplemente argumentando almuerzos de camaradería, cuando en USA tienen monitoreados hasta los tel de los familiares…..

  8. Hay q dejar de lado los aviones tripulados y abocarse a las tecnologias de drones , control y comando a distancia , misiles , cohetes , seguir con el pampa y transformarlo en un dron .
    A los «aviones de combate» ya no les queda mucha vida , EeUu. Inglaterra , Israel , siempre se van a oponer a nuestros desarrollos , fijense lo q paso con la venta de pampas a Bolivia
    Los dejaron avanzar con el FA50 , hasta que la cosa fue enserio , y alli actuaron.
    No les parece raro , que llevamos 70 años de frustraciones , y le seguimos dando la culpa a los politicos…….no ven q hay una mano negra detras

    • La fuerza aerea argentina es reconocida no por sus aviones,sino por sus pilotos.
      Señores pilotos ustedes son la fuerza,les temen,por eso los quieren desarmados.
      Los ingleses siempre se van a boicotear todo lo que hagan.
      Por todo lo que eh leido no tienen muchas opciones para obtener aquello que necesitan.
      Frente a la nada,algo es mejor,tenerlos en tierra es el objetivo de muchos.
      Compren aquello que puedan,que seguramente no sera lo que quieran o necesitan con todos los contratiempos que eso conlleva,pero sus alas volaran.
      Sin dudas,se que con un avioncito de papel haran maravillas y temblar al mas sobervio pirata que este pisando esta tierra.
      Saludos.

  9. Estimados, reducir todo el problema a la burocracia, ignorancia, desinterés e irresponsabilidad política. No creo que sea real del todo, acá el problema principal es la situación económica en que se encuentra el país y la tremenda deuda externa que posee, que lamentablemente nos deja poco margen de maniobra para realizar cualquier inversión en defensa.

    • Justamente la burocracia, ignorancia, desinterés e irresponsabilidad política, pero además la corrupción, son también responsables de la situación económica por la que hace décadas venimos transitando. Pero no son responsables sólo los Políticos. La Sociedad toda debe replantearse qué País queremos ser, fundado en valores, en trabajo, esfuerzo, seriedad, responsabilidad y honestidad, o la miseria que somos hoy. De lo contrario cada cuatro años ganaremos otra frustración y otra oportunidad perdida. Saquen cuentas, Us$ 10.000 millones en equipamiento para un País como la Argentina no es nada, teniendo en cuenta que además no se paga de contado, sino a lo largo de una buena cantidad de años. Cada error en política económico financiera o un año de actos de corrupción, por citar sólo dos ejemplos nos salen mucho más caros.

  10. Coincido totalmente en que la clase política argentina, sin distinción de partidos, es responsable de la lamentable situación de la defensa del país. Coincido plenamente con el titulo del articulo, el que es un correcto análisis de la defensa del país, en contraste con vecinos como Brasil. Este país hermano es un espejo donde mirarnos a la hora de comprar armas y equipos. Saben negociar sus compras. Aca, compramos los T-6 Texan, sin ningún tipo de beneficio o compensación para el país, Y no es el único caso. Veremos cómo el FONDEF puede ayudar a fortalecer la industria militar del país, y en su caso, posibilitar adquirir los armamentos y equipos que necesitan nuestras FFAA para ponerse al día.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.