armas nucleares

Por más de dos décadas el sector industrial del Reino Unido liderado por un consorcio ha estado a cargo de la gestión de las instalaciones de armas nucleares, pero el Ministerio de Defensa ha recuperado el control.

Se trata del Atomic Weapons Establishment (AWE), que como afirmó el Secretario de Defensa, Ben Wallance, pasará a ser propiedad del Ministerio de Defensa y se espera que el nuevo acuerdo entre en vigor en junio de 2021. “Según los acuerdos revisados, AWE se convertirá en un organismo independiente de propiedad total del Ministerio de Defensa. Continuará siendo administrado por un equipo líder en el mundo y el Ministerio de Defensa designará una nueva junta”, dijo Ben a los legisladores.

Desde 1999, AWE ha sido administrado y operado por un consorcio liderado por Lockheed Martin, que también incluye a Jacobs Engineering y Serco, en un acuerdo que se esperaba que se extendiera hasta 2025.

El establecimiento, con sede en Aldermaston, en el sur de Inglaterra, está en el centro de las actividades británicas para desarrollar, producir y desmontar ojivas nucleares para la flota de submarinos con misiles Trident de la Royal Navy.

En febrero, el Ministerio de Defensa se comprometió a desarrollar una nueva ojiva nuclear que permita a su Marina desplegar un elemento disuasorio eficaz para el despliegue en la nueva flota de submarinos de la clase Dreadnought que comenzará a reemplazar los barcos existentes a principios de la próxima década.

El Ministerio de Defensa siempre fue propietario de los sitios e instalaciones de AWE, pero la gestión diaria, las operaciones y el mantenimiento de las reservas nucleares del Reino Unido son responsabilidad del consorcio, que emplea a la mano de obra y mantiene las licencias de funcionamiento de las instalaciones nucleares.

“Aunque los arreglos existentes han traído estabilidad a la organización, el Ministerio de Defensa ha concluido que AWE volverá al modelo de propiedad directa del gobierno”, dijo el secretario de Defensa en su declaración al parlamento.

Por otro lado, en un comunicado brindado por un portavoz de Lockheed Martin, dijo que la compañía sigue “totalmente comprometida con la entrega del sistema de disuasión continuo en el mar del Reino Unido. Continuaremos apoyando al gobierno del Reino Unido, mientras el AWE hace la transición a un nuevo modelo operativo y cumple con los requisitos actuales y futuros».

Tal vez te pueda interesar: Japón solicita dos unidades adicionales del avión KC-46A de Boeing

Imagen de portada: British Office of Nuclear Regulation

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.