Introducción

A fines del año 2017, tras la pérdida del Submarino Clase TR-1700 ARA “San Juan”, la Fuerza de Submarinos de la Armada de la República Argentina (ARA) quedó integrada por su gemelo ARA “Santa Cruz” y el ARA “Salta” de la Clase 209, ambos fuera de servicio.

Por lo expuesto, en los más de 80 años desde que se creó el Arma Submarina, por primera vez en su historia la Argentina carece de al menos un submarino operativo, señal clara del nivel de desinversión y desinterés de la dirigencia política por la Defensa Nacional.

En todo país que se precie de serio, la renovación de los medios de sus Fuerzas Armadas -en este caso submarinos- se realiza con la debida antelación, ya que exige llevar a cabo un exhaustivo proceso de planificación, definición y evaluación de requerimientos técnicos (tecnología, dimensiones, etc.), operacionales (velocidad, autonomía, tasa de indiscreción, etc.) y condiciones comerciales (costo, financiación, offsets contractuales, etc.).

Sin embargo, el Ministerio de Defensa (MINDEF) no sólo no hizo la planificación pertinente para modernizar o sustituir los submarinos en línea con el avance tecnológico, sino que ni siquiera fue capaz de gestionar -con previsión- el adecuado uso y mantenimiento de estas unidades tácticas capaces de generar efectos militares estratégicos. La improvisación de las últimas gestiones del MINDEF obligó a la Armada a establecer convenios para adiestrar un reducido grupo de sus Oficiales y Suboficiales en submarinos de Marinas amigas, como la del Perú, Alemania y Brasil, para mantener su habilitación.

¿Necesitamos submarinos?

Solo basta mirar el mapa de la República Argentina para tomar conciencia de que se trata del octavo país más grande del mundo, con una superficie de casi 2,8 millones de Km2 en el continente Americano y casi un millón más de Km2 en el continente Antártico. El enorme litoral marítimo argentino, con sus casi 5.000 Km de costas sobre el Océano Atlántico, una Plataforma Continental de casi 6,5 millones de Km2 que la convierte en una de las más grandes y ricas del mundo en materia de biodiversidad y presencia de minerales, petróleo y gas, exigen que el país disponga de buques de superficie, submarinos, aeronaves, radares y satélites para controlar nuestras aguas jurisdiccionales.

Asimismo, más del 90% del intercambio comercial argentino se realiza por vía marítima y a ello se suman los más de mil millones de dólares anuales que genera la industria pesquera legal (se estima que se pierden cientos de millones de dólares por pesca ilegal). A esto se suma la obligación que asumió la Argentina ante la Organización Marítima Internacional (OMI) como país ribereño con responsabilidad de preservar el ambiente marino y salvaguardar la vida humana en casi 14,7 millones de Km2 del Atlántico Sur.


Finalmente, durante el conflicto bélico de 1982 los submarinos demostraron su gran valor como unidades tácticas capaces de generar efectos estratégicos. Por el lado británico, el HMS “Conqueror” hundió al Crucero ARA “General Manuel Belgrano” el 2 de mayo y, tras ese ataque, los buques de superficie argentinos se replegaron a aguas poco profundas, afectando drásticamente el abastecimiento logístico de las tropas propias en las islas.


Respecto al accionar en combate de los submarinos argentinos, el ARA «Santa Fe» participó en la recuperación de las Islas Malvinas cumpliendo tareas previas y encubiertas de inteligencia y reconocimiento, además de infiltrar buzos tácticos para marcar la playa en la cual el 2 de abril desembarcaron las tropas que reinstauraron la soberanía argentina en esos archipiélagos tras 149 años de infructuosos reclamos diplomáticos ante Inglaterra.


Luego que los ingleses establecieran una zona de exclusión, a mediados de abril, el ARA “Santa Fe” burló el bloqueo inglés para llevar a las Islas Georgias un grupo de Infantes de Marina con su armamento y provisiones. Cuando zarpaba de Gritvyken con rumbo a Mar del Plata fue atacado por helicópteros británicos y debió ser inutilizado por su tripulación, cumpliendo el legado del Almirante Brown de “irse a pique antes que rendir el pabellón”.


Por su parte, uno de los nuevos submarinos Clase 209, el ARA “San Luis” operó en Malvinas entre mediados de abril y de mayo de 1982, realizando durante su patrulla de guerra, diversos ataques a buques y submarinos ingleses en al menos tres oportunidades.
Pese a no hundir ningún buque enemigo por problemas entre la computadora de control tiro y los torpedos, el ARA “San Luis” sorteó en reiteradas oportunidades el bloqueo antisubmarino de la flota británica, provocando un alto desgaste logístico de los buques y aeronaves enemigas dedicadas a detectar y destruir al submarino argentino, ya que éste representaba un riesgo inaceptable para Inglaterra si hundía alguno de sus portaaviones.


Por lo expuesto, no caben dudas que urge la necesidad de volver a tener submarinos operativos para que la Armada y el país en su conjunto, dispongan de esta capacidad estratégica, la cual no sólo es útil en tiempos de guerra sino también durante la paz, dado que son unidades tácticas especialmente idóneas para realizar misiones encubiertas de inteligencia y reconocimiento, sabotaje, infiltración y exfiltración de tropas especiales, ataque a buques de superficie y submarinos enemigos, minado naval, control del tráfico marítimo y de la pesca ilegal en la Zona Económica Exclusiva, etc.

Un plan a corto y largo plazo

En lo inmediato se debería realizar las tareas de mantenimiento y renovación de baterías y otros componentes que requieren tanto el submarino ARA “Salta” -hoy limitado a navegar sólo en superficie- como el ARA “Santa Cruz”, que años atrás ingresó al Astillero TANDANOR para cambiar sus baterías y otros equipos esenciales.
De los casi 20 millones de dólares previstos en 2015 para reparar el ARA “Santa Cruz” ya se invirtió más de un tercio. Sin embargo, los vaivenes de la conducción política del MINDEF paralizaron las obras y los funcionarios actuales dudan si conviene completar su reparación, la cual demandaría unos 15 millones de dólares y un plazo de 12 a 18 meses.

Sería lógico completar los trabajos previstos hace casi un lustro en el ARA “Santa Cruz”, ya que se trata de un tipo de submarino conocido por los marinos argentinos, que no requeriría mayor esfuerzo en lo que hace a instrucción y adiestramiento de las tripulaciones ya que están familiarizados con su tecnología, performance de navegación en superficie y en inmersión, procedimientos y funcionamiento de sus equipos y sistemas.

Por su parte, en el caso de los submarinos Clase 209, la Armada Argentina podría recuperar en un año al ARA “Salta” y en dos años al ARA “San Luis”. Ambos requieren renovar sus baterías y, en el caso del segundo, también es preciso reparar ciertas partes del casco resistente que sufrieron los efectos de la corrosión por pérdidas de ácido de sus baterías, además de cambiar los motores diesel/eléctrico, válvulas, sensores, etc.

En concreto, invirtiendo aproximadamente 20 millones de dólares en el ARA “Salta” y U$S 60 millones en el ARA “San Luis”, ambos submarinos podrían volver al servicio operativo en 2021 y 2022, respectivamente, con algunas mejoras mínimas en lo que hace a modernizar sus sensores (radar, sonar, periscopio, etc.) y ciertos subsistemas auxiliares.

Comprar una nueva clase de submarinos implica inversiones de varios cientos de millones de dólares (entre 300 y 500 millones según el modelo) y plazos de cinco a diez años desde la firma del contrato hasta que se reciban las nuevas unidades y -en el mientras tanto- las tripulaciones de Oficiales y Suboficiales deben seguir adiestrándose, por lo cual una eventual compra debería ir de la mano con una opción de alquiler o leasing de una unidad del modelo elegido que tenga tripulaciones mixtas (de Argentina y de la Armada del país proveedor) a fin de lograr la indispensable familiarización de los submarinistas argentinos con los nuevos equipos y sistemas, su operación y mejor aprovechamiento.

Asimismo, resulta conveniente destacar que la Argentina dispone de un Astillero especialmente diseñado para construir submarinos y que es propietaria de los planos y licencia para fabricar unidades TR-1700, por lo cual una opción interesante sería conformar una alianza con el astillero alemán a fin de que contar con su asistencia tecnológica e industrial para recuperar totalmente la capacidad nacional de construir submarinos, máxime teniendo en cuenta que dentro del Astillero “Almirante Storni” se encuentra un TR-1700 sin terminar, con un estado de avance de obras del 70%.

Completar la construcción de este tercer “TR”, llamado ARA “Santa Fe”, costaría unos 200 millones de dólares (casi un tercio del valor de un submarino nuevo equivalente) y estaría terminado en menos de la mitad del tiempo que implicaría construir otro de cero.

Conclusiones

Actualmente la Argentina se ha convertido en el único país del mundo que, teniendo una Fuerza de Submarinos en la estructura orgánica de su Armada, carece de al menos una unidad operativa para adiestrar a sus submarinistas.

Los submarinos son unidades navales tácticas capaces de generar efectos militares estratégicos porque contribuyen decisivamente a negar el mar a eventuales enemigos, además de ser un factor disuasivo para la defensa de los intereses vitales de la Nación.

El desempeño de los submarinos argentinos en la Guerra de Malvinas no sólo fue vital para su recuperación sino también para enfrentar a la Marina británica y limitar el accionar de la tercera potencia militar mundial, demostrando su valor disuasivo y estratégico.

Tras el ataque del 2 de mayo al Crucero ARA “General Belgrano”, hundido por el submarino inglés HMS “Conqueror” y en el cual fallecieron 323 de sus 1.093 tripulantes, todas las unidades de superficie de la Armada Argentina se replegaron y sólo los submarinos ARA “Santa Fe” y ARA “San Luis” siguieron operando y desafiando a la Armada británica. ¿Qué hubiera pasado si hundían uno o ambos portaaviones ingleses?

Es innegable la necesidad de incorporar nuevos Submarinos a la Armada para recuperar una capacidad militar única y sumamente válida para naciones con amplios litorales marítimos como el de la República Argentina.

Su capacidad de operar sigilosamente en inmersión y de no requerir reabastecimiento de combustible ni víveres durante períodos prolongados (30 a 90 días) demuestra su valor cualitativo en combate, por lo cual, teniendo en cuenta la extensión del Mar Argentino y las características operativas de los submarinos convencionales, la Fuerza de Submarinos de la Armada Argentina debería disponer de seis unidades convencionales de características oceánicas como los TR-1700 o los más modernos de las Clases 214 de Alemania o “Scorpene” desarrollada por Francia y España.

La Nación Argentina requiere que la dirigencia política deje de lado la desidia e indiferencia para tomar en serio la Política de Defensa, ejerciendo una conducción civil de los asuntos militares con responsabilidad y visión de largo plazo.

La sanción de la Ley de creación del Fondo Nacional para la Defensa (FONDEF) es una señal muy positiva y su reglamentación servirá para apalancar el desarrollo tecnológico e industrial para reequipar a las Fuerzas Armadas. En ese marco, retomar las reparaciones y la construcción de submarinos en el país sería una excelente forma de recuperar las capacidades militares, tecnológicas e industriales que fortalecerían la Defensa Argentina.

Los 44 héroes del Submarino “San Juan” merecen que se los honre con una Fuerza de Submarinos equipada y adiestrada para defender los intereses vitales de la Nación.

Tal vez te puede interesar: El Comando de la Fuerza de Submarinos que no tiene submarinos operando

¡Apoyanos!

33 COMENTARIOS

  1. asi dejo el macrismo la fuerza de submarinos de la republica argentina,los mismos qu se cayaron por el undimiento del ara san juan y sus marineros ahora se quejan del estado INOPERATIVO de los 2 submarinos que le quedan a la armada argentina,estos tres submarinos NAVEGABA CON EL KIRCHNERISMO.
    ahora piden juguetes nuevos para luego votar a un mauricio macri que los unde por falta de mantenimiento,.
    de mi gusto serian 3 clase kilo rusos o 3 de diseño aleman que se fabriquen en tandanor o en el astillero rio santiago,eso si todos con PROPULSION AIP.

    • Jajaja dale, y contame donde está el submarino nuclear q estaba construyendo Cristina? O era humo para la gilada? Todavía me acuerdo la propaganda del chabon q dijo volví a construir submarinos! Dios son cabeza de termo!

    • Deja la micromilitancia para otro momento Raul, resulta bastante primario el famoso comentario de echarle la culpa a otro, TIPICO DEL KIRCHNERISMO que tampoco invirtió en las FFAA durante más de una década.

      • Y entonces el Pampa III de dónde salió? Y las Lica? Y el proyecto SARA de drones? Y la actualización del TAM 2 C? Todos tuvieron su comienzo durante el kircnerismo.

        • Vos crees que todo eso fue iniciativa del gobierno K?…De lo que estoy hablando es de lo fácil de hechar culpas a otro como para parecer que son perfectos. Vayan a hacer política a otra parte, este es un foro de defensa, no tenés nada que hacer aquí.

    • Creo que estamos a medio camino entre la compra y la construccion, cosa en la que prefiero , que al menos da un proyecto de empleo calificado y ademas ,no se olviden que argentina tiene una licencia de construccion .sobre los TR1700….seria bueno que quien escribio este articulo publique el contrato firmado en 1974 entre el gobierno argentino de aquel momento y la empresa .

  2. Raúl, la desidia y desinversión en defensa es una constante de muchos gobiernos anteriores, y como dice el artículo «La Nación Argentina requiere que la dirigencia política deje de lado la desidia e indiferencia para tomar en serio la Política de Defensa». No se trata de poner bandera a los «logros» e ineficiencias de una u otra conducción política, se trata de buscar soluciones a los problemas actuales que aquejan y afectan al ejercicio de la soberanía en el mar. Tampoco se trata de culpar a una u otra gestión por el estado operativo de las FFAA, sino que se trata de superar la grieta ideológica en pos de la defensa de los intereses nacionales, porque mientras existan estas diferencias con nortes poco claros, la defensa siempre será un vaiven. Por otra parte, no me consta que hayan navegado los 3 submarinos hasta el 2015, pero no lo voy a discutir. Saludos

    • Justamente es esa grieta la que hace que durante el gobierno de la derecha anglófila, las FFAA tiendan a desaparecer, cuando aparece un gobierno de corte nacionalista cono el actual, se quieran mejorar.

  3. pregunto porque no se: Es competitivo hoy en dia ponerse a fabricar T1700 ? o mejor pregunta: Sera un submarino competitivo dentro de 15 años? No se podria comprar la licencia pero de algo mas moderno (u212 por ejemplo) que te asegura 20 años en la vanguardia?

  4. Ideológicamente la dirigencia política es muy ¨naive¨ si sigue de esta manera….¨Imagine¨ es solo una canción soñadora de Lennon señores dirigentes, muy linda por cierto pero no aplica al mundo actual.

    Argentina podes cubrir tanta superficie o necesitas ayuda?? si necesitas ayuda…es que estás débil….y si lo estás es porque sos deficiente…
    pero cuántos recursos tenes!!…un monton!!.
    And so…..you are deficient!!!…mmm… te invado o te vulnero?
    El tema es sacarte una tajada…..si tus dirigentes lo hacen….son propios…argentinos…como no lo voy hacer yo ???

    ¨La Nación Argentina requiere que la dirigencia política deje de lado la desidia e indiferencia para tomar en serio la Política de Defensa, ejerciendo una conducción civil de los asuntos militares con responsabilidad y visión de largo plazo.¨

    Sencilla y brillante descripción del autor.

    Que seguimos esperando para invertir en defensa?????
    Por favor !!!…es Ya !
    Los submarinos a la cabeza….los que tenemos licencia y planos ,TR y 209 también. Incluso fabricar el Santa Fe en honor al caído en Malvinas.
    Disculpen si mi comentario siempre es tan obvio. NO ALFLOJEN ni un tranco de pulgas…sabemos con que bueyes aramos. Insistan..ustedes son la prensa especializada.
    Saludos !

  5. Excelente el articulo de Jose Javier. Resume la situacion del arma submarina de la armada Argentina, hoy inexistente, y propone una solucion racional y realista ante la cronica falta de recursos asignados a la Defensa Nacional. En efecto, con 300 millones de dolares se recuperarian los actuales Salta, San Luis y Santa Cruz. Ademas de terminar el Santa Fe, monumento a la desidia que duerme en uno de los galpnes del otrora activo Astillero Domec Garcia, al que hasta se le cambio el nombre. Esa cifra es minima tratandose del proposito y la necesidad de contar con esos ingenios. Eso si, los recursos deberan estar en tiempo y forma. Los espacios en blanco en la industria son mayores costos. El necesario material al pie de obra implica cumplir con el planeamiento necesario y la ejecucion oportuna. Es cierto, son unidades hoy superadas tecnologicamente, pero excelentes para cumplir los requerimientos que pueden exigirseles si se mantienen conforme a normas universales para ese tipo de arma. Por otra parte el exiguo presupuesto y la situacion del pais no permite otra cosa. El mar Argentino y nuestra plataforma epicontinental lo necesita.

  6. Hola estimados !
    Nico ya están las licencias de los TR..la situación es de extrema urgencia. Tu idea es muy buena pero el país esta en quiebra y costara que la gestión actual ponga el FONDEF en ejecución. siempre sacan una ley de emergencias que deja de lado lo programado en este país.
    Raul sin palabras…estos son peores que los anteriores…ya estuvieron y son ases del escapismo jurídico y legal.
    Hay que ponerse firme pues la dirigencia política actual parece que no entiende que Argentina es una mina de oro en recursos naturales de cara al futuro mas cercano….sino porque todas las potencias mundiales nos ponen el oído? …nunca nos ayudan no mas de lo suficiente como para no colapsar …nunca para crecer. Ya sea porque demostramos ser unos inútiles o porque son un mono con revolver el cual puede despertar.

    Excelente articulo…y como en el futbol….siga juez, siga siga !!!

    abrazos

  7. La historia de la flota de submarinos empezó antes del 80 cuando se proyectaron obtener 8 submarinos, dos se traerían de Alemania (ARA San Juan y ARA Sta. Cruz), los otros seis se fabricarían aquí en el astillero Domecq-García. No se terminaron de construír ni uno en Argentina, de los dos que se trajeron de Alemania uno se hundió y el otro, posiblemente, no salga más al mar. Digamos que esto muestra la mentalidad de nuestro país en materia de defensa y en materia de muchas otras cosas; la política solo buscara la forma de esquivar su responsabilidad para que todo siga igual, en realidad no les interesa el atraso en el que nos quedamos, solo les interesa manejar el país como un coto de caza privado.

  8. tengo entendido que nuestros 209 son los únicos del mundo fuera de svs, y de lo que menos horas/inmersiones tienen……si es asi es casi un delito tenerlos ahí sin recuperarlo y darle una modernización……sera que el ara quiere juguetes nuevos?? o las políticas de ajuste han echo daños irrecuperables ( políticas que todos aplauden en la tele pero que después nadie relaciona con sus consecuencias que ven y generan quejas )……digo siendo dueños del diseño de los tr, nadie planteo una evolución de estos??

  9. Excelente notacomparto todo lo que decis ylo que debe hacerse con poca inversion para contar nuevamente con una aunque sea pequeña flota y luego seguir construyendo para por lo menos contar con 6 u 8 submarinos, el tema es que esto lo tienen que entender los politicos y eso es lo mas dificil, ojala todo lo que decis se haga realidad, FELICITACIONES EXCELENTE NOTA.VIVA LA PATRIA!!!!!

  10. Desde distintas gestiones de los últimos 20 años, nunca hubo un claro camino para transitar en política de Defensa. El tema de recuperar los TR. 209 ARA Salta y ARA San Luis, es una alternativa que ya hace un tiempo que se viene mostrando como alternativa, pero la decisión nunca se tomó, son submarinos antiguos que aun se utilizan en distintas Armadas y en estos momento la Marina Peruano decidió modernizar dos unidades.
    Hace pocos días, como vocero de la ARA el comandante del Área Naval Atlántica, el oficial más antiguo de la especialidad hizo público el plan a futuro de una necesidad de 6 unidades submarinas, iniciando por disponer dos en unos seis años. Pareciera ser que esa es la opinión de la ARA.
    Lamentablemente en la actual situación nacional, el camino a corto plazo tiene un límite en $ $ $ $.

  11. Muchas gracias por sus comentarios. Yo soy un profesional Técnico y no escribo en base a ideología política. Me interesa que nuestro país tenga una Defensa sería y creíble, por lo cual hace falta presupuesto para equipar y adiestrar a nuestras Fuerzas Armadas. Evitemos peleas estériles sobre culpables, dejemos el pasado y enfoquemos nuestras energías en crear un mejor futuro para la República Argentina. Saludos

  12. Coincido, es URGENTE arreglar nuestra UNICA arma estrategica que tenemos el ARA Santa Cruz. Luego si es posible el resto de los submarinos. Hoy tenes dinero en ese fondo nuevo creado, que si no se usa para esto, sera para comprar chatarra militar o fabricar cosas obsoletas como siempre.

  13. Muy buen articulo. Seria bueno terminar los dos TR a medio construir y actaulizarlo a las tecnologias de hoy en dia y si es posible hacerlos nucleares.Existen las tecnologias y los Recursos Humanos necesarios para hacerlos. Es mejor hacer las cosas bien de una y no vivir gastando plata en algo que luego no sirve.

  14. Texto muito bom e direto. Arma extremamente eficaz e intimidatoria. Seria inteligente retornar ativa submarinos parados por falta manutenção e acabar os dois inacabados estaleiro como sugere texto.

  15. Poco le importa (para no decir nada) al politico argento las FFAA del país, así las cosas habrá que acostumbrarse a no tener submarinos, como tampoco se tienen aviones de combate en la cantidad y calidad necesaria y suficiente para proveer a la defensa común. Que el último cierre la puerta, si es que aún no se llevaron también.-

  16. Cuanta desidia, según datos del BCRA durante el mes de agosto de 2019 se pagaban poco más de 800 millones de dólares ¡¡¡por día!!! en intereses de los Leliq, se hubiera reequipado la fuerza de subamrinos con los intereses de medio día…

  17. La situación lamentable de las FFAA argentinas es fruto del desinterés, cuando no animo de revanchismo, de TODA la clase política del país. Desde la vuelta de la democracia todos los gobiernos nacionales han dejado de hacer lo necesario para mantener la capacidad militar del país. Las motivaciones han sido diversas. Se han diseñado «hipótesis de conflicto» de distintos talantes sobre qué función debe cumplir el poder militar en nuestro país. El tema es que las armas envejecen, la tecnología avanza y hoy nos encontramos en una tremenda desventaja frente a los vecinos. Esperemos que de aquí en adelante se pueda contar con algo de dinero para invertir en reequipamiento y modernización de las FFAA, y sobre todo, que se mantenga en el tiempo la voluntad política de recuperar y mantener el poderío militar de la nación, de lo contrario, en unas décadas vamos a ver lanzas y boleadoras en nuestros regimientos.

  18. Estimados no quiero entrar en polémicas políticas que no llevan a ningún lado, pero la verdad es que durante los 4 años del gobierno de orientación Liberal , se hundió un submarino con toda su tripulación y quedo la fuerza naval sin submarino operativos, esto es real y tiene un ministro de defensa responsable de ello (o irresponsable que se entero viendo la televisión), no hay duda y esto es lo que transcribirá la historia bibliográfica futura. Ahora hay que ver, con el desastroso estado económico que tiene la argentina, que se puede hacer, sin banderías políticas, para por lo menos tener algo operativo que permita el adiestramiento de nuevas generaciones de submarinistas.

  19. Muy buen artìculo, un excelente resumen. Si tendrìa que opinar del tema diría que me gustaría recuperar los submarinos que están parados y fabricar acá los tr-1700, ya que tenemos la licencia hay que aprovechar. Sería la mejor opción, la más económica y además la que generaría valor en el país.

  20. Respecto a la obsolescencia del diseño: No se mucho del asunto, pero lo lógico sería que todo lo que sean sensores, electrónica, sistemas de tiro y de armas, sean de punta. Imagino que quizás los diseños de casco de los que necesitan reparación y del que está en un 70% no será el más hidrodinámico, y quizás no sean tan sigilosos como uno moderno. Pero por un módico precio se recuperaría la capacidad de producirlos, se volvería a disponer capacidad operativa y se incorporarían contratos con proveedores de la tecnología y elementos necesarios para la fabricación. Después podés ponerte a introducir mejoras en hidrodinámica, recubrimientos anacoicos y propulsión para los que todavía ni se cortó la chapa, ya teniendo todo esto andando. Quiero decir, es en serio tan grave que el diseño sea viejo? Creo que todos estamos de acuerdo en que lo urgente es recuperar el arma submarina reparando los aparatos que ya están completos y completando el que no. Pero a los que se reparen les queda una vida limitada y mientras estén operativos se puede pulir el diseño de los que vengan después. No se, es mi humilde opinión. Ya dirán los expertos.

  21. Incluso luego de tener esas 3 unidades operativas, se podría trabajar con Alemania o Brasil para producir submarinos. No olvidemos nuestros vecino está haciendo Scorpene y un submarino de propulsión nuclear (hay proyectos en nuestro país el submarino híbrido creo es de 1978 del Almirante Massera, de donde surgen las 8 unidades, 6 a hacer en nuestro país, de ahí los dos cascos a medio terminar guardados). Pero eso no se puede lograr con un gobierno que no le interesan las fuerzas armadas, que en 12 años perdieron 100 unidades (la misma cantidad perdida en Malvinas, pero era una guerra, es distinto) y vida de pilotos, además del éxodo a aerolíneas comerciales (por sueldos pobres y escaso material de vuelo). Faltan políticas de estado en defensa a 20 años, no a las próximas elecciones. El fondef es bienvenido pero es insuficiente para las necesidades de las fuerzas armadas. Pero el autor tiene razón, falta asignar los recursos, los medios están, las capacidades también, sólo falta seriedad y planificación. Tenemos excelente personal en la Armada, se demostró en Malvinas, también en los astilleros y entraría una buena cantidad de dinero en inversiones ayudaría a bajar el desempleo y la pobreza, con trabajo argentino pero sin medidas a largo plazo y seriedad, es imposible. De esta forma nos seguirá pasando como le pasó al Almirante Brown cuando había vencido a los españoles y lo convocan para la guerra contra el Brasil, apenas había 6 buques contra los 80 de la marina enemiga, por qué? porque luego del triunfo patriota se desantendió la marina de guerra entonces no había casi con qué pelear, lo mismo pasó en la Guerra del Paraguay donde teníamos vapores para transporte artillados (que prestaron grandes servicios), pero no había acorazados (que si los tenía Brasil, denominados encorazados).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.