Brasil despliega sus tropas

Como respuesta a la creciente deforestación que afecta la selva amazónica y con la llegada de la temporada de incendios forestales, Brasil tomó la determinación de realizar un despliegue de sus Fuerza Armadas.

Las Fuerzas Armadas en conjunto con autoridades ambientales, policía y otras agencias gubernamentales, comenzaron una operación para detener la destrucción ambiental ilegal en el estado de Rondonia, cerca de la frontera boliviana.

El ministro de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, dijo que las autoridades estaban estableciendo bases de operaciones en tres ciudades amazónicas, con 3.800 soldados movilizados para comenzar las redadas contra la tala ilegal y otros delitos, con costos operativos iniciales de 60 millones de reales (USD 15.8 millones).

Los datos del gobierno publicados la semana pasada mostraron que la deforestación aumentó un 55 por ciento en los primeros cuatro meses del año, en comparación con el mismo período del año anterior, en 1.202 kilómetros cuadrados. A eso hay que sumarle el incendio del año pasado que ocasionó una destrucción terrible que provocó la indignación internacional frente al gobierno brasileño.

Las cifras sugieren que la limpieza de tierras para la agricultura, ganado y otros usos, ha continuado a pesar de la pandemia de coronavirus que tiene a Brasil como el epicentro de COVID-19 en América Latina.

A principios de este año, una investigación de Four Corners, descubrió que el Amazonas estaba siendo destruido a un ritmo cada vez mayor debido a una combinación de tala ilegal, cultivo de carne de res y soja, e incendios deliberadamente provocados.

El despliegue de las Fuerzas Armadas fue otorgado por el presidente Jair Bolsonaro mediante decreto.

Tal vez te pueda interesar: Ejército Brasileño evalúa el fusil de asalto Imbel IA2 7,62mm

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.