El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo hoy jueves que todas las opciones estaban sobre la mesa después que el ataque con cohetes en Irak matara a un soldado del ejército británico y dos estadounidenses, y 10 soldados resultaran heridos, un ataque que dijo fue realizado por grupos de milicias chiítas respaldados por Irán.

“El ataque de ayer por grupos de la milicia chiíta respaldados por Irán, consistió en un ataque con cohetes y claramente apuntaban a la coalición y las fuerzas asociadas en Camp Taji”, dijo Esper a los periodistas.

“Permítanme ser claro, Estados Unidos no tolerará los ataques contra nuestra gente, nuestros intereses o nuestros aliados”, dijo Esper.
“Todas las opciones están sobre la mesa mientras trabajamos con nuestros socios para llevar a los responsables ante la justicia y mantener la disuasión”, agregó.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le ha dado al Pentágono la autoridad para responder potencialmente al ataque con cohetes de este miércoles por parte de la milicia respaldada por Irán en Irak .

“He hablado con el presidente. Me ha dado la autoridad para hacer lo que tenemos que hacer, dijo Esper a periodistas en el Pentágono, y agregó que él y Trump tuvieron una “buena conversación” el miércoles.

Cuando se le preguntó a qué se refería con su advertencia, Esper sugirió que no iba a telegrafiar ninguna respuesta de Estados Unidos. Cuando se le preguntó si una respuesta de Estados Unidos podría incluir un ataque dentro de Irán, Esper dijo: “No voy a quitar ninguna opción de la mesa en este momento, pero estamos centrados en el grupo – grupos – que creemos que perpetraron este hecho en Irak, en lo inmediato “.

Tal vez te puede interesar: El secretario del ejército de EEUU Mark Esper inspecciona el entrenamiento militar en Yavoriv

Deja un comentario