OVX-501 completando los ensayos en vuelo

2019 prometía novedades importantes para el sistema de armas Pucará, siendo la principal de ellas su pase a retiro. Sin embargo, se mantenía una luz de esperanza con el avance del proyecto Fénix: la reconversión del veterano bimotor que lo convertiría en un medio apto como plataforma para tareas de inteligencia, vigilancia y reconocimiento. Esto implicaba no solo completar los ensayos de vuelo del único prototipo remotorizado con PT6A-62 sino que también abría la puerta para el desarrollo de un pod EO/IR.

El Fénix tuvo su presentación oficial durante la ceremonia por el 107° Aniversario de la Fuerza Aérea Argentina, acto realizado en la Escuela de Aviación Militar. Por aquel entonces ya lucía su nueva matrícula (OVX-501 en lugar de la AX-561) y, más importante aún, se lo exhibía con el mock-up del pod POA (Pod de Observación Aérea) desarrollado por la empresa cordobesa FixView. Por aquellos días, el Fénix volaba casi constantemente desde la pista de la Escuela de Aviación Militar, con el objetivo de finalizar los ensayos en vuelo para poder avanzar a la siguiente fase. Ya por octubre, con la despedida del sarm Pucará realizada en la III Brigada Aérea, se pudo apreciar tanto al Fénix como al prototipo del POA.

Lamentablemente el cambio de administración significó una nueva puesta en pausa para el Fénix (recordemos que la remotorización también lo estuvo por varios meses), el cual debería aguardar los lineamientos del nuevo Ministerio de Defensa. Pese a esta pausa obligada, las recientes novedades serían favorables para el Fénix, esperándose que se inicie el proceso de puesta a punto en los próximos días, con el objetivo de retomar los vuelos (incluye puesta en marcha de motores, rodaje, etc). Pese a la buena nueva, lo cierto es que se deberán aguardar mayores novedades (principalmente referidas a las cuestiones presupuestarias) que permitan garantizar el desarrollo y concreción del Proyecto Fénix.

¡Apoyanos!

6 COMENTARIOS

  1. Lamentablemente próximamente zona militar va a tener que mutar a Zona seguridad. Cierren el ministerio de defensa, las 3 fuerzas y listo.

  2. De hecho la FAA ya posee un UAV capacitado para observación, no tripulado; el ex-Pucará llamado Fénix no sé hasta que punto serviría para tareas de observación existiendo naves que ya cumplen con ésa función. Yo hubiera pensado en perfeccionar al Pucará en sus sistemas de propulsión y armamento, sobretodo teniendo en cuenta que tenemos pocos helicópteros artillados.

    • La FAAsolos tiene un UAV y es un prototipo y hace mucho tiempo que se encuentra sin grandes novedades. Sobre la reforma de Pucará hubiese sido interesante una actualización de su armamento y de sus motores… pero bueno… fadea no quiso invertir para un escameo 3d

  3. La utilidad que puede tener el Fénix es para cuestiones de seguridad. En un entorno de guerra convencional moderna, es muy susceptible de ser derribado por MAMPADS, en el mejor de los casos. Lo que queda sin resolver es el reemplazo por otro avión de ataque y apoyo cercano. El Tucano, no lo veo muy apto. Es un entrenador artillado. El Pampa, en una versión especifica, puede andar. La baja del Pucará es una perdida sensible de capacidades, sobre todo en algo tan sustancial como el apoyo cercano.

  4. La baja del Pucará no es UNA perdida de capacidades, es OTRA perdida de capacidades; en más de 20 años lo único que obtuvimos son aviones turbohélice Texan II que, honestamente, no creo que necesitáramos comprárselos a EEUU.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.