Paz y movimientos en el Ministerio de Defensa

2
Ministerio de Defensa

Una inusitable tranquilidad invade la estructura del Ministerio de Defensa en estos días producto del proceso de licencias ordinarias en una gran proporción de su personal. Sin embargo, la calma impacta con los movimientos de los nuevos funcionarios que gradualmente van ocupando sus lugares en las distintas dependencias, entre secretarias, subsecretarias, direcciones nacionales y empresas nacionales ligadas al mundo de la Defensa Nacional. Tras 34 días, la gestión del nuevo ministro Agustin Rossi viene apuntalando en principio el posicionamiento de sus equipos técnicos, entre personal veterano de la gestión 2013-2015, personal técnico de carrera ponderado y otro tanto de personal político, para ocupar los puestos de decisión de un organigrama que todavía tiene resabios de personal de la gestión anterior.

Abocados en principio a ocupar, la gestión del nuevo ministro parece enfocarse en otro eje en la actualidad: la evaluación. A partir del 10 de diciembre y sin bombos y platillos, la nueva planta de funcionarios han recibido la orden de realizar una auditoria del Ministerio de Defensa con el objetivo de comprender el estado de la herencia recibida allí.

Tras el proceso de evaluación del Ministerio, han comenzado a surgir los primeros lineamientos de gestión que se apoya de manera importante en una suerte de mística productiva. Tanto el FONDEF, como las primeras palabras ministeriales en torno al futuro de la Defensa Nacional parecen situarse en intenciones de promover la industria nacional de la defensa, ponderando el desarrollo científico y tecnológico por sobre la adquisición de sistemas de armas al exterior. Habrá que esperar y ver.

Sin embargo, los primeros mensajes políticos desde el Ministerio quedan presos de algunos gestos o de una agenda que resulta superior o por lo menos, mas caótica. Se entiende que los lineamientos políticos solamente quedan en palabras si no acompañan los recursos. Actualmente el Ministerio de Defensa está a la espera del nuevo presupuesto nacional para el corriente año, que determinará la suerte del primer ejercicio. Es verdad que se realiza una apuesta importante al FONDEF, pero también es sabido que su aprobación todavía se encuentra latente. En misma sintonía se esperan algunas directrices que parten del hígado de Presidencia de la Nación: una nueva DPDN.

A poco mas de un mes de asumido, los procesos evaluatorios también impactaron en las gestiones de compra producidas durante años anteriores. Todo esta por verse aunque se mire con buenos ojos algunas propuestas de venta realizadas desde el exterior durante los últimos meses.

Otro proceso natural que se observará en los próximos meses es el recambio (natural se comenta) del Estado Mayor. Por ahora el trabajo entre sus jefes y el ministro es positivo. Se menciona que en varios casos las relaciones entre ellos son buenas por haberse conocido en el pasado cuando los actuales jefes de Estado Mayor tenían otras responsabilidades durante la gestión 2013-2015. Sin embargo, dentro del proceso natural de cambio, se busca seleccionar referentes que se posicionen bajo los lineamientos políticos que establece la gestión que ingresa al gobierno. Si bien ya circulan rumores con nombres, los cambios se producirán dentro de la órbita (y agenda) de Presidencia de la Nación.

Mientras transcurre enero entre la paz del Ministerio y el frenesí de los nuevos funcionarios, se espera que la nueva gestión comience a tomar impulso entre febrero y marzo.

2 COMENTARIOS

  1. Uno de los puntos más débiles que tiene este gobierno es la defensa, jamás han demostrado verdadero interés por el mantenimiento de las FFAA y han tenido una gestión mediocre y despreocupada por la actualización y renovación de las fuerzas, solo hablaron de teoría y de una suerte de adiestramiento de su personal a lo que llaman “modernización”. Rossi debería entender que la democracia no puede olvidarse de sus fuerzas de defensa porque también forman parte del Estado.

  2. Esperemos que realmente se de impulso a nuestra industria de defensa, tan vapuleada en los últimos tiempos. Se debe fabricar acá lo que podamos, lo que no, se busca comprarlo en el exterior, con compensaciones off set. Es lo que hacen algunos vecinos, como Brasil.

Leave a Reply