En una entrevista con el periódico Moskovskij Komsomolets, el comandante de la Russian Long-Range Air Force, Teniente general Sergey Kobylash, divulgó que Rusia planea desarrollar un bombardero estratégico no tripulado de sexta generación, con una fecha estimada de entrega para el año 2040.

Según Kobylash, además de la modernización de los bombarderos existentes Tu-160, Tu-95MS y Tu-22MZ, el ejército ruso planea crear un nuevo avión de largo alcance. «También estamos planeando desarrollar un bombardero estratégico subsónico de quinta generación», dijo Kobylash. No mencionó las fechas específicas de su producción para este último.

En diciembre del año pasado, Kobylash dijo que la Fuerza Aérea rusa recibió un bombardero Tu-160M2 estratégico modernizado con misiles. Según él, «este avión no tendrá competidores en los próximos años». Dado que su velocidad es de 2230 km / h, lo que supera la velocidad de los bombarderos de la OTAN.

El bombardero Tu-160 fue parte del último diseño de la Unión Soviética y posee potencial para continuar en servicio hasta el año 2040. De los de su clase, es uno de los más pesados y potentes superando a su análogo, el B-1 Lancer. Los rusos lo llaman «Cisne blanco» por su color. El mismo entró en servicio dentro de la Fuerza Aérea rusa en 1987 y posee activos al día de la fecha un total de 16 unidades, según se dio a conocer.

Imagen de portada: Un Tupolev Tu-160 de la Fuerza Aérea de Rusia en la exhibición aérea MAKS de 2007.

Tal vez te pueda interesar: Argentina recibe propuesta por Mi-171A2 y Mi-35M

Deja un comentario