Corea del Sur ha desarrollado un nuevo radar de vigilancia marítima diseñado para monitorear las costas y mares del país.

La noticia sobre el nuevo radar, surge meses después que al menos un barco pesquero con bandera norcoreana, navegara en aguas del Corea del Sur sin ser detectado, lo que provocó críticas internas sobre la laxa vigilancia de Seúl en los mares.

El nuevo radar, denominado Marine Surveillance Radar-II, fue «desarrollado con éxito» en septiembre, dijo la Administración del Programa de Adquisición de Defensa de Seúl, según informó el periódico local Kukmin Ilbo.

El radar puede desplegarse en la costa o en las islas periféricas para monitorear embarcaciones, incluidos aerodeslizadores y embarcaciones de alta velocidad, dijo DAPA.

La agencia surcoreana también dijo que el radar puede detectar aviones que vuelan a baja altitud, y sus datos se compartirán a través del Sistema de Datos Tácticos Navales de Corea. El radar también puede vincularse a sistemas de armas guiadas que pueden dirigirse a objetivos para realizar un ataque, según el informe.

El radar se desarrolló a un costo de aproximado de USD 27 millones, con la participación de LIG Nex 1, una compañía de defensa en Corea. Sin embargo, el radar no fue construido para identificar objetos más pequeños como barcos de pesca de madera, según informó el diario local Kukmin.

Corea del Sur está aumentando la vigilancia mientras invierte en infraestructura para alojar a los norcoreanos que deambulan por el lado sur. Según el medio de noticias local, News 1, Seúl está planeando construir una nueva instalación de repatriación donde los norcoreanos pesqueros puedan quedar detenidos antes de ser procesados.

Durante el 2019, la intromisión de buques pesqueros en las aguas de Corea del Sur, ha aumentado significativamente. Algunos pescadores, tras su detención, solicitan asilo, mientras que otros han expresado su deseo de regresar a casa [Corea del Norte].

Deja un comentario