Detalles del nuevo equipamiento del CODAI

3

El día 25 de septiembre, en el marco de la Operación Venezuela Soberanía y Paz 2.019, el Comando de Operaciones de la Defensa Aeroespacial Integral de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana presentó a la colectividad nuevos equipos de radar desde la Base Aérea El Libertador, ubicada en Palo Negro, estado Aragua (zona centro-norte de Venezuela).

Las autoridades castrenses venezolanas mostraron tres antenas semi desplegadas sobre grandes remolques tipo gandola conectadas a sus respectivos centros de control móviles sobre camiones y con sus fuentes de poder remolcadas. En algunas fotografías publicadas en las redes sociales, se podía apreciar un cuarto equipo plegado en posición de transporte ubicado sobre la pista hacia el este de los primeros. Por su apariencia, los radares, que se encontraban discretamente dispuestos de tal forma que no se pudiera mirar con claridad el anverso de sus antenas, parecen ser un desarrollo de origen chino del equipo ruso de detección de aeronaves con área de cruce de radar disminuida (antistealth) 1L119 Nebo-M (E-15), al cual se asemejan en buen grado.

Al fondo se aprecia un equipo en posición de transporte (en primer plano un Su-30MK2)
Antenas semidesplegadas sobre una pista de BAEL.

A pesar de haber sido presentados al público el pasado 25 de septiembre, los radares tienen al menos un año en el país y fueron fotografiados por primera vez en posición de transporte dentro de instalaciones pertenecientes al CODAI en septiembre del año 2018.

Primeras fotografías de los radares tomadas en septiembre de 2.018.
Centros de control y fuentes de poder.

Los radares que fueron descritos por los funcionarios militares como equipos de búsqueda y exploración del espacio aéreo, vienen a fortalecer el dispositivo de defensa aérea venezolano, uno de los más avanzados del continente, que ha visto un crecimiento acelerado en la última década con la entrada en servicio de sistemas misilísticos y de detección de gran alcance y desempeño. Gestionados por el Comando de Operaciones de la Defensa Aeroespacial Integral, organismo conjunto evolucionado desde sus unidades precursoras (el Comando de Operaciones de la Defensa Aérea, el Grupo de Apoyo Logístico, los Escuadrones de Artillería y Defensa Aérea, y los Escuadrones de Vigilancia y Control Aéreo, que se adscriben a la Aviación Militar Bolivariana, así como los Grupos de Artillería Antiaérea del Ejército Bolivariano), todas las cuales se equiparon con misiles de corto/muy corto alcance, artillería tubular y radares tácticos hasta hace sólo unos ocho años.

Interior de un centro de control.
Reunión informativa, detrás se ve otro aspecto de las antenas.

De confirmarse que las prestaciones de los nuevos equipos de radiolocalización les permiten la detección de aeronaves diseñadas para minimizar su área de cruce de radar, se estaría en presencia de un caso sin parangón en América Latina y convertiría a la FANB en miembro de un muy reducido grupo de fuerzas militares alrededor del orbe que poseen equipos con estas características. En la región, hasta ahora, sólo se cuenta con equipos de detección basados en tecnología optrónica para oponer a los medios aéreos sigilosos, los cuales por su alcance son de dudosa efectividad contra aeronaves dotadas de armas stand off y ninguna nación posee medios de detección pasivos avanzados como sistemas de localización de emisiones (ELS) de gran rendimiento.

Todas las imágenes son cortesía del CODAI.

Gonzalo Jimenez Mora
Licenciado en Administración de Empresas con extensión en Educación Superior, profesor en la Escuela de Administración de Empresas de la Facultad de Ciencias Administrativas y Sociales de la Universidad Bicentenariade Aragua, historiador aficionado y colaborador de varias revistas, publicaciones digitales y websites. Colaborador de Zona Militar en asuntos de Venezuela.

3 COMENTARIOS

  1. Si la hipótesis de conflicto es EEUU o peor aún una coalición internacional que pueda incluir un doble frente con Colombia y Brasil … están fritos por más radares que compren.

Deja un comentario