La Unidad de Innovación de Defensa del Pentágono anunció esta semana una convocatoria de ideas para una pequeña estación espacial militar autónoma.

El “informe de solicitud”, conocido en los círculos civiles como solicitud de propuesta, busca “soluciones para un puesto de avanzada orbital autónomo. La solución debe ser capaz de respaldar el ensamblaje de espacios, la experimentación de microgravedad, la logística y el almacenamiento, la fabricación, la capacitación, prueba y evaluación, carga útil de hosting y otras funciones”.

El espacio es de 35 pies cúbicos, lo cual indica que es inapropiado para albergar humanos. La nave debe poder moverse en su propia órbita, estar hecha de un material que conduzca a la órbita baja de la Tierra y estar lista para el vuelo dos años después de que se elija un contratista.

La estación espacial sería escalable o expandible, con la capacidad de transportar archivos adjuntos, como un brazo robótico exterior y, eventualmente, pasajeros humanos. El escrito no aborda específicamente el propósito de la embarcación, pero parece ser una estación espacial exclusivamente para fines militares.

También se especifica una carga útil de 186 libras, así como una “presurización de la atmósfera de cero a uno”, indicación de que la nave operaría en condiciones de casi vacío y además sugiere que no se diseñará para viajes espaciales humanos.

A principios de la década de 1960, la Fuerza Aérea de EEUU propuso un esfuerzo similar, el Laboratorio de órbita tripulada, que fue desechado después de que se determinó que los satélites podrían realizar tareas de forma menos costosa. La Unión Soviética tenía varias estaciones espaciales militares tripuladas, conocidas como la serie Salyut, pero esas también fueron eliminadas en favor de los satélites.

El Pentágono actualmente solo busca ideas sobre qué lanzar al espacio, lo que el Coronel Steve Bulow de la DIU llamó “el cómo” en lugar del “por qué”. Asimismo, el mismo debe adherirse al Tratado del Espacio Exterior, que especifica la prohibición del uso de energía nuclear y armas en el espacio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí