Mejorar las capacidades del poder naval argentino es una necesidad a la cual debemos atender para no caer en la incompetencia operativa y la irrelevancia frente a terceros. Garantizar dichas capacidades debería ser parte del debate de la agenda política, y también la ciudadana.

La Defensa es un bien público disponible a todos, que tiene como misión el proteger los intereses vitales de nuestra Nación, en el caso particular de la Armada, la misma reconoce varias misiones de carácter principal y secundario, las cuales promete cumplir con eficiencia y eficacia. Sin embargo, además de la voluntad de querer hacer, hacen falta recursos.

Como misión de carácter secundario, la Armada tiene la tarea de proteger los mares. Dada la extensión de la plataforma continental argentina, es acertado asegurar que no es una tarea fácil, y que los recursos apetecibles para determinada misión pueden no estar disponibles por una simple cuestión presupuestaria.

Uno de los interese nacionales más vulnerados, es aquel relacionado con la devastación de los recursos ictícolas, que a su vez, también implica, en muchos casos, la violación de la soberanía nacional.

Diariamente, el área que bordea la Zona Económica Exclusiva (ZEE), la milla 201, es vulnerada por la presencia de buques de bandera extranjera, que depredan los recursos vivos que habitan al interior de la frontera marítima. La práctica de operaciones ilegales o sospechosas dentro de la ZEE va en detrimento de los intereses económicos del país.

Como respuesta a esta problemática y a la pérdida de capacidades, se han adquirido nuevos sistemas de armas que se podrán al servicio dentro de la Armada con el objetivo de mejorar su operatividad y hacer frente a estos desafíos que hoy existen.

Hace ya casi un año que el Estado Argentino adquirió de la constructora naval europea, Naval Group, el sistema de armas Offshore Patrol Vessel (OPV) Clase Gowind para reequipar a la Armada. La misma obtendrá cuatro unidades OPV, de las cuales una es de segunda mano, y las siguientes tres serán nuevas.

La primera OPV a ser entregada a finales del 2019 o inicio del 2020, es conocida como L’adroit, y estuvo en servicio dentro de la Marine Nationale en el 2011. Actualmente, el patrullero oceánico se encuentra en un proceso de modernización, previo a ser entregada.  L´adroit posee una autonomía de 7.000 mil millas náuticas. Su velocidad alcanza los 20 nudos, y tiene la capacidad de albergar un helicóptero. Asimismo, estará equipado con un cañón de 30 mm operado a control remoto.

Lo interesante de este sistema de armas, es su ya demostrada capacidad para operar en misiones contra actividades ilegales y de seguridad marítima. La vigilancia de los mares, será la primordial tarea que llevarán a cabo los nuevos patrulleros, a medida que se vayan incorporando dentro de la Armada.  

Por otro lado, este año contamos con la llegada de los cinco aviones Dassault Súper Étendard Modernise (SEM), que también estuvieron en servicio dentro de la  Marine Nationale.

Su adquisición, sin duda permite restablecer capacidades operativas, dentro de la aviación naval, que estaban perdidas por la falta de unidades. Además, es interesante destacar, que los nuevos adquiridos SEM son una versión modernizada de los Súper Étendard que la Armada operó durante la Guerra de Malvinas, con lo cual existe dentro de la fuerza, la capacidad disponible necesaria para operar y mantener dichos aviones sin generar una total dependencia con terceros.

Por otro lado, tenemos ahora la noticia sobre la posible adquisición de los cuatro submarinos estratégicos que Brasil habría cedido a la Argentina. La transferencia de los cuatro submarinos IKL tendrían como objetivo el remediar el vacío estratégico operacional, en la que dejó sumida a la Armada Argentina, el hundimiento del ARA San Juan, dejando por primera vez, a un Comando de la Fuerza de Submarinos sin unidades.  

Se espera que antes de fin de año, arriben dos de los submarinos IKL de origen alemán, para ser reparados en Tandanor. Más adelante se evaluará la posibilidad de transferir los restantes dos.

Con la presunta incorporación de estos submarinos Clase «Tupi» IKL-209/1400 se compondría otra capacidad perdida, pero de forma parcial, puesto que no reemplaza la capacidad perdida de manera total. Los submarinos IKL de Brasil poseen menor potencia y capacidad operativa en comparación con el ARA Santa Fe, además de que aún no se sabe cuánto le va a costar al Estado reparar los IKL. Tal vez, incluso, hasta resulte más económico, recuperar unidades propias y modernizarlas.

Todas estas cuestiones serán analizadas de manera más detallada, cuando haya más información sobre los submarinos y los términos sobre los cuales se accedió a la transferencia. Corresponde hacer un análisis minucioso sobre el costo / beneficio de su incorporación o si hubiese sido mejor hacer un trabajo de recuperación y modernización.

Sin duda, ha habido algunos avances dentro de la Armada, con la incorporación de nuevo equipamiento que busca de alguna manera, recuperar algunas de las capacidades perdidas.

15 COMENTARIOS

  1. Por favor, habla del Santa Fé y es el Santa Cruz. Los Tupi son un Consuelo…si logramos repararlos. Más seriedad por favor

  2. Dan por echo una incorporación que quien sabe si se hará, los Tupí tienen poco remanente de operatividad y hay que ver si la armada brasilera se arriesga a enemistarse con la Royal Navy… Si a ka ARA le tomo dos años juntar 12 millones para pagar por 5 SUE DE DONDE SACARA 50 o más para pagar por esos sub y su reparación????

    • ENEMISTARSE. !??? , NO CREO , SI HUBO ANTECEDENTES DE LA AYUDA DE BRASIL EN LA GUERRA DE MALVINAS, EN CONCRETO EL ENVIO DE 2 AVIONES PAT.MARIITIMA » BANDEIRANTES», EN REEMPLAZO DE LOS 2 NEPTUNA, DE NUESTRA ARMADA. EL RETENER POR BRASIL, A UN BOMBSRDERO VULCAN INGLES EN MISION BOMBARDEO/ ANTIRADAR Y NO DEJARLO PARTIR HASTA TERMINADA LA GUERRA., ADEMAS DE NO DEJAR USAR CON FINES BELICOS PTOS. Y BASES BRASILERAS. ASI Y TODO EL R.U. SIGUIO EN RELACIONES BILATERALES CON BRASIL,

  3. Lo que se aprecia con esta nota es un esfuerzo por defender una gestión francamente paupérrima . recuperar capacidades sería incorporar un buque polar, construir OPV en el país, buques de transporte para reemplazar a los costa sur, modernizar los P3 orion y adquirir alguno más, comprar helicopteros navales para tareas SAR, fabricar buques menores para la escuadra de ríos, renovar remolcadores, modernizar las unidades de superficie existentes, etc en cuanto a lo de los submarinos brasileros hay que ser más prudentes, de todas maneras lo mínimo que esta gestión debería hacer es reponer el material perdido bajo su mandato y preferentemente material nuevo o de segunda mano pero moderno y que implique la suma de capacidades reales y perdurables y no simples parches con fines puramente electorales.

  4. Nos se visualizan realmente nuevas capacidades sino más bien tratar de mantener y con alfileres la que ya pobremente posee la armada. Los buques clase gowind son más bien por su capacidades para la prefectura que para la armada, el armamento que posee es solo un arma policial de 30 mm. Sobre los submarinos brasileros no hay certezas aún y los mismos que traqueteo traen que sin duda será mucho. Los sem son 5 y se des programo en Francia una escuadrilla de 5 aviones y con la logística francesa y desprogramada no se si se puede llamar, recuperación de capacidades……

  5. Alguien sabe si los 8 ó 10 SE que tenemos fuera de servicio podrían ser recuperados con los elementos que llegaron de Francia con los SEM?

  6. Se refiere al TR 1700 gemelo del Santa Cruz que esta en grada en Tandanor al 75% de su construcción u que nunca se termino de construir…. Amigo si va a intervenir favor infórmese, en cuanto al antiguo Santa Fe esta hundido en el Atlántico Sur, cuando los Británicos quisieron llevarlo al Reino Unido para ser exhibido allí…. Como se nota que hablar es gratis….

  7. El mejor comentario es el del Sr. Cesar Enrique Bueno. Si pudiaramos agregar esos SUE a sos 5 que vinieron de Francia tendriamos una escuadrilla de ataque naval muy buena para equiparla con misiles. Pera nadie dice nada. El tema me parece que se elude en forma deliberada.

  8. No amigo Luis, no se habla porque no hay noticias fidedignas. Cuando se adquirieron los SUEM en el paquete se incorporó una cantidad extra de motores, equipo electrónico, repuestos y herramientas especiales, amén de un simulador de vuelo justamente para recuperar capacidades de nuestros SUE. La idea original era poner en estado de vuelo los aviones «nuevos» rápidamente (habrá que ver cuánto) y usarlos hasta su remanente de horas, que no son demasiadas, para luego utilizar los componentes «modernisee» para incorporarlos en los aviones en depósito en Cte. Espora, que sí tienen un gran remanente de horas de vuelo. La idea es recuperar todo el escuadrón. Desconozco si Argentina posee misiles AM-39 (cuando Francia entregó los SUE restante después de Malvinas lo hizo sin misiles por presión británica). Obviamente un escuadrón de 10 aviones operativos equipados con misiles AB sería una verdadera recuperación de capacidades. Cuando la autora de la nota habla del «Santa Fe» no se refiere al sumergible semi hundido en las Georgias, si no al TR-1700 construido en un 70 % en Domecq García, pasible de ser terminado, y de mejores características técnicas que los «Tupí». Se refiere a que quizá fuese más productivo utilizar recursos en terminar ese submarino que remozar dos IKL 209/1400 quien sabe en qué estado estén. Igual todo es terreno especulativo. Espero haber sido claro. Saludos.

Deja un comentario