El sistema avanzado de interferencia de radio Pole-21 entrará en servicio dentro de las tropas rusas por primera vez en 2019 bajo el programa de rearme, según declaró este lunes, el jefe de Guerra Electrónica del Estado Mayor del Distrito, Sergei Portnykh.

«Actualmente, operamos más del 60% de los nuevos tipos de armamento y equipos militares, incluidos los sistemas de contramedidas electrónicas Krasukha, Murmansk y Borisoglebsk-2, y también el nuevo sistema de guerra electrónica de Silok», dijo el general. «Este año, esperamos la llegada de los módulos de interferencia Pole-21 para contrarrestar a los vehículos aéreos no tripulados y disminuir la eficiencia del empleo de misiles de crucero», agregó.

Los módulos de interferencia de radio Pole-21 están diseñados para proteger las instalaciones vitales de las Fuerzas Armadas y la infraestructura del país de las armas de precisión, como los misiles de crucero enemigos, las bombas inteligentes y los aviones no tripulados. El sistema Pole-21 permite a las tropas de guerra electrónica suprimir las señales transmitidas a través de los canales satelitales GPS, Galileo y Beidou.

Deja un comentario