Merkel quiere un portaaviones europeo

1

Alemania y Francia ya están desarrollando un avión de combate conjunto, invitando a otros estados europeos a unirse, ya que tanto Angela Merkel como Emmanuel Macron están impulsando la idea de crear un ejército paneuropeo.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha apoyado una idea recientemente planteada por su sucesor como líder de la Unión Demócrata Cristiana, Annegret Kramp-Karrenbauer, quien propuso crear un portaaviones europeo en un ensayo que describe su visión del futuro de Europa.

«El siguiente paso podría ser comenzar con el proyecto simbólico de construir un portaaviones europeo común para expresar el papel global de la UE como una potencia que garantiza la seguridad y la paz», escribió Kramp-Karrenbauer en su artículo de opinión titulado Arreglar Europa, que siguió a una carta del programa de Emmanuel Macron, exponiendo su propuesta de reforma de la UE.»

La actual jefe de gobierno alemán dijo que «es correcto y bueno que tengamos este tipo de equipo en el lado europeo, y estoy feliz de trabajar en ello». Sin embargo, también agregó que la UE «tiene otras cosas que hacer como una prioridad».

L

Según el UK Defense Journal, no está claro qué significaba lo que dijo la líder alemán: un barco operado conjuntamente o para una clase común de buques. Sin embargo, este medio califica la última variante como menos probable, ya que es más cara. El UKD también señala que Francia recientemente lanzó un estudio de 18 meses, con un costo total de US$ 45 millones, para encontrar un reemplazo para su actual portaaviones, el Charles de Gaulle, después de 2030. Una decisión sobre el futuro portaaviones, que se espera deba servir más allá de 2080, se realizará después de 2025. El sitio web Defence World sugiere que el buque conjunto europeo mencionado anteriormente podría ser una de las propuestas.

Francia y Alemania ya han comenzado a desarrollar el Sistema de Combate Aéreo Futuro (FCAS) de próxima generación que incluye un nuevo avión de combate y sus armas accesorias. El avión de combate, que está previsto que eventualmente reemplace al francés Dassault Rafale y al avión alemán Eurofighter Typhoon, entrará en servicio en 2040, mientras que los primeros vuelos de un prototipo se espera en 2025. Los contratistas encargados de la misión, financiados por Francia y Alemania por igual, son Dassault Aviation, basada en París, y Airbus, con sede en Leiden, Países Bajos. España también se unió al proyecto en febrero, mientras que tanto París como Berlín están invitando a otros países europeos a unirse.

El trabajo preparatorio para el lanzamiento del proyecto ha tardado casi dos años, ya que el presidente francés Emmanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel anunciaron los planes para diseñar el avión de próxima generación en julio de 2017. Ambos líderes han estado presionando durante el último año por la idea de un ejército europeo conjunto para el bloque, algo que formaría parte del marco transatlántico más amplio de la alianza OTAN. 

Sin embargo, la jefe de política exterior y defensa de la UE, Federica Mogherini, rechazó la idea en noviembre, justo cuando el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, advirtió que los esfuerzos de la UE no deberían competir con la alianza, que él llamó la base de la seguridad europea. Mientras tanto, el 22 de enero, el presidente francés Emmanuel Macron y la canciller alemana, Angela Merkel, firmaron un nuevo acuerdo bilateral para impulsar la política exterior bilateral, así como la cooperación económica, de defensa, seguridad, cultural y climática.

1 COMENTARIO

  1. Los portaaviones no representan hoy un componente de una flota operativa de una nación en guerra, enfrentada a otra que también posee portaaviones y definen batallas aeronavales en el mar, al estilo de las que se dieron durante el transcurso de la SGM. En realidad, ya no hay flotas así. Podría darse esta situación en un futuro entre la flota de la marina de la India enfrentada con la de Pakistán (si es que finalmente China transfiere el Liaoning a Pakistán); o bien con los portaaviones chinos en un hipotético conflicto que los tenga enfrentados (quisiera descartar el uso anticipado de las armas nucleares). Pero en general, los pases que tienen portaaviones (EE.UU: 11 (+2), Gran Bretaña: 1 (+1), Rusia: 1, Francia: 1, India: 1 (+1), China: 2 (+2)) los usan como proyección de su poder político y militar, y protectores de sus intereses económicos en todo el mundo. Es decir, no son componentes de una flota de guerra, o que su presencia en una flota sirve como elemento de disuasión frente a otra flota enemiga. Esto último, más bien, es consecuencia de su presencia, pero no el objeto de su existencia. Dejando aclarado este tema, y sin entrar en discusiones acerca de los tipos de portaaviones, y sin aclarar por qué en el grupo de países NO he incluido a España, Thailandia, Australia, Turquía, Italia, Brasil, Corea del Sur y Japón, y en el contexto antes señalado, surgen algunas preguntas. ¿Cuáles serían los intereses que Europa debe proteger o la política que debería expresar militarmente, fuera del contexto de la OTAN? Es decir, ¿cuáles serían las situaciones político-económicas que Europa debe responder y que la OTAN no podría satisfacer? O sea: ¿para qué quiere Europa un portaaviones «europeo»? ¿O será para incluirlo en la OTAN? Pregunto esto porque EE.UU como miembro permanente de la Alianza es parte del NAC; el SACEUR es estadounidense desde su fundación en 1949 y posee suficientes portaaviones en activo permanentes como para asegurar la defensa de Europa en caso de guerra (con Rusia). En tal caso EE.UU está obligado a acudir en defensa de sus aliados europeos. Entonces… ¿Por qué Alemania y Francia están pensando en un «ejército europeo»?; ¿cuál sería el papel de un portaaviones, o cuántos sean? Daría la impresión que Francia y Alemania están planteando posibles situaciones en las que se vieran obligados a actuar más allá del marco de la Alianza y que por lo tanto no podrían utilizar los portaaviones estadounidenses. Además, cuando los dirigentes alemanes hablan de «Europa», ¿a qué países se refiere? ¿Incluye a los países bálticos, a los países caucásicos, a Albania, a Polonia, a Liechtenstein y Andorra? ¿Y Gran Bretaña? Surgen interrogantes acerca de cuáles serían los países que estarían interesados en crear un portaaviones (o grupo de ellos) y para qué necesidades geopolíticas de Europa. Apriori pareciera que Alemania y Francia están hablando de necesidades trasnacionales, que están más allá de las nacionalidades. Podrían estar hablando de la UE como una nación, o bien una federación. Ahora bien, un proyecto de portaaviones requiere un nivel de I+D enorme. Es llamativo que Francia se incline por hacer coincidir ésta idea con sus propias necesidades. Ahora bien, un portaaviones «europeo» no sería francés, y estaría equipado con aeronaves, armamentos y tripulaciones multinacionales. Supongamos por un momento que Francia necesita de un portaaviones para resolver una situación de conflicto nacional en aguas extra europeas. En tal caso, ¿Francia debería elevar el pedido a la Federación para utilizarlo? ¿O debería tener su propio portaaviones para usos «franceses»? Supongamos que Marruecos y España entran en guerra (muy improbable, pero por suponer). ¿Podría España invocar a la Federación para reclamar su uso? ¿En qué casos se justificaría su uso, así como el ejército «europeo» que cita el artículo? Concluyendo, ¿cuál sería el marco jurídico-político que justificaría un ejército y una armada supranacional europeo?; ¿Qué países lo integrarían?, y ¿en qué casos y en qué espacio geopolítico debería utilizarse? ¿Estaría a las órdenes de la OTAN, o actuaría por fuera de la Alianza? ¿Sería un componente armado al servicio de la ONU? Sin entrar en detalles finos acerca de de su conformación y mantenimiento. En definitiva, hay demasiados interrogantes y pocas respuestas.

Deja un comentario