España participará en el futuro avión de combate europeo

Bruselas fue sede entre el 12 y el 14 de febrero de una reunión de ministros de defensa de los 29 países miembros de la OTAN, en esta reunión, Margarita Robles, firmará un LOI para la integración de España como miembro de pleno derecho del futuro avión de combate europeo.

0
Airbus-FCAS

El 14 de febrero se abrio una nueva oportunidad para la industria de defensa y aeronáutica de España. La ministra de Defensa, Margarita Robles, firmo un LOI -carta de intenciones- para la incorporación de España como miembro de pleno derecho en el desarrollo del futuro avión de combate europeo, conocido como FCAS, con sus homólogas francesa y alemana, Florence Parly y Ursula von de Leyen, respectivamente.

La industria española anhelaba esta incorporación como esperanza de futuro, y ya la anterior ministra de Defensa, escribió una carta a sus homólogas alemana y francesa, en julio de 2017 para participar en el proyecto, aunque sólo recibió invitación como país observador.

El cambio es sustancial. Participar como miembro de pleno derecho supone la inclusión de miembros del ministerio de Defensa español en las primeras fases del diseño, teniendo en cuenta además que no se trata sólo de un avión de combate, sino de un complejo sistema de defensa y ataque aéreo con varias plataformas, como aviones o drones.

El FCAS se plantea como el avión de combate de quinta generación que sustituya, a partir de 2040, a los cazas europeos en servicio, Eurofighter y el Rafale. En competencia con el norteamericano F-35 y el futuro sistema británico Tempest, lanzado en julio pasado en le salón de Farnborough, aunque se espera que el Reino Unido que ambos proyectos acaben fusionándose por el importante coste derivado del diseño y fabricación de un nuevo avión de combate.

El acuerdo, y según publicó el diario El País en su edición de fin de semana, llega en un momento decisivo, al haber anunciado Francia el primer contrato para el FCAS por un importe de 65 millones de euros. Siguiendo con la información publicada en el mismo diario, el coste para España sería reducido en un primer momento, el compromiso sería invertir 25 millones de euros en dos años, aunque el beneficio para la industria española a la larga sería multimillonario.

Se espera, según informó El País, que el acuerdo se corrobore en el mes de junio en el marco del Salón de Le Bourget, que se celebrará en París entre los días 17 al 23 de junio de 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí