Bashar al-Assad, el nuevo enemigo de Turquía y los Estados Unidos en Siria

0
Imagen cortesía de Balkaneu

Según la agencia de noticias Reuters, que recibió la información tanto del gobierno sirio como de las milicias kurdas, “los kurdos respaldados por Estados Unidos reciben ayuda indirecta de una fuente poco probable en su guerra contra Turquía en la región noroccidental de Afrin: el presidente Bashar al-Assad”.

No hace mucho, el presidente sirio y como resultado el ejército local,  estaban luchando contra las fuerzas lideradas por los kurdos ya que no quieren la independencia de los kurdos.

Sin embargo, ahora, tienen un enemigo común llamado Turquía. Entonces, ambas partes están interesadas en bloquear el avance del ejército turco (dentro de Siria).

“Turquía, que considera a la milicia kurda YPG en Afrin como una amenaza en su frontera sur, lanzó un ataque contra la región el mes pasado. Buscando proteger a Afrin, los kurdos pidieron a Damasco que enviara fuerzas a la acción para defender la frontera.

El gobierno no muestra señales de hacerlo, pero está proporcionando ayuda indirecta al permitir que los combatientes, civiles y políticos kurdos lleguen a Afrin a través del territorio que posee. Aparentemente, Assad todavía es fuerte y se concentra en una victoria.

Este es un punto crucial para Washington, tal vez incluso una llamada de atención. Los EEUU se dan cuenta de lo complicado que pueden ser las cosas, ya que los kurdos, a quienes han ayudado mucho también con armas, a menudo deben “despedir” a los enemigos internos para expulsar o, al menos, atascar a los enemigos externos.

“Al carecer de protección internacional, las fuerzas dirigidas por los kurdos en el norte de Siria dicen que han llegado a acuerdos con Damasco para permitir el envío de refuerzos a Afrin desde otras áreas dominadas por los kurdos: Kobani y la región de Jazeera”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí