Filipinas: 10 soldados muertos en “fuego amigo”

Mientras las batallas se enfurecen en Marawi contra los combatientes vinculados a ISIL, los ataques mal dirigidos matan a 10 soldados, según el ministro de Defensa.

0
Imagen cortesía de Al Jazeera

Diez soldados filipinos fueron asesinados por fuego amigo en un ataque aéreo militar durante los esfuerzos por recuperar una ciudad sureña sitiada por combatientes, dijo el jueves el ministro de Defensa.

Otros siete soldados resultaron heridos el miércoles cuando dos aviones de apoyo aéreo SF-260 de la Fuerza Aérea lanzaron bombas sobre un objetivo en el corazón de la ciudad de Marawi, dijo a periodistas Delfin Lorenzana. El primer avión alcanzó el objetivo pero el segundo falló. “Es muy triste estar golpeando a nuestras propias tropas”, dijo Lorenzana. “Debe haber un error en alguna parte, ya sea  de alguien dirigiendo desde el suelo, o el piloto.”

Las fuerzas armadas filipinas han estado realizando una combinación de operaciones terrestres y aéreas para intentar desalojar a los rebeldes de Maute vinculados al Estado Islámico de Irak y al Levante (ISIL), que han ocupado parte de la ciudad de Marawi durante ocho días.

El grupo de Maute ha demostrado ser un enemigo feroz, aferrado al corazón de la ciudad de Marawi a través de días de ataques aéreos que los militares han dicho son “quirúrgicos” y sobre objetivos rebeldes conocidos. Las muertes de los soldados llega a  38, con 19 civiles y 120 combatientes rebeldes muertos en las batallas en Marawi durante los últimos nueve días. Decenas de miles de personas han huido de la lucha.

El ministro, Lorenzana,  dijo que entre los combatientes que murieron luchando con los rebeldes de Maute eran saudíes, malasios, indonesios, yemeníes y chechenos. En un mensaje de texto anterior a los periodistas, dijo sobre el incidente del “fuego amistoso”: “A veces esto sucede, a veces la niebla de la guerra … La coordinación no fue bien hecha, así que golpeamos a nuestro propio pueblo”.

Marawi, una ciudad mayoritariamente musulmán de 200.000 habitantes, se encuentra a unos 800 kilómetros al sur de la capital, Manila.

El presidente Rodrigo Duterte declaró la ley marcial en el sur hasta mediados de julio después de que los combatientes hicieron un alboroto mortal en Marawi la semana pasada, luego de una infructuosa incursión militar para capturar a Ismilon Hapilon.

“Desde que el gobierno filipino anunció la ley marcial, ha habido ataques aéreos implacables, ‘ataques aéreos quirúrgicos’, como lo describió el ejército filipino”, dijo Jamela Alindogan, de Al Jazeera, desde las afueras de la ciudad de Marawi. “Algunas organizaciones y civiles han estado pidiendo al gobierno detener los ataques aéreos, simplemente por el peligro que representan para los civiles”.

Se calcula que más de 2.000 personas están atrapadas en las zonas de conflicto en Marawi, temiendo por sus vidas en medio de la violencia de los combatientes y los ataques aéreos militares.

Deja un comentario