Inversión en Defensa: Argentina se mantiene abajo de la tabla

0

En un contexto global en donde el nivel significativo del gasto publico en defensa tiende a elevarse, la situación en América Latina, y en especial Sudamérica, parece ir en dirección contraria.

Con los recientes datos difundidos por el Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI) se ratifica la tendencia de recortes presupuestarios que vienen realizando los distintos países latinoamericanos, totalizando aproximadamente 5 mil millones de dolares y fuertemente influenciados por las bajas de precios de distintos commodities.

Pese a los distintos recortes en áreas castrenses, la tendencia se muestra prácticamente estable en cuanto a la relación de inversión en defensa con el producto bruto interno de los países, donde se observa una franca diferencia entre el porcentaje de inversión de los estados sudamericanos y la propia Argentina.

Elaboración propia – Datos de SIPRI

La República Argentina modificó su tendencia histórica de invertir por arriba del punto porcentual su PBI a fines de los ’90, cayendo en una severa crisis de inversión en el sector militar durante gran parte de la década pasada. Pese a mejoras coyunturales y parches presupuestarios eventuales, el país perdura en su desinterés para sanear la situación del sector, el cual convive con un 82% de gasto corriente (en personal) y solo una pequeña porción de su presupuesto destinado a inversión y recambio de sistemas.

Por otro lado los distintos países sudamericanos han venido manteniendo su relación PBI-Gasto sin modificaciones sustanciales.

Los distintos contextos inflacionarios han apuntalado una desembolso presupuestario en monedas locales que no expresan una inversión real acode a su propia depreciación. Sobre este punto, tanto la Argentina como Venezuela se muestran a la cabeza de este fenómeno, donde las crisis de sus monedas inciden directamente sobre la administración de fondos que realizan las distintas instituciones de defensa.

Elaboración propia – Datos de SIPRI

Elaboración propia – Datos de SIPRI

En cuanto a la tendencia de gastos en dolares constantes, los únicos estados que muestran un alza son Colombia y la Argentina. Este ultimo con datos inciertos según el Instituto.

Lo cierto es que el país continua con una tendencia de subejecución de su gasto publico en defensa, manteniendolo a todas luces por debajo de la tabla en la región y condenandolo por un tiempo a convivir y administrar pobreza.

Los fríos números de la política de defensa argentina

Deja un comentario