Royal Navy Type 45 destroyer HMS Diamond.HMS Diamond, the Royal Navy’s third Daring class destroyer built by BAE Systems in Govan, made her first return visit to the River Clyde Wednesday 9th February 2011.The 7500-tonne warship, boasting state-of-the-art technology and a top speed of 27 knots, made her way to Loch Striven to make a brief refuelling stop, before continuing her journey round the top of Scotland.She is en route to Aberdeen, the city with which she is affiliated and she will be alongside in the Granite City until Monday.The Type 45 destroyer is currently undergoing sea trials before she is formally commissioned into the Royal Navy in May this year.

Traducido y adaptado por Marcos Canabal

Los buques de guerra británicos “Son tan ruidosos” que los submarinos rusos pueden oírlos a 100 millas de distancia, según una  investigación.

Destructor Typo 45  HMS Dragon y HMS Diamond

 La capacidad de Gran Bretaña de defenderse contra un gran ataque militar ha sido cuestionada después de una investigación revelada.

Los buques de guerra de la Armada son tan ruidosos  que pueden ser escuchados a 100 millas de distancia por  los submarinos rusos.

El contralmirante Chris Parry, ex director del área de  “capacidad operacional”  para el Ministerio de Defensa, dijo que los destructores tipo 45, valuados cada uno en Mil Millones de libras esterlinas    “son tan ruidosos como el infierno” y suenan como “una caja de llaves” bajo el agua.

Destructor tipo 45 HMS Duncan siendo auxiliado por remolcadores

Se trató de una advertencia de que tantos  años de recortes en defensa y los costosos contratos  de adquisiciones con un pequeño número de grandes firmas de defensa, ha dejado a los militares con una cantidad mínima “existencial” de equipo.

El Ministerio de Defensa gastó 3.5 millones de libras en cada uno de los tanques Ajax del Ejército, pero no pueden caber en las bodegas de los aviones de  transporte, para ello deben de “desarmar” el tanque para poder ser cargado. Según una investigación del Sunday Times.

Otros 1.2 mil millones de libras esterlinas se gastaron en 54 drones de reconocimiento Watchkeeper, que no han entrado en servicio en la primera línea de combate durante los últimos 12 años.

El General Sir Richard Barrons, ex comandante del Comando Conjunto de las Fuerzas, ha pedido al Gobierno que “vuelva a examinar”  las capacidades de las fuerzas armadas.

Sir Richard Barrons

Él dijo: “Se trata de un legado  repetitivo de  ahuecamiento, que ha llegado a un punto donde la rana ha hervido.” Haciendo referencia a la falta de inversión que están teniendo las fuerzas inglesas

Los problemas de larga data con la flota de la Marina de seis destructores tipo 45 que les dejó totalmente impotentes se confirmaron a principios de este año.

El Ministerio de Defensa emitió un comunicado en el que admitió que los “problemas de confiabilidad” habían afectado a los buques y dijo que estaba considerando modernizar los buques para hacerlos más confiables.

Los buques de guerra fueron diseñados originalmente para trabajar en las frías aguas del Atlántico Norte, pero en climas más calurosos, los motores  han experimentado problemas con el calor, causando que se apagaran repentinamente.

El Almirante Parry dijo: “Solíamos poner pequeñas cuñas de madera entre las escotillas y las bisagras en mi destructor para detener los chirridos, de esa manera podíamos mantener el ruido moderadamente bajo…

“Lo hemos olvidado todo, es una locura. La supresión del ruido ha sido probablemente el mayor secreto sucio desde el final de la Guerra Fría que la gente ha estado ignorando alegremente”.

Drone Thales Watchkeeper WK450 

El Ministerio de Defensa ordenó 54 drones de reconocimiento Watchkeeper en 2005 en un acuerdo de £ 847millones para proporcionar vigilancia y reconocimiento a las tropas. Estos aviones no tripulados pueden retransmitir imágenes de alta definición mientras vuelan a 16.000 pies por encima del campo de batalla, pero los retrasos técnicos y de seguridad han significado que aparte de un breve período en Afganistán, el avión no entrará en servicio completo hasta este año. En total se perdieron 12 años de operatividad, hasta poder subsanar los problemas presentados de la experiencia en combate de un minúsculo grupo de drones.

Un portavoz de MOD dijo: “El presupuesto de defensa de Gran Bretaña es el más grande de Europa y está creciendo cada año, este año estamos invirtiendo 178 mil millones de libras esterlinas.

Estamos enfocados en mantener un programa asequible y obtener la mejor inversión así le damos el empujón de  vanguardia que nuestras Fuerzas Armadas necesitan para mantener a Gran Bretaña a salvo”.

Deja un comentario