Finalmente se termino por confirmar lo evidente y lo que muchos esperaban. Toda la información volcada en los últimos días sobre el restablecimiento de negociaciones por parte del Ministerio de Defensa e Israel para adquirir una partida de viejos -pero renovados- Kfir fue mas bien propio de una fuerte campaña de promoción de los aparatos ante un pasivo Ministerio de Defensa. Si bien esta pasividad fluye entre el magro presupuesto con que se viene administrando a las fuerzas y a la vez la poca efectividad para determinar reemplazos de viejos sistemas de armas, lo cierto es que las ofertas estado-estado y de diversas empresas proponiendo sistemas de armas se mantienen muy activas.

La incapacidad de decisión del órgano político de defensa esta atada puntualmente a las determinaciones económicas que provienen de otros órganos de la Administración Publica Nacional, lo que motiva a que la agonía operativa se mantenga firme en las instituciones militares.

Esta pasividad se muestra mientras, pese a los dimes y diretes de las negociaciones por los Kfir, los israelíes mantienen la pulsión de los ofrecimientos, inclusive promoviendo incluir en el paquete por los aviones Kfir, a dos unidades del sistema Hermes y un sistema de radar del tipo Giraffe por el mismo monto negociado.

En igual forma, el fuerte lobby francés, todavía se mantiene al acecho de las autoridades argentinas manteniendo las condiciones económicas de su anterior oferta por los sistemas F-1. De todas maneras, la decisión por parte de la cartera política se mantiene en mutis.

Estos dos no son los únicos casos en donde el Ministerio de Defensa demuestra estar estático frente a necesidades apremiantes del poder aéreo argentino. El LOA negociado y aprobado por los Estados Unidos para suministrar aeronaves Texan II a la Fuerza Aérea Argentina continua indeterminado. La Argentina no ha avanzado con millones para iniciar la transferencia, lo que estima que lo necesario para cubrir la primer cuota parezca a esta altura imposible. La traba económica nuevamente se encuentra en otras dependencias de la Administración Publica Nacional.

A esta altura, la posibilidad de reequipar a las Fuerzas Armadas se mantiene sumamente distante. El Ministro se concentra en difundir con bombos y platillos una Campaña Antártica que busca desarrollarse -como si esto hubiera sido planificado- con medios propios. Lo cierto es que el esfuerzo que desarrollaran tanto la Armada Argentina como la Fuerza Aérea Argentina pondrá al limite a los viejos medios con los que cuentan.

Detrás de la fuerte campaña comunicacional sobre la Antártida no deja de esconderse una gran inefectividad, o incluso inexperiencia, en la administración de medios.

El horizonte actual para el sistema de defensa nacional no se aleja de la crisis heredada. En algunos aspectos el enfoque actual parecería profundizar la problemática que tiene este país con sus instituciones de defensa. Por lo pronto el Ministerio de Defensa tambalea entre los lobby y su propia pasividad.

2 Comentarios

  1. Más allá de la circunstancia económica negativa, algo reversible si se quisiera, el condicionante mayor(creo yo) es la poca o inexistente decisión política sobre la Defensa de nuestro país.
    No sólo es algo difícil de vender para el marketing político, además, al carecer de una política de Defensa a lo largo de los años, no se hizo hincapié en la solvencia profesional de quienes estuvieron al frente del MdD.
    Y ni hablar de los asesores…
    Manejado por ineptos y con la connivencia de las cúpulas chupamedias nuestras FFAA han ido languideciendo en sus capacidades hasta llegar a ser casi testimoniales.
    Nadie parecer ver que el Estado no puede garantizar nuestra soberanía así como está.
    Imagino que ese estado de catatonia operativa al que refiere la nota está sazonado con un poco de “no hagamos olas y aguantemos… a ver si nos rajan” por parte de aquellos que ven la situación de forma realista.
    Mientras tanto nuestros vecinos se han re equipado o están en ese proceso, como un ejemplo de lo que se debe hacer.
    Ellos no gastan, invierten en Defensa.
    Acá en Argentina es un gasto, y estamos en época de recortes…

  2. BUENO, DE TODO LO OFRECIDO…NESECITAMOS TODO, LOS MIRAGE F-1 CT FRANCESES DE RECONOCIENTO Y ATAQUE, SON PERFECTOS PARA REEMPLAZAR A LOS BAC CANBERRA QUE SE FUERON DE BAJA LA DECADA PASADA SIN REEMPLAZO, LOS KFIR PARA REEMPLAZAR A LOS DELTAS DEL G6C Y MIENTRAS TANTO IR NEGOCIANDO LOS KAI FA 50 PARA REEMPLAZAR LOS A4AR QUE CADA VEZ CUESTA MAS MANTENERLOS EN VUELO….!!!

    Y NOS FALTA EL C-295 PARA TODAS LAS FUERZAS, INCLUYENDO PARA LA SEGURIDAD DE FRONTERA/GENDARMERIA Y CONTROL DE ZONAS PESQUERAS Y TRAFICO/PNA…..

Deja un comentario