Durante ejercicios navales realizados entre los pasados días lunes 1 y jueves 4 de febrero, en el Mar Argentino unidades de la Flota de Mar lanzaron una salva de misiles antibuque Exocet contra un buque blanco.

El objetivo seleccionado para dicha tarea fue el buque tanque ex ARA Ingeniero Krause, construido por el astillero Astarsa y botado en 1981 para Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF). El mismo fue adquirido por la Armada Argentina en 1993 para realizar misiones de reabastecimiento de combustible de bases navales y funciones de Sostén Logístico Móvil como parte del Servicio de Transportes Navales.

ARA Ingeniero Krause. Mario Otero.
ARA Ingeniero Krause. Martin Otero.

El navío fue dado de baja en octubre del 2015 y seleccionado para “su utilización como buque blanco en ejercicios de adiestramiento de sistemas de armas de la FLOTA DE MAR, en aguas jurisdiccionales, en la medida en que no se afecte el medio ambiente marino ni la navegación segura.” (Decreto 2041/2015)

Durante el ejercicio participaron unidades con asiento en la Base Naval Puerto Belgrano y la Base Naval Mar del Plata. El mismo consistió en distintas maniobras navales incluyendo reabastecimiento en navegación desde el buque logístico ARA Patagonia, que está nuevamente operativo luego de un largo periodo de inactividad y reparaciones en Puerto Belgrano.

Pero sin dudas el acontecimiento más importante fue el lanzamiento de una salva de unos seis misiles MBDA Exocet desde distintos buques contra el ex ARA Krause, siendo el mismo hundido, finalmente, por un torpedo lanzado desde un submarino.

Aún no ha habido un comunicado de prensa oficial por parte de la Armada detallando los resultados de este ejercicio o enumerando las unidades participantes, comprensible si tenemos en cuenta la envergadura de la mencionada ejercitación, por lo que la escaza información disponible está abierta a especulación.

Cabe destacar que es la primera vez que la Armada realiza lanzamientos de misiles Exocet desde un buque de superficie desde 1996, cuando se dispararon misiles MM.40 desde un destructor MEKO 360; y de torpedos desde el 2001 cuando en octubre de ese año un helicóptero Sea King (2-H-238) al mando del entonces Capitán de Corbeta Rodolfo Larrosa lanzó exitosamente un AM-39 contra el pesquero “Polo Sur”, el que fue hundido posteriormente por un torpedo lanzado desde el submarino Tipo 209 ARA Salta.

Es la primera vez en la historia de la fuerza en la que se lanza esta cantidad simultáneamente.

Suponemos que el submarino involucrado sería el TR-1700 ARA San Juan, al que se le realizaron trabajos de Reparación de Media Vida y cambio de baterías en el Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR), pero al que aún no se le habían homologado sus torpedos AEG-Telefunken SST-4, por lo que sería lógico que este lanzamiento fuera parte de dicho proceso.

Por otro lado se sabe que al menos una de las unidades que participaron en estas maniobras fue una corbeta de la clase MEKO 140. Las mismas están equipadas con los misiles Exocet MM.38.

Corbeta MEKO 140 ARA Espora (P-41). Wikimedia Commons.
Corbeta MEKO 140 ARA Espora (P-41). Wikimedia Commons.

Un misil de este tipo alcanzó y averió al destructor británico HMS Glamorgan durante la Guerra de Malvinas, habiendo sido desmontado del destructor argentino ARA Seguí y lanzado desde tierra de forma improvisada.

Esta variante del sistema, la más antigua en servicio con la Armada Argentina, fue sometida a un proceso de repotenciación/remotorización, similar al efectuado sobre los misiles antiaéreos Aspide Mk.1, por parte del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (Citedef). Este proyecto fue encargado por la ARA hacia el año 2005 y las primeras pruebas de banco en el motor booster se realizaron exitosamente en el año 2014.

Esto podría significar que el programa de remotorización de los MM.38 ha sido satisfactorio y el sistema de armas podría estar encaminado a estar nuevamente operativo en su totalidad.

Debe señalarse que al menos uno de los misiles lanzados detonó antes de alcanzar su blanco, pero también es cierto que la taza de lanzamientos exitosos en cualquier sistema de misiles nunca es del 100% y si las especulaciones de que al menos una parte de los Exocet disparados forman parte de un lote remotorizado son correctas, sería lógico que hubiera fallas, algo común y esperable durante las etapas de pruebas y homologación de cualquier sistema de armas ya que permite corregir errores de calibración, entre otros.

Lo importante es que este ejercicio demuestra que la Armada Argentina está esforzándose por mantener y recuperar capacidades a pesar de las restricciones presupuestarias que han afectado desde hace años a las Fuerzas Armadas en general.

Pronto tendremos más información, de fuentes de confianza, sobre este tema.

11 Comentarios

  1. La nota perfecta, el ejercicio un avance en la dirección correcta probando sistemas de armas, avances en potenciacion de motores de misiles y torpedos bien la armada, es el primer paso de muchos necesarios para re-potenciar y modernizar nuestra querida Armada Argentina

  2. Me alegra leer una noticia asi, es ir en la direccion correcta, debemos actualizar nuetras FFAA, invertir, no es un gasto superfluo, en necesario, basta de desidia y mirar para otro lado.El mundo esta cada vez mas complicado !!

  3. Me parece bárbaro que actualicemos nuestras capacidades defensivas , pregunto sino disparamos misiles que vamos a disparar luces de bengala!!!!!!!!!!!!!!. Aparte lo hacemos en nuestro territorio soberano.

Deja un comentario