Operativo Independencia

COMBATE DE ACHERAL

10 DE OCTUBRE DE 1975 SE PRODUCE EL COMBATE DE ACHERAL, Y CAE EN COMBATE EL ARTILLERO DE UH-1H, CABO 1° JOSÉ ANSELMO RÁMIREZ DEL EJÉRCITO ARGENTINO, AL PÌE DE SU MAG
En el que fue uno de los combates más resolutivos del Operativo Independencia, no tanto por su entidad sino por su importancia estratégica, el 10 de octubre de 1975 en el Arroyo San Gabriel, a unos 3 kms. de la localidad de Acheral, se produce el enfrentamiento que fue conocido como Combate de Acheral. El accionar del Ejército Argentino fue cubierto de manera amplia por la revista Gente, que había enviado a dos corresponsales a Tucumán, y plasmaron testimonio de la ferocidad de los mismos.

El mismo se produjo cuando extremistas del ERP-PRT tomaron conocimiento de que un camión de transporte militar circulaba a diario entre las localidades de Acheral y Tafí del Valle, Tucumán, transportando insumos diversos para las unidades que se desplegaban en la zona, tomando la decisión de emboscarlo el 7 de octubre. Ese día, mientras esperaban el paso del rodado, los extremistas detectaron un equipo militar y optaron por atacarlo, aunque con nefasto resultado para los erpianos, dado que fueron rechazados con facilidad y en el enfrentamiento resultaron abatidos dos de ellos, un soldado extremista y el sargento extremista Rubén "Sergio" (nombre de guerra) Estrada.
Ya en la madrugada del día 8, el Ejército Argentino se desplegó con mayor entidad en la zona, y ejecutó una emboscada contrainsurgente en el mismo lugar, logrando abatir al capitán extremista Jorge Carlos "Pablo" Molina. Durante las siguientes 48 horas, se produjeron otros dos enfrentamientos cerca del Ingenio Santa Lucía, en los que fueron muertos el capitán extremista Oscar Asdrúbal "Anìbal" Santucho y el teniente extremista Manuel "Roberto" Negrín. Había un gran despliegue de tropas del Ejército Argentino en la región, y en pequeñas fracciones llevaban la guerra al mismo terreno y el mismo nivel extremista. Ello fue visto por la cúpula de la Compañìa de Monte Ramòn Rosa Giménez (una unidad de entidad Brigada, que operaba faccionada en batallones, columnas, pelotones y comandos), para atacar al Comando de la Va Brigada, que estaba escasos de efectivos dado el gran despliegue que se realizaba en el terreno. Santucho había ordenado trasladar equipos y armas hacia el Arroyo San Gabriel, por la Ruta 38, y entregarlo a un equipo subversivo de Logística, compuesto por trece extremistas; a su vez, los extremistas de los pelotones que habían chocado con Ejército, decidieron replegarse sobre el equipo Logístico, habida cuenta el castigo recibido, reabastecerse y desde allí iniciar un despliegue para atacar al comando de la Va Brigada.
Hacia las 06:00 de la mañana del día 10 de octubre, los extremistas fueron detectados escondiéndose en un cañaveral. La información fue rapidamente analizada y se decidió desplegar un equipo de combate, hacia las 10:30, los cuales al confirmar la presencia extremista dieron parte a la superioridad y de inmediato decidieron realizar una aproximación en pinzas sobre el objetivo, desplegando a unas fracciones de la Fuerza de Tareas Aconquija y la Fuerza de Tareas Ibatín, apoyadas por tres helicópteros Bell UH-1H "Huey" artillados. A su vez, enterado el general Acdel Vilas, comandante en jefe de la Va Brigada y que en ese preciso momento estaba recibiendo a un equipo de prensa de la revista Gente, con los detalles del accionar extremista ¡en persona decidió dirigirse al lugar donde ya se presagiaba iba a haber lucha!
A las 11:38, mientras uno de los helicópteros "Huey" del dispositivo, el matriculado AE-412, piloteado por el subteniente Oscar Delfino efectuaba su tercera pasada a baja altura sobre el cañaveral, detectó a algunos efectivos extremistas, y de inmediato comenzaron a recibir fuego, desatándose un enfrentamiento: mediante fuego reunido, los terroristas castroguevaristas lograron alcanzar al AE-412, averiando su sistema eléctrico y logrando alcanzar al ametralladorisra de puerta, el cabo 1° mecánico de aviaciòn José Anselmo Ramírez, e hiriendo al capitán Valiente. El piloto de la aeronave, herido y con la maquina averiada, y habiendo perdido contacto radial, no tuvo más alternativa que aterrizar en medio del dispositivo extremista, quedando a merced de las fuerzas extremistas al tomar tierra en emergencia a unos 80 metros del lugar donde fue alcanzado.
Los extremistas, estimados entre 90 y 100 efectivos, rapidamente formaron un cerco y abrieron fuego sobre los cinco efectivos del Ejército Argentino supervivientes, uno de ellos herido, ya que el cabo 1° Ramírez ya había fallecido. Sin embargo, los supervivientes, dotados con sus armas personales y las dos ametralladoras MAG del helicòptero en ningùn momento pensaron rendirse, e iniciaron una desesperada resistenca para evitar caer en manos enemigas, tanto ellos como el ya inmovilizado AE-412; sabían que el apoyo estaba en camino. El combate se volvió encarnizado, llegando a recibir fuego de lanzacohetes RPG el personal del Ejército, aunque sin ser alcancazados de lleno, pero a pesar de su inferioridad, con su resistencia los extremistas fueron clavados al terreno.
Las Fuerzas de Tareas Aconquija e Ibatìn ya convergìan sobre el objetivo, y había otros dos "Huey" peinando las inmediaciones que no tardarían en notar la falta del "Huey" caído, y que sabían que ya había entablado combate antes de cortarse la comunicación. Tras interminable media hora de imparable tiroteo, ¡a las 12:00 la ayuda llegó!, cuando otro helicóptero "Huey" apareció en el horizonte y, tras rapidamente detectar posiciones extremistas, lanzar cohetes de 70 mm sobre los mismos, lo que inició un incendio en el cañaveral. El mismísimo general Vilas, o sea el comandante en jefe de las operaciones en Tucumán (y a quien lo vemos en varias de las imágenes, incluso junto a uno de los "Huey"), arribó en otro aparato poco más tarde, y acompañado por dos periodistas de la revista Gente. El ametrallamiento y los ataques con cohetes continuaron hasta la hora 17:00.
Tras finalizar ese primer combate, que se había prolongado por más de seis horas, y con la llegada de refuerzos, se dio inicio a una operación de rastrillaje, para limpiar la zona de posibles sobrevivientes. Hacia las 19:00, se había ya contabilizado 12 extremistas muertos por las tropas de Vilas, desconociéndose cuantos más pudieron ser retirados por las fuerzas del ERP-PRT y cuantos más fallecieron luego, fuera de la zona de combate, como consecuencia de las heridas allì sufridas. En el enfrentamiento propiamente dicho intervinieron unos 45 efectivos del Ejército con 3 helicópteros contra entre 90/100 extremistas aunque la parte más dura fue la que debieron sobrellevar los 5 soldados en el "Huey" AE-412 averiado, contra casi 100 extremistas.
Al igual que había ocurrido apenas 5 días antes en Formosa, durante en asalto de extremistas montoneros al cuartel del Regimiento 29 de Infantería de Monte, en el que 12 efectivos del Ejército Argentino y un policía formoseño habían sido asesinados, pero el cuartel al grito del soldado conscripto Hermindo Luna de "¡Yo no me rindo una mierd@!" antes de caer muerto, no pudo ser tomado, y tras sufrir 13 bajas los terroristas debieron huir, lo mismo ocurrió en Tucumán
Los cadáveres de los terroristas abatidos fueron transportados en camiones Unimog U-416 para exhibirlos ante la prensa, algo que era entonces tan difundido, como una verdadera guerra irregular, y que hoy se hace mutis polìtico, mediático y judicial para asì poder encarcelar y exterminar a los valientes patriotas que en guerra defendieron la Patria.
Entre el 15 y 16 de octubre, la Compañía de Monte realizó un plenario en el que se resolvió la desconcentración masiva de sus miembros hacia las ciudades de Córdoba y Buenos Aires para reforzar las actividades de terrorismo urbano, que les habían redituado mucho mayor beneficio estratégico asesinar civiles, policías o militares y sus familias aislados, que enfrentar cara a cara a las Fuerzas Armadas y las Fuerzas de Seguridad, y ello marcó la derrota del frente rural del castroguevarismo, no obstante aún el extremismo continuar operando aisladamente en la zona hasta 1977.
CABO 1° ANSELMO RAMÌREZ, ¡SALUDO UNO!

 


UH 1H "Huey"
 
Fueron mas de 10 largos años, sin noches ni día, sin saber si el que tenias a tu lado no te daba con un PAM, sin saber si llegabas a tu casa o formabas parte de las noticias del día siguiente, noches interminables, guardias baleadas al boleo saludmil te llovía plomo de todos lados o volaban un comedor con 25 muertos y 40 días, esta guerra atípica duro 10 años, no distinguían les daba igual mujeres, chicos, civiles, simple soldados que cumpliam simplemente con su SMO saludmil
 
Hagamos una lista de los "soldados" entregadores/traidores/caggones que hacían entrar a los terroristas perdedores.
Si es con foto mejor así aunque sea el que pasa por ZM y nos lo conocía, les puede decir algo por la calle.

Empezamos con uno de los más conocidos, el ********************* de Invernizzi

Ya la lista debe existir, pero no creo que podamos accede.
 
En esos casos (hablo de los 70 claro) no seria considerados traidores a la patria? y por ende fusilados?

Se que hubo muchos soldados traidores en esos tiempos aunque nunca supe si hubo algún castigo por asi decirlo a este tipo de gente ya que imagino que despues de clavar el puñal no se hubieran ido a acostar como si nada sino que se rajaban con sus camaradas subversivos luego del golpe (desconozco si habrán enganchado a uno posteriormente).
 
Hagamos una lista de los "soldados" entregadores/traidores/caggones que hacían entrar a los terroristas perdedores.
Si es con foto mejor así aunque sea el que pasa por ZM y nos lo conocía, les puede decir algo por la calle.

Empezamos con uno de los más conocidos, el ********************* de Invernizzi

A este nene, lo ayudo ser hijo de la Dra Eva Giberti famosa en su tiempo, creo que psicóloga o psiquiatría entendido que una excelente mujer.
 
En esos casos (hablo de los 70 claro) no seria considerados traidores a la patria? y por ende fusilados?

Se que hubo muchos soldados traidores en esos tiempos aunque nunca supe si hubo algún castigo por asi decirlo a este tipo de gente ya que imagino que despues de clavar el puñal no se hubieran ido a acostar como si nada sino que se rajaban con sus camaradas subversivos luego del golpe (desconozco si habrán enganchado a uno posteriormente).

Seguramente en el Codigo de Justicia Militar vigente echo en 1951 (increiblemente derogado por este pais cuando los paises desarrollados lo tienen) estaban los articulos con las penas y sanciones de los tribunales militares para esos casos de "entrega".
 

Grulla

Colaborador
Colaborador
A 45 años del Operativo Independencia: el decreto del gobierno de Isabel Perón y los inicios del terrorismo de Estado

En febrero de 1975, el gobierno de María Estela Martínez de Perón ordenó el uso de las fuerzas militares para la represión y “el exterminio” del foco guerrillero que el ERP había instalado en la provincia de Tucumán

https://www.infobae.com/sociedad/20...peron-y-los-inicios-del-terrorismo-de-estado/
 
En esos casos (hablo de los 70 claro) no seria considerados traidores a la patria? y por ende fusilados?

Se que hubo muchos soldados traidores en esos tiempos aunque nunca supe si hubo algún castigo por asi decirlo a este tipo de gente ya que imagino que despues de clavar el puñal no se hubieran ido a acostar como si nada sino que se rajaban con sus camaradas subversivos luego del golpe (desconozco si habrán enganchado a uno posteriormente).

El gran problema era el servicio militar obligatorio. Si no hubiese existido, no hubiesen Incluido a delincuentes en las filas de las FFAA.
El código debería ser para oficiales y suboficiales. No para gente de paso como pasaba antes, gente que no le interesaba ser militar
 
Hércules C-130 (TC-62) derribado en Tucumán
28 de agosto de 1975 - Aeropuerto de San Miguel de Tucumán


DERRIBO DEL AVION HERCULES C-130, MATRICULA TC-62 CUANDO TRASLADABA GENDARMES DE TUCUMAN A SAN JUAN

28 de agosto de 1975 a las 0900 el avión Hércules C-130, matrícula TC-62 despegó de la I Brigada Aérea de El Palomar (Buenos Aires), aterrizando en el Aeropuerto Benjamín Matienzo (Tucumán), a las 11:56 horas, llevando a bordo a 85 pasajeros de la Policía Federal Argentina.

La misión de ese día para el TC-62 comprendería, además de ese vuelo de Tucumán a San Juan, otro traslado de La Rioja a Buenos Aires.

De inmediato se procedió al embarque de 114 miembros de Gendarmería Nacional Argentina, pertenecientes al Equipo de Combate "San Juan", que aparte de ellos, se acomodaron dentro de la aeronave los pertrechos, como también su armamento y munición.

Todos estaban ansiosos por partir y reunirse con sus familias y la tripulación, a su vez, cumplía con los últimos detalles de la partida y nada hacia suponer que en el cumplimiento de una misión rutinaria, podría ocurrir minutos después.

Mientras todo esto ocurría en el aeropuerto, un vehículo con las siglas de Agua y Energía, estacionado a una cuadra y media de la entrada recibía instrucciones por radio de un militante subversivo montonero infiltrado dentro de la estación aérea; así daba inicio la última fase de la "Operación Gardel" ejecutada por el Grupo Montoneros.

Ese día cuando todavía no habíamos salido del estupor de otros hechos similares que estaban ocurriendo, recibimos una noticia que nos conmocionó, el avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina, matrícula TC-62 había sido derribado a las 13:05 horas, por una bomba colocada y hecha estallar por control remoto, en plena carrera de despegue, que la habían colocado por delincuentes subversivos en el desagüe que pasaba por debajo de la pista de aterrizaje del Aeropuerto de Tucumán "Teniente Matienzo", quedando un cráter en el cemento de 12 m de diámetro por 2 de profundidad.

Sí, esto fue noticia el 28 de Agosto de 1975, que mucha gente ya no lo recuerda y otros, aquellos que tienen menos de 40 años de edad, lo desconocen, como muchos otros hechos similares, porque no habían nacido o eran demasiado chicos.

Esta operación se llevó a cabo con una gran precisión, pero por la pericia de la tripulación se evitó que este atentado criminal alcanzara proyecciones de catástrofe, salvando las vidas de más de un centenar de almas que se encontraban a bordo, como así también el desastre que podía haber ocasionado de haberse precipitado sobre el Barrio Obrero situado a continuación de la cabecera de pista de dicho Aeródromo.

El aparato se destrozó al caer a tierra y quedó envuelto en llamas, explotando con impresionante violencia, lo que causó pánico entre los habitantes de la zona próxima al Barrio San Cayetano.

Los restos del avión quedaron esparcidos en un radio de aproximadamente 300 metros, mientras que el grueso de la estructura se incendiaba a un costado de la pista envuelto en llamas y en medio de una columna de humo negro visible a gran distancia del lugar.

La tarea de rescate se hizo muy difícil para los bomberos que estaban atacando el fuego, debido a las explosiones posteriores, causadas por los tanques auxiliares de combustible y el material transportado a bordo.

El día del atentado, se habían registrado seis fallecimientos y veintitrés heridos, nueve de ellos de gravedad.

Un hecho significativo que merece ser recordado, fue que mientras se incendiaba el avión y entre las explosiones, se vivieron escenas heroicas por parte de los bomberos, la gente del lugar, como así también de los tripulantes del Hércules y Gendarmes que habían podido salir de este infierno y volvían para rescatar a los que quedaban atrapados entre los restos del avión, el cual quedó totalmente destruido.

Las autoridades del gobierno constitucional a cargo de la señora Presidente de la Nación Argentina, María Estela MARTÍNEZ de PERÓN, condenaron enérgicamente este accionar terrorista.

En esta acción valerosa pereció por asfixia el Gendarme Raúl Remberto CUELLO, quien salió ileso del avión y entró repetidas veces, salvando valiosas vidas, hasta quedar atrapado por las llamas en el que sería su último intento, dando un ejemplo de valor y coraje llevados hasta el supremo sacrificio.

Fallecieron en este atentado, los Gendarmes Evaristo GOMEZ, Juan Argentino LUNA, Marcelo GODOY, Pedro YANES, Juan RIVEROS y Raúl CUELLO.

http://www.marambio.aq/herculestucuman.html
 
Disfruto ver como lloran. Hasta insultan y tratan de genocida a un conscripto. Gracias a Dios la mayoría de la gente respeta lo que hicieron esos soldados contra la amenaza terrorista ; y disfruto ver a los izquierdista llorar y tratando de minimizar esas acciones. La victoria de los militares justos que lucharon esa campaña se baña en las lagrimas de esos perdedores.
 

Noticias del Sitio

Arriba