Noticias de las Fuerzas Armadas del Perú

Aún se desconoce el destino del dinero​


Perú invertirá 53,4 millones de dólares en 11 proyectos de Defensa

El Banco de la Nación ofrece sus servicios en las Piass fluviales y aéreas de las FFAA del Perú. Foto: Banco de la Nación

El Banco de la Nación ofrece sus servicios en las Piass fluviales y aéreas de las FFAA del Perú. Foto: Banco de la Nación


29/04/2021 | Lima

Peter Watson

El Gobierno del Perú ha aprobado una operación de endeudamiento interno, que será pactada entre el Ministerio de Economía y Finanzas y el Banco de la Nación, en beneficio del Ministerio de Defensa por la suma de 205.109.706 soles, unos 53,42 millones de dólares al tipo de cambio vigente. Los fondos captados vía crédito se emplearán en el financiamiento de 11 proyectos de inversión del sector Defensa, los cuales se han mantenido en reserva.

La cancelación del crédito se llevará a cabo en cuotas semestrales, preferentemente iguales, con la primera con vencimiento el 15 de enero de 2025 y la última a pagar el 15 de julio de 2030. La tasa de interés estará compuesta por el rendimiento promedio ponderado de los bonos soberanos obtenido por interpolación, publicado el día anterior a la fecha de desembolso, equivalente a la vida media más un spread de 40 puntos básicos.

Crédito en trámite desde 2020




A finales de noviembre de 2019, el Gobierno del Perú promulgó el Decreto de Urgencia N° 016-2019 que estipula las condiciones para el endeudamiento del sector público en el ejercicio fiscal 2020.

En dicha norma se habilitó un endeudamiento de hasta 205.109.706 soles para el Ministerio de Defensa y la aprobación de dicho crédito estaba en tramite hacia finales de 2020, en los primeros meses de la gestión de la administración interina que actualmente lidera el aparato estatal peruano.

Mediante la Ley N° 31086, el Gobierno peruano determinó que las operaciones de endeudamiento correspondientes al año 2020 que se encuentren en trámmite al cierre del año pueden ser aprobadas en el primer semestre de 2021 y eso es lo que precisamente se ha hecho, brindarle continuidad al trámite del endeudamiento interno para concretar la transacción con el Banco de la Nación.



https://www.infodefensa.com/latam/2...-usd53-millones-favor-ministerio-defensa.html
 
2 de Mayo de 2021

Acto conmemorativo por el 155° Aniversario del Combate Naval del Dos de Mayo

La Escuela Naval del Perú fue el escenario de la conmemoración del 155º aniversario del Combate Naval del Dos de Mayo, gloriosa victoria ocurrida en 1866 en la que se defendieron los intereses nacionales, rechazando la agresión externa a nuestro país, llevada a cabo por la escuadra española.

El acto interno presidido por el Director de dicho centro de formación superior, Contralmirante Jorge Andaluz Echevarría, contó con la asistencia de personal superior, cadetes navales y personal subalterno, quienes con profundo fervor patriótico recordaron pasajes trascendentes de esta gesta heroica en defensa del Perú.

Es importante mencionar que, la culminación del evento se dió con el tradicional disparo del Cañón Indomable a cargo de los cadetes navales del Batallón Angamos, recordando la historia de unión, patriotismo civil, dedicación y valor de aquellos defensores del Callao y rindiendo tributo a los marinos que en él participaron y en especial al Coronel José Gálvez Egúsquiza, quien murió heroicamente en la Torre de La Merced.








 

Cascos azules peruanos se preparan para la misión de paz en República Centroafricana

Nota de Prensa

En un curso de Predespliegue, impartido por el Centro de Entrenamiento y Capacitación para Operaciones de Paz (CECOPAZ).


4 de mayo de 2021 - 4:32 p. m.

Efectivos militares del Ejército, Marina de Guerra y Fuerza Aérea que integran el VI Contingente de la Compañía de Ingeniería Perú comenzaron esta semana un curso de Predespliegue en el Centro de Entrenamiento y Capacitación para Operaciones de Paz (Cecopaz), previo a su partida a la República Centroafricana.

Este grupo de ‘cascos azules’ peruanos se unirá en junio a la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA), en relevo de nuestro V Contingente.

El curso se inició el lunes 3 de mayo y concluirá en las siguientes semanas hasta completar las 133 horas académicas, en las modalidades mixta y presencial. Con una metodología teórico práctico, permitirá a nuestros militares comisionados desenvolverse de manera óptima en su misión encomendada.

La bienvenida a los instruidos se realizó el último viernes 30 de abril en la sede de Cecopaz, ubicada en las instalaciones de la Escuela de Ingeniería del Ejército, en el distrito de Chorrillos; y contó con la presencia del director general de Educación y Doctrina del Ministerio de Defensa, General de Brigada EP Mario Enrique Risco Carmen, y del director de Cecopaz, Coronel EP José Martín Celi Arrese.

El presente curso de Predespliegue está dirigido a 250 efectivos militares, entre los que se cuentan los 205 integrantes del VI Contingente de la Compañía de Ingeniería Perú.

La principal misión de nuestros cascos azules en el país africano será participar en la construcción y mantenimiento de aeródromos, instalación e implementación de bases de operaciones de paz y otros trabajos de ingeniería asignados por la ONU.



https://www.gob.pe/institucion/mind...-la-mision-de-paz-en-republica-centroafricana
 

Militares inician curso de predespliegue​


Perú enviará un sexto contingente a la misión de la ONU en la República Centroafricana

Miembros del futuro VI Contingente de la Compañía de Ingeniería Perú. Foto: Ministerio de Defensa del Perú

Miembros del futuro VI Contingente de la Compañía de Ingeniería Perú. Foto: Ministerio de Defensa del Perú


08/05/2021 | Lima

Peter Watson

250 efectivos militares de los tres institutos armados del Perú han iniciado un curso de predespliegue en preparación para conformar el VI Contingente de la Compañía de Ingeniería Perú que prestará servicios en la República Centroafricana, como parte de la misión de paz que las Naciones Unidas ha organizado para el empobrecido y atribulado país africano.

El curso de predespliegue se desarrolla en instalaciones del Centro de Entrenamiento y Capacitación para Operaciones de Paz (Cecopaz), dentro de la Escuela de Ingeniería del Ejército, sito en el distrito de Corrillos, en la ciudad de Lima. Es el paso previo a su traslado hacia República Centroafricana.

El curso comenzó el pasado 3 de mayo, consta de 133 horas académicas bajo una metodología teórica y práctica para preparar a los militares peruanos para las labores y retos que se les presentarán en el marco de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (Minusca).


Incorporación en junio





La capacitación de los militares está programada para concluir en las siguientes semanas, en línea para que el sexto contingente militar se incorpore a la Minusca en el próximo mes de junio.

La principal misión de la Compañía de Ingeniería Perú es la construcción y mantenimiento de aeródromos, instalación e implementación de bases de operaciones de paz, habilitación y mantenimiento de vías de comunicación y otros trabajos de ingeniería que le asigne las Naciones Unidas.

El 22 de agosto de 2020, el contingente militar peruano entregó un puente de metal de 15 metros de extensión que ha reemplazado una antigua estructura de madera tendida sobre un río, cuyo estado colocaba en riesgo la vida de los pobladores locales. La construcción del puente comenzó en mayo de 2020, con el financiamiento de la Minusca. 80 militares peruanos fueron asignados al proyecto.


https://www.infodefensa.com/latam/2...tingente-mision-republica-centroafricana.html
 

Los héroes del patrimonio​

Han sido ocho meses en que 40 restauradores, con su esfuerzo y profesionalismo, han recuperado el emblemático monumento a la victoria del Dos de Mayo. ¡La recuperación del Centro Histórico de Lima sigue en curso!

 

Ministra de Defensa agradece a las Fuerzas Armadas por su labor en el Vraem​


A nuestros valerosos efectivos en el VRAEM: “Ustedes están altamente preparados para enfrentar todo desafío. ¡Todos los días ponen su vida al servicio del país y eso se lo agradecemos todos los peruanos!”. ▶ https://bit.ly/3vYKFTH

 

Comisión de Defensa del Congreso aprobó proyecto que propone incrementar el Fondo de las FF. AA. y PNP


Nota de Prensa

También un proyecto que plantea la ley de ascensos del personal subalterno de las Fuerzas Armadas. Ambas iniciativas legislativas fueron sustentadas por la ministra de Defensa, Nuria Esparch.


17 de mayo de 2021 - 7:46 p. m.

La Comisión de Defensa Nacional, Orden Interno, Desarrollo Alternativo y Lucha Contra las Drogas del Congreso de la República aprobó esta tarde, en sesión virtual, los dictámenes de dos proyectos de ley enviados por el Poder Ejecutivo referidos a las Fuerzas Armadas y que fueron sustentados por la ministra de Defensa, Nuria Esparch.

El primero es una iniciativa legislativa que propone incrementar el Fondo para las Fuerzas Armadas y Policía Nacional con recursos provenientes de las regalías del gas de Camisea.

La ministra explicó que el proyecto plantea modificar el artículo 2 de la Ley N° 28455, ley que crea dicho fondo, con el fin de que se incorpore como fuente de ingreso el 30 % de las regalías de la explotación del Lote 57 de Camisea desde enero del año 2023 y el 30 % del Lote 58 de Camisea a partir de su explotación.

Al respecto, el viceministro de Recursos para la Defensa, José Boggiano, presente también en la sesión, añadió que dicho fondo es utilizado para la adquisición, reparación, mantenimiento, repotenciación y renovación tecnológica del equipamiento de las instituciones armadas.

Ascensos en el personal subalterno

La ministra de Defensa también sustentó el proyecto de ley que propone la Ley de Ascensos de los Supervisores, Técnicos, Suboficiales u Oficiales de Mar de las Fuerzas Armadas, argumentando que actualmente los ascensos en el personal subalterno se realizan a través de diferentes directivas internas de las instituciones armadas, lo que les resta predictibilidad, transparencia e igualdad de oportunidades.

Añadió que se hace necesario contar con un marco legal que regule el proceso de ascenso para supervisores, técnicos, suboficiales u oficiales de mar de las Fuerzas Armadas para tener pautas y criterios objetivos de evaluación y disponer de cuadros de mérito estandarizados.

En seguida, el viceministro Boggiano añadió que la norma propuesta por el Ejecutivo comprende las etapas del proceso de ascenso, los requisitos para el mismo, los factores de evaluación y sus pesos porcentuales, las funciones y composición de la Junta de Evaluación, y los ascensos en situación de conflicto armado y por acción de armas.

Al término de la sustentación de los proyectos de ley por parte de la ministra Nuria Esparch, la Comisión de Defensa Nacional y Orden Interno del Congreso, presidida en esta sesión por el congresista Miguel Angel Vivanco Reyes, procedió a su debate y posterior votación, tras de los cuales, ambos dictámenes fueron aprobados por mayoría.

En la sesión la ministra de Defensa estuvo acompañada también por el viceministro de Políticas para la Defensa, Manuel Mesones, el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, General de Ejército César Astudillo, el comandante general del Ejército, General de Ejército Manuel Gómez de la Torre, el comandante general de la Marina de Guerra, Almirante Ricardo Menéndez, y el jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea, Teniente General Jorge Chaparro, y por los técnicos superiores de mayor graduación de las tres instituciones armadas.


https://www.gob.pe/institucion/mind...opone-incrementar-el-fondo-de-las-ff-aa-y-pnp
 

Iniciativa del Ministerio de Defensa​


Perú busca incrementar el fondo de las FFAA con regalías de la explotación gasífera

Sustentación de los proyectos de ley de incremento del fondo y ascensos del personal subalterno. Foto: Min. Defensa de Perú

Sustentación de los proyectos de ley de incremento del fondo y ascensos del personal subalterno. Foto: Min. Defensa de Perú


19/05/2021 | Lima

Peter Watson

La Comisión de Defensa Nacional del Congreso del Perú dio su visto bueno al proyecto de ley remitido por el Poder Ejecutivo para incrementar el Fondo de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional con recursos provenientes de las regalías derivadas de la explotación del gas de Camisea, un gran yacimiento de gas natural ubicado en la región Cusco.

La ministra de Defensa del Perú, Nuria Esparch,explicó que el proyecto de ley tiene como objetivo modificar el artículo 2 de la Ley N° 28455, que crea el Fondo para las Fuerzas Armadas y Policía Nacional para incorporar como fuente de ingreso al fondo el 30% de las regalías de la explotación del Lote 57 de Camisea a partir del año 2023 y el 30% del Lote 58 de Camisea a partir de su explotación.

En el artículo 2 (Ingresos del Fondo) de la Ley N° 28455, ley dada el 23 de diciembre de 2004, se asigna un aporte inicial único de 25 millones de dólares del Tesoro Público, 20% de las regalías percibidas del Lote 88 de Camisea en 2005 y 40% a partir de 2006, 30% de las regalías del Lote 56 de Camisea a partir de su explotación, los intereses generados por los ingresos mencionados y otros ingresos que sean agregados, siendo esto último lo que se está evaluando.

Por otro lado, el viceministro de Recursos para la Defensa, José Boggiano, explicó que el Fondo de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional se utiliza para financiar la compra, reparación, mantenimiento, repotenciación y renovación tecnológica de los equipos de los institutos armados.

Ley de ascensos de supervisores, técnicos y suboficiales




Además, en la misma ocasión, se sustentó un segundo proyecto de ley que tiene el objetivo de brindar predictibilidad a los ascensos de los supervisores, técnicos, suboficiales u oficiales de mar de las Fuerzas Armadas. Actualmente, estos ascensos se realizan mediante directivas internas de los propios institutos armadas, perjudicando la transparencia e igualdad de oportunidades.

El Ministerio de Defensa busca un marco legal que brinde pautas y criterios objetivos de evaluación, estableciendo cuadros de mérito estandarizados. Al respecto, el viceministro Boggiano define las etapas del proceso de ascenso, requisitos, factores de evaluación, pesos porcentuales, funciones y composición de la Junta de Evaluación, ascensos en situación de conflicto bélico y por acción de armas.

Tras la sustentación de ambos proyectos de ley, los congresistas integrantes de la Comisión de Defensa Nacional iniciaron el correspondiente debate y sometieron a votación a los proyecto, aprobando ambos por mayoría.

En la sustentación de los proyectos de ley, acompañaron a la ministra de Defensa y al viceministro de Recursos para la Defensa, el viceministro de Políticas para la Defensa, Manuel Mesones; el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general EP César Astudillo; el comandante general del Ejército del Perú, general Manuel Gómez de la Torre; el comandante general de la Marina de Guerra del Perú, almirante Ricardo Menéndez; el jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea del Perú, teniente general Jorge Chaparro; y los técnicos superiores de mayor rango de los tres institutos armados.


https://www.infodefensa.com/latam/2...ntar-fondo-regalias-explotacion-gasifera.html



- - - - - - - - - - - - - -



El Fondo de Defensa del Perú proveerá 2.070 millones de dólares a las Fuerzas Armadas y Policía Nacional para adquisiciones

Alejo Marchessini, 19 de mayo de 2021




La Comisión de Defensa Nacional, Orden Interno, Desarrollo Alternativo y Lucha Contra las Drogas del Congreso de la República, aprobó el Proyecto de Ley N° 7698 mediante la cual se modifica el artículo 2 de la Ley 28455: Ley del Fondo para las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, que permite incorporar como fuente de ingreso el 30% de las regalías de la explotación del Lote 57 de Camisea desde enero del año 2023 y el 30 % del Lote 58 de Camisea a partir de su explotación. Ambos lotes generaran, de acuerdo a informes de PeruPetro (empresa estatal de derecho privado encargada de promocionar, negociar, suscribir y supervisar contratos para la exploración y explotación de hidrocarburos), un estimado de 110,2 millones de dólares.

Este monto, sumado a los 1.960 millones de dólares que se prevé recibir entre 2021 y 2045 por las regalías de los Lotes 56 y 88, permitirá a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional disponer de un total aproximado de 2.070,2 millones de dólares, que deberían ser empleados en adquisiciones, definidas por el MINDEF como “activos estratégicos”, de plataformas de alto valor operacional. Esto último, se considera una prioridad, pues ante la progresiva disminución de los recursos del Sector Defensa, que se acentuó a partir de mediados de 2016, aunado a la falta de una oportuna decisión política, genero una merma, sumamente preocupante, en las capacidades operacionales de la Fuerzas Armadas, y por ende de su capacidad disuasiva, ya que una parte importante de las plataformas actualmente en uso se encuentran, o están muy cerca, de alcanzar la obsolescencia tecnológica, por lo que urge programar su renovación.

El Presupuesto Institucional de Apertura (PIA) del Sector Defensa, aprobado por el Congreso de la Republica el pasado 30 de noviembre, asciende aproximadamente a unos 2.068.941 dólares, monto que representa una reducción del 8,5%, es decir unos 192,6 millones, en comparación al año anterior. Equivale apenas al 0,96% del Producto Bruto Interno (PBI) y es considerado como uno de los Presupuestos de Defensa más bajos de la historia del Perú. Una perspectiva poco alentadora si lo comparamos con los de Argentina, Chile y Ecuador que equivalen, respectivamente, al 1,3 y 2,8% de sus PBI.

De acuerdo a cifras oficiales, un 93,93% del Presupuesto del 2021 se desglosará de la siguiente manera: 51,64% al pago de salarios, 17,61% a pensiones y prestaciones sociales, 3.56% a donaciones y transferencias (fondos no reembolsables recibidos por parte de gobiernos, instituciones y organismos internacionales u otros entes del estado) y un 21,12% a bienes y servicios. De este último rubro, tan solo un 3% - alrededor de 13,1 millones de dólares – será para mantenimiento y operaciones militares. Del 6,07% restante, un 2,99 % será destinado a proyectos de inversión, 2,76% al pago del servicio de la deuda pública (que cubre los pagos de los programas de adquisición de los últimos años) y 0.32% a gastos diversos. (Alejo Marchessini, Corresponsal de Grupo Edefa en Lima).


https://www.defensa.com/peru/fondo-defensa-peru-proveera-2-070-millones-dolares-fuerzas-para
 
Estimado Oscar200
Aun así, parece que seguirán volando solo los Mirage 2000, se estima algo o hay plan respecto a que vuelvan a estar operativos los MiG-29?
Gracias, saludos
 
Aún se desconocen los detalles sobre que cantidad le tocará a cada rama de las FFAA y en que serán invertidas.
 

Batalla por las compras militares en Perú (1ª parte)

Pedro Cateriano Bellido, ex Ministro de Defensa del Perú, 22 de mayo de 2021





Reproducimos la primera parte del capítulo dedicado a la “Batalla por las compras militares”, de libro “Sin anestesia. Una década de lucha por la democracia” de Pedro Cateriano Bellido, quien de 2012 a 2015 fue ministro de Defensa del Perú y, en dos ocasiones, presidente del Consejo de Ministros (2015-16 y 2020). Editorial Planeta ha publicado esta obra de 460 páginas, que resume, a través de un recuento detallado y lleno de anécdotas, la historia política del Perú de la última década, “ad portas” del bicentenario de su independencia en este año. Como define en el prólogo el Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, “se lee con la misma pasión que ha sido escrito”.

“De 2012 a 2015, viajé varias veces al Vraem porque era el principal centro de operaciones de las Fuerzas Armadas para combatir el terrorismo y el narcotráfico, y porque habíamos trazado el proyecto de construir bases militares para garantizar el control territorial en las zonas que se recuperaban. Las instalaciones se construyeron al amparo de normas secretas, las únicas que, por razones estratégicas y de seguridad, se promovieron bajo esta modalidad, previa aprobación de la Contraloría General de la República, razón por la que me reuní, a fines de 2012, con su titular, Fuad Khoury. El resto de actos jurídicos que se realizaron durante mi gestión como ministro de Defensa fueron llevados a cabo públicamente, conforme al marco legal vigente que encontré al asumir el cargo. Tuve esa previsión porque intuí que la variación de las normas legales se podría utilizar políticamente como argumento para desacreditar mi labor y tratar de confundir de ese modo a la opinión pública. Las recomendaciones de la jefa de la Oficina General de Asesoría Jurídica, la abogada Paola Lobatón, fueron determinantes –luego los hechos demostrarían que hice lo correcto–.


Pese a no haber efectuado ningún cambio jurídico, igualmente fujimoristas y apristas me acusaron con falsedad de violar las normas en los procesos de compra, especialmente, en el caso de las adquisiciones de gobierno a gobierno, una modalidad que en varias oportunidades utilizó la segunda administración de García. Para llevar adelante el programa de adquisiciones y los proyectos de inversión pública que durante años –en algunos casos, décadas– se encontraban trabados en el Ministerio de Defensa, hicimos un análisis del estado de la situación con el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y los comandantes generales. Como se puede suponer, no fue un trabajo sencillo. Por momentos, el proceso de toma de decisiones con las tres instituciones castrenses resultó fatigante y pareció ser un diálogo de sordos. Pero finalmente prevaleció la profesionalidad y la sensatez. Gracias a ello, se trazó una estrategia y se puso en ejecución, luego de ser expuesta al presidente Humala y aprobada por él. Por mi parte, era consciente de que el tema de las adquisiciones militares era, además de extremadamente complejo, muy sensible, y su comunicación no sería sencilla. Más aún, si tenía adversarios que hacían todo lo posible por cuestionar los procesos y bloquearlos. En este sentido, mi conocida rivalidad con fujimoristas y apristas representaba un agravante. Por esa razón, di precisas instrucciones a los comandantes generales para que todos los procesos fueran cumplidos con escrupuloso apego a la ley. Y así se hizo.


DRAMÁTICO REPORTE
Uno de los problemas que encontré en el Vraem fue el estado de precariedad en que se hallaba la atención sanitaria para los miembros de las Fuerzas Armadas, realizada primordialmente en un hospital de campaña. La infraestructura del centro hospitalario de Pichari estaba ahí, pero sin acabados ni equipamiento, y buena parte de sus habitaciones era utilizada como oficinas. Esta Pero había otra necesidad colateral: la poca disponibilidad de helicópteros. Como el Vraem tiene una geografía de difícil acceso, la única manera de movilizar tropas, alimentos y medicinas es con helicópteros. Entonces, se diseñó un plan para repararlos progresivamente, mientras se iniciaba el proceso de adquisición de nuevas unidades. En un momento, el jefe del Comando Conjunto, almirante José Cueto, me informó que contábamos solo con siete helicópteros en estado operativo, una cantidad insuficiente para atender las necesidades de un país de treinta millones de habitantes.

Muchas veces, además, hubo que trasladarlos del Vraem a otras zonas, lo cual complicaba las operaciones y su logística situación se revirtió gracias a un convenio con el PNUD, al amparo del decreto de urgencia impulsado para agilizar los trabajos de recuperación.

Por ello, al llegar al ministerio, por indicación del presidente Humala, me vi obligado a programar un viajé a Rusia con los comandantes generales Ricardo Moncada, del Ejército, y Pedro Seabra, de la Fuerza Aérea. El objetivo era, en primer lugar, garantizar el suministro de repuestos para la operatividad de los helicópteros. Por otro lado, había que tratar de vencer la resistencia de los rusos a proporcionar repuestos para aviones adquiridos por la dictadura de Fujimori y Montesinos en la década de 1990, debido a que estos los habían comprado a intermediarios que se dedicaban al tráfico de armas. Pero, además, yo tenía la preocupación de no contar con un esquema de defensa mínimo ante algunas hipótesis indeseadas, pero posibles referidas a la inminencia del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Sin duda, se necesitaba también contar con un suministro de material para organizar un buen sistema de defensa aérea en el sur, del cual carecíamos. Por esa razón, queríamos invitarlos a participar en el concurso público internacional para adquirir este sistema.

El objetivo no era agredir, sino fortalecer nuestra capacidad disuasiva e impedir ser atacados. Afortunadamente, esas hipótesis no se materializaron. Recuerdo que sostuve una reunión conjunta con el ministro de Defensa de la Federación Rusa, Anatoli Serdiukov, y los jefes del Servicio Federal de Cooperación Técnico Militar (FSVTS), así como los ejecutivos de las corporaciones estatales Rostekhnologii (Tecnologías Rusas) y Rosoboronexport. En ella me aseguraron que su país se encontraba en plena capacidad de proporcionar los equipos que requeríamos. Tal disponibilidad me tranquilizó y, a la vez, me ratificó lo que varios militares ya me habían dicho y yo corroborré: que existía una antigua y sólida relación entre Rusia y el Ejército y la Fuerza Aérea peruanas, construida desde los tiempos de la Unión Soviética. Lamentablemente, pese a los múltiples intentos y a la necesidad, el concurso para la adquisición del sistema de defensa aérea fracasaría.



Al volver al ministerio, el almirante Cueto y los comandantes generales me dieron un dramático reporte de nuestra capacidad operativa. La realidad era que se hallaba enormemente deteriorada en comparación con otros países de la región. En los últimos años habíamos invertido muy poco en el mantenimiento, renovación y modernización de las unidades, material y equipos existentes de nuestras Fuerzas Armadas. Me llamaba la atención que un país como Ecuador, económicamente más pequeño, había destinado mayores recursos. Ni qué decir de Colombia y Chile. El informe sobre la escasez de helicópteros brindado por el almirante Cueto era, en buena cuenta, solo un botón de muestra. Cuando asumí el ministerio, este apenas había ejecutado alrededor del 3 por ciento de los recursos asignados al sector. A ello se sumaba la inestabilidad en el despacho de Defensa, sin duda una complicación adicional en el desarrollo de planes para las Fuerzas Armadas –fui el cuarto en asumir la cartera de Defensa en solo un año de gobierno–.

Por aquellos días, me vino a la memoria la dramática presentación del canciller Carlos Torres y Torres Lara en una sesión de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados en la que participé, antes del golpe del 5 de abril de 1992. El ministro fujimorista expuso las razones que lo llevaron a celebrar con su par ecuatoriano en agosto de 1991 el denominado «Pacto de Caballeros», un singular acuerdo, ajeno a nuestra práctica diplomática que, según él, solucionaba de manera transitoria los 47 problemas limítrofes con el vecino país. Era sabido –y estaba comprobado– que los ecuatorianos habían invadido nuestro territorio en la zona de la cordillera del Cóndor desde el primer gobierno de Alan García, y que nuestras Fuerzas Armadas no los habían repelido. La razón tenía que ver con la irresponsabilidad y falta de decisión del gobernante de turno, así como con el déficit de equipamiento.

Con estos antecedentes, era pues imperativo emprender un programa de adquisiciones de equipos y servicios de uso militar. Pero había que enfrentar intereses políticos y económicos que, por su naturaleza e implicancias relacionadas con la defensa nacional, debían abordarse con prudencia y de manera reservada, pero informando en detalle a la Contraloría General de la República y a la Comisión de Defensa del Congreso.


DE GOBIERNO A GOBIERNO
La situación en materia de adquisiciones no había sido la mejor. Tras la dictadura de Fujimori y Montesinos, que lamentablemente involucró a miembros de las Fuerzas Armadas en vergonzosos actos de corrupción, el gobierno de transición de Valentín Paniagua, en el breve lapso en que con acierto condujo el país (noviembre de 2000-julio de 2001), se propuso poner en marcha un proceso de lucha contra todo tipo de corruptelas, así como de indagación de los hechos en que habían participado algunos militares. De modo que, obviamente, las compras, por necesarias que fueran, debieron postergarse. El gobierno de Alejandro Toledo adquirió solo algunos equipos –cuatro fragatas misileras de segundo uso de la clase Lupo–, pero no llevó a cabo un verdadero plan para potenciar las Fuerzas Armadas.

Durante el segundo gobierno de Alan García, el ministro de Defensa, Allan Wagner, impulsó el denominado Núcleo Básico de Defensa y aprobó normas legales para asignar mayores recursos económicos a las instituciones castrenses. Se efectuaron entonces algunas compras, utilizando para las más cuantiosas la modalidad “de gobierno a gobierno”. Por ejemplo, durante la gestión ministerial de su sucesor, Jaime Thorne (septiembre de 2010-julio de 2011), se adquirieron los aviones canadienses Twin Otter y otras aeronaves neerlandesas. También se hizo mantenimiento y reparación de ciertas unidades, como el polémico y poco explicado caso de los Mirage 2000. Pero nada más que eso. Dada esta crítica situación, acordé con el presidente Humala informar al Congreso.

Lo hice en una sesión secreta del pleno a la que asistieron el almirante Cueto y el jefe de la región militar de Arequipa, general Leonel Cabrera. Abordé el tema de manera transparente, haciendo hincapié en las necesidades del frente interno, pero también considerando posibles escenarios relacionados con el fallo de La Haya.

Desde el punto de vista político y estratégico, el cambio debía ser profundo, buscando una orientación en las relaciones internacionales en el ámbito de la defensa que priorizara criterios técnicos. Por ello, se propuso al Parlamento que en la Ley de Presupuesto de 2013 se perfeccionara la modalidad de adquisición de gobierno a gobierno, incluida la obligación de realizar estudios de mercado. Consideraba que era fundamental incorporar a Estados en las operaciones de compra, para garantizar el fiel cumplimiento de las obligaciones contractuales. En el pasado, algunas empresas ganadoras no cumplieron con sus obligaciones y generaron un grave perjuicio económico. Al mismo tiempo, la relación entre Estados limitaba la acción de intermediación y de vendedores de armas, que habían sido moneda corriente durante el primer gobierno de García y la dictadura de Fujimori y Montesinos. Esta nueva política impulsó las relaciones internacionales y jurídicas a través de la suscripción de convenios marco de cooperación con países como Francia, Países Bajos, Rusia, Canadá y Corea del Sur.

A partir de estos compromisos no solo se suscribieron acuerdos de gobierno a gobierno, sino que se inició una etapa de cooperación pedagógica y técnica, así como de análisis geopolítico. Al mismo tiempo, era consciente de que la transparencia y el respeto a las leyes eran indispensables para desarrollar exitosamente los procesos de adquisición. Por ello, cumplí con informar periódicamente a la Comisión de Defensa del Congreso y a la Contraloría General de la República, a la que solicité efectuar las correspondientes acciones de control. Una vez concluidos los procesos, los principales medios de comunicación tuvieron la posibilidad de conocer directamente las instalaciones de la mayor parte de los países donde se fabricaban los equipos y constatar la alta tecnología utilizada. Así ocurrió con Francia, Italia y Corea del Sur. Que yo recuerde, era un acceso que en el pasado la prensa no había tenido.

Ciertamente, un ministro no realiza ni define las evaluaciones técnicas, legales y financieras que sustentan los procesos de compra, dado que esa es una tarea especializada que corresponde a oficiales, funcionarios y técnicos de las Fuerzas Armadas y del propio Ministerio de Defensa. Lo que un ministro puede y debe hacer es tomar una decisión política e informada basada en criterios institucionales que recomiendan una determinada compra o la desestiman. También puede, y así lo hice, estar atento a la marcha de los procesos de adquisición, lo cual implica una intensiva dedicación que no conoce de treguas. Evidentemente, la toma de decisión se efectúa la mayor parte de las veces en medio de turbulencias políticas e incluso militares, así como de encendidas discusiones públicas y privadas, en las que no faltan agravios y falsas imputaciones.

Para evitar caer en la inacción, un ministro debe saber sobreponerse a un contexto que, a menudo, es adverso. En mi caso, siendo una persona que no esquiva la polémica en materia política, me esforcé en ser extremadamente prudente cuando se trataba de procesos de adquisiciones. Me tragué sapos y pasé malos ratos, sabiendo que formaban parte del quehacer cotidiano de la gestión ministerial. Era absolutamente consciente de que si cedía a la tentación de responder ataques, los procesos de compras correrían el riesgo casi seguro de no efectuarse.


LECCIÓN DE GEOPOLÍTICA
Una de las prioridades era la adquisición de helicópteros, pero no de cualquier tipo, sino de gran potencia de motor para operar en los Andes, lo que implicaba que pudieran cruzar con facilidad la cordillera, aterrizar, apagar los motores, cumplir operaciones en tierra por el tiempo que fuera necesario, volver a encender los motores y despegar sin contratiempos. Todo lo cual, por la altitud de los Andes peruanos, no está en capacidad de ser efectuado por cualquier tipo de helicóptero. Por ejemplo, durante el segundo gobierno de García Pérez se habían comprado naves rusas que, por falta de otras más adecuadas, se tenían que usar en ese terreno, aunque sin ser de mala calidad no estaban preparadas para las maniobras requeridas, al punto de que no se podían apagar los motores antes de volver a elevarse, con las consiguientes complicaciones logísticas y de costos que ello suponía.

De este modo, el Ejército realizó una convocatoria internacional para comprar veinticuatro helicópteros mediante la modalidad de gobierno a gobierno, en lo que se denominó el proyecto Salkantay, e invitó a la Federación Rusa, pero también a otros países, como Estados Unidos, Francia, Italia, Ucrania y Corea del Sur, aunque al final solo se evaluaron las propuestas técnicas y económicas francesa, surcoreana y rusa, que fueron las únicas que cumplieron con entregarse. En el caso de Rusia, el proceso implicaba renovar una alianza estratégica militar que se remontaba a varias décadas atrás y firmar un acuerdo de cooperación como los que se habían celebrado con los otros países. Por esa razón, en octubre de 2012, vino al Perú el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, a quien por seguridad recibí en el Pentagonito.

Era un general de gesto adusto y pocas palabras. A la hora de la cena, con la intención de romper el hielo, le dije, traductor de por medio, que acaso se debía aburrir con un ministro de Defensa latinoamericano y logré arrancarle una ligera sonrisa. Ya más animado, me contó que llevaba más de veinte años como ministro. «Ah, vaya oficio», le comenté. Entonces, me explicó que antes había ocupado otra cartera, pero que desde la llegada del presidente Putin se había convertido en su ministro de Defensa. En ese tiempo, había tratado con gente de peso, de todo color político y procedencia: el rey de España, los dos hermanos Castro, el libio Muamar el Gadafi, entre otros. Esa noche le invitamos un lomo saltado, pero me dio la impresión de que no le gustó tanto. Tampoco bebió; diría que probó el pisco sour por protocolo. Pero ya al final, en un gesto especial, sacó una tablet y me mostró una serie de fotos con el presidente Putin, en las que aparecían cazando, en las montañas, todas con paisajes paradisiacos de fondo.

Tiempo después, la comisión que elaboró el informe con la recomendación final, presidida por el general de brigada EP Germán Gonzales Doimi, seleccionó la propuesta rusa en lugar de la francesa, que constaba de veinticuatro helicópteros, modelo Mi-171SHP. Luego de que se seleccionó al ganador, el presidente Humala consideró conveniente que se concretara el establecimiento de una planta para la reparación y el mantenimiento de helicópteros en nuestro país, con lo que estuve de acuerdo, pues permitiría la transferencia tecnológica necesaria para asegurar su mantenimiento y, por lo tanto, una mejor disponibilidad operativa. También representaría un gran ahorro económico para el país, porque de esta forma se evitarían los costosos viajes a Rusia para hacer las reparaciones. Le sugerí al presidente, y él respaldó mi iniciativa, que la planta se construyera en Arequipa, no solo por el especial afecto que guardo a la tierra de mis antepasados, sino para descentralizar este tipo de operaciones y aprovechar la sequedad del clima del sur, que ayuda a mantener las naves en estado óptimo. En esa parte de la negociación tuve que intervenir directamente y recuerdo que llamé al ministro Shoigú un 24 de diciembre para avanzar en este proceso.

En setiembre de 2014, viajé a Moscú en visita oficial, para ver el proceso de fabricación de los aviones y coordinar el pago, acompañado del comandante general del Ejército, Ronald Hurtado, quien reemplazó al general Ricardo Moncada, iniciador de este complejo proyecto que llegó a buen puerto, en gran parte, gracias a su gestión. También integraron la delegación el general Germán Gonzales y mi edecán, el teniente coronel Roberth Quirós. El viaje se produjo en medio de una polémica que causó cierto resquemor en el Gobierno de Estados Unidos: Rusia había tenido un problema con Ucrania y se habían suspendido los pagos hacia ese país, dado que todos se hacían vía Nueva York. Entonces, el embajador norteamericano Brian Nichols me pidió una reunión para preguntarme si realmente viajaría a Rusia. Yo le respondí que sí, porque era mi obligación defender los intereses del Estado, que la compra no guardaba relación con el problema que ellos tenían con los rusos y que, además, se había acordado antes de que este se produjera. “Usted es testigo, embajador, de mi trabajo para mantener una buena relación con su país, pero también hacemos lo propio con Rusia en el ámbito de la Defensa”, le precisé. Aun así, a través del Ministerio de Economía y Finanzas, se tuvo que hacer gestiones especiales para pagarles a los rusos, porque las rutas bancarias habituales estaban bloqueadas.

Al llegar a Moscú, me recibió el ministro Shoigú con un estricto protocolo castrense. Me rindieron honores en la plaza de la Victoria, ubicada al pie del Museo Nacional de Historia de la Gran Guerra Patriótica, que conmemora la participación rusa en la Segunda Guerra Mundial. La marcialidad era impresionante. Los soldados desfilaban mirándome directamente a los ojos, no al vacío ni al frente, lo que reflejaba su férrea formación militar. Aunque fueran cosa del pasado, se percibían nítidamente los rezagos del imperio. Ciertos elementos ceremoniales habían quedado marcados y formaban parte de la educación y cultura de esas Fuerzas Armadas, tal como también pude percibir en Alemania, Francia e Italia.

En ese entonces, me habían diagnosticado erróneamente celiaquía, así que tenía prohibido comer cualquier cosa que tuviera gluten. Fue una molestia que duró ocho años. Por ello, mi secretaria había avisado que no me sirvieran nada con esa proteína, pero olvidó precisar que, además, era alérgico a los mariscos. Así que en la cena oficial en el Ministerio de Defensa ruso, si bien no recibí nada con gluten, desfilaron platos con langostinos, cangrejos y otros moluscos. Mi colega se percató de que devolvía los platos intactos, así que llamó a uno de sus edecanes para averiguar qué ocurría. Tuve que decir que lamentablemente, además de ser celiaco, tenía esa otra alergia. Entonces, a partir de ese momento, cambió el sentido del desfile culinario y comenzaron a traerme unas carnes verdaderamente deliciosas.

Durante la gira, los dos generales viajaron a visitar la fábrica de los helicópteros, que quedaba en Ulán-Udé, lejos de Moscú. Por mi parte, pude sostener un diálogo privado con el ministro Shoigú. Empezó por agradecer mi visita, sobre todo por el contexto en que se había producido. Luego vino lo más interesante: una sabrosísima e instructiva charla sobre geopolítica, la cual, por obvias razones de confidencialidad, no puedo revelar, pero sí asegurar que resultó más ilustrativa que los mejores libros sobre el tema, entre otras razones porque fue con alguien que, a título de una de las potencias mundiales, tomaba decisiones desde hacía dos décadas.

Se trató de una operación costosa que superó ligeramente los 528 millones de dólares. Para su ejecución, se cumplió escrupulosamente con todos los pasos y las etapas establecidas por ley: el correspondiente decreto supremo se publicó en el diario oficial El Peruano, la Contraloría inició a mi solicitud una auditoría y, tiempo después, dio cuenta de no encontrar ninguna ilegalidad. El contrato y sus plazos se cumplieron a cabalidad”.


https://www.defensa.com/peru/batalla-por-compras-militares
 

Designación del comité técnico​


Perú inicia el proceso para la contratación de seguros para el equipamiento de las FFAA

Fachada de la sede de la Acffaa en la ciudad de Lima. Foto: Acffaa

Fachada de la sede de la Acffaa en la ciudad de Lima. Foto: Acffaa


29/05/2021 | Lima

Peter Watson

La Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas del Perú (Acffaa) ha designado a los miembros del comité técnico especializado que se hará cargo del proceso de contratación corporativa de los seguros de aviación, vehicular, marítimos y fluviales en beneficio de las Fuerzas Armadas.

El comité estará conformado por Gary Lizardo Pérez Barrantes, en representación de la Dirección de Catalogación de la Acffaa; Fiorella Franchezca Revilla Delgado, de la Dirección de Procesos de Compras; y Michael Martín Tafur Mendoza, en representación de la Dirección de Estudios de Mercado de la Acffaa.

Tareas del comité




Entre las funciones del comité técnico especializado destacan absolver las consultas relacionadas al proceso de consolidación de los requerimientos de los institutos armados y otras entidades del sector Defensa y sobre la homogeneización de las condiciones de la contratación, requisitos de calificación; absolver consultas de los Comités de Selección o Comités de Contrataciones en el mercado extranjero sobre los mismos puntos; asesorar técnicamente a los comités en los porcedimientos de selección o procesos de contratación en el mercado extranjero que sean convocado bajo la modalidad de compras corporativas.

Asimismo, tendrán la tarea de analizar los ítems que son comunes en las listas generales, para la realización de compras corporativas, para obtener información conducente a la elaboración de las fichas técnicas que correspondan y para tal fin presentarán un informe semestral.



https://www.infodefensa.com/latam/2...nauticos-fluviales-maritimos-vehiculares.html
 

Grandes programas de la Defensa del Perú en 2021

Alejo Marchessini, 29 de mayo de 2021




El Presupuesto Institucional de Apertura del Sector Defensa del Perú, aprobado por el Congreso de la Republica el 30 de noviembre del pasado año, asciende aproximadamente a unos 2.068.941.504 de dólares, monto que representa una reducción del 8,5 por ciento, es decir unos 192,6 millones en comparación al año anterior. Pese a esta rebaja, mantiene abiertos interesantes programas para dotar a sus Fuerzas Armadas de nuevo equipamiento.

Un 93,93 por ciento del presupuesto de 2021 del Ministerio de Defensa (MINDEF) se desglosará así: 51,64 por ciento al pago de salarios, 17,61 a pensiones y prestaciones sociales, 3.56 a donaciones y transferencias (fondos no reembolsables recibidos por parte de gobiernos, instituciones y organismos internacionales u otros entes del Estado) y un 21,12 a bienes y servicios. De este último rubro, tan solo un 3 –alrededor de 13,1 millones de dólares– será para mantenimiento y operaciones militares. Del 6,07 restante, el 2,99 se destinará a proyectos de inversión, el 2,76 al pago del servicio de deuda pública (que cubre los de programas de adquisición de los últimos años) y el 0,32 a gastos diversos.

Una parte importante de las plataformas actualmente en uso en las Fuerzas Armadas se encuentran, o están muy cerca, de alcanzar la obsolescencia tecnológica, por lo que urge con carácter prioritario programar su renovación. En ese contexto, las adquisiciones a futuro, definidas como activos estratégicos, se realizarán con cargo al Fondo de Defensa Nacional, que entre 2021 y 2030 deberá recaudar, producto de las regalías de los lotes 56 y 88 del gas de Camisea, unos 2.700 millones de dólares, que se emplearán exclusivamente para equipar a las Fuerzas Armadas con plataformas de alto valor operacional.

De cara a 2021, las principales estrategias del MINDEF son fortalecer las capacidades y desarrollar mecanismos de articulación con las oficinas de Seguridad y Defensa Nacional (OSDENA), como principales integrantes del Sistema de Defensa Nacional; aumentar el nivel de alistamiento operacional de las Fuerzas Armadas en los aspectos de personal y logística para operaciones e instrucción y entrenamiento; incrementar la cobertura y capacidad de vigilancia de fronteras y del territorio en los ámbitos terrestre, acuático y aéreo; mejorar el nivel de efectividad en la neutralización de las acciones de defensa activas y reactivas de forma conjunta en las Fuerzas Armadas ante ciberataques; mejorar la eficacia de la presencia del sector en el orden interno en apoyo a la Policía Nacional para combatir actividades ilícitas y lucha contra el terrorismo; implementar el Grupo de Intervención Rápida de Emergencias y Desastres (GIRED); continuar liderando la estrategia Tayta de protección y apoyo a las familias afectadas por el COVID-19; y promover la realización de investigaciones que generen conocimiento y favorezcan la independencia tecnológica del sector.

Además, se implementará y pondrá en operación una base militar en La Pampa, a fin de consolidar y restituir el principio de autoridad, erradicar la minería ilegal y sus delitos conexos de la Zona de Amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata (Madre de Dios).


Marina
La Marina de Guerra avanza en el Programa de Modernización de los submarinos 209/1200 (Clase Angamos). La primera unidad en ser sometida a este proceso fue el BAP Chipana (SS-34) en diciembre de 2017, la cual registra un avance del 78,3 por ciento. Su reincorporación al servicio está prevista para el primer trimestre de 2022. Está en curso en el BAP Antofagasta (SS-32) y se aplicará progresivamente a los BAP Angamos (SS-31) y BAP Pisagua (SS-33), permitiendo extender su vida útil para que puedan operar por lo menos de 15 a 20 años. La actualización a cargo del SIMA, con asesoría y asistencia técnica de la alemana ThyssenKrupp, incluye, entre otros, la instalación del sistema de combate Kallpa, desarrollado por SIMA-SAE, periscopios SERO 250 de Hensoldt y ESM/ELINT Timnex II y dotarlos de la capacidad para utilizar el misil antibuque MBDA SM39 Exocet.

El astillero del Servicio Industrial de la Marina (SIMA) en el Callao, en el marco del Programa de Construcciones Navales de Alto Bordo, registraba al mes de febrero un avance del orden del 24 por ciento en la construcción de segundo buque multipropósito de la Clase Makassar, el BAP Paita, que deberá ser lanzado en 2022. A esto se suma desde diciembre la fabricación –mediante paquetes CKD (Complete Knock Down)– de 2 lanchas de interdicción marítima CB-90HSM adquiridas a la sueca Sundin Dockstavarvet, que deberán ser entregadas en 2022. Otras dos comenzaran a ser producidas en agosto próximo. A fines de marzo, SIMA-Chimbote entregó las patrulleras marítimas BAP Río Tumbes (PM-208) y BAP Río Locumba (PM-209), de la Clase Río Pativilca, que fueron incorporadas a la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI), mientras que SIMA-Iquitos hizo lo propio con la PIAS (Plataforma Itinerante de Acción Social) Yaravi.

La Aviación Naval –que comenzó a operar desde su nueva sede ubicada en el aeropuerto internacional de Lima/Jorge Chavez (construida mediante una inversión de aproximadamente 80 millones de dólares)- reforzó sus capacidades con la incorporación de 1 avión de transporte An-32B de segunda mano, adquirido mediante un contrato con la rusa Ural Avia de 3,1 millones de dólares, que remplaza al accidentado en Mazamari en octubre de 2017. Los 4 SH-2G (P2) Super Seasprite para misiones antisubmarinas (ASW) y de ataque están en curso de entrega, mientras que el Fokker 50MPA que está siendo sometido en la Fabrica Argentina de Aviones (FAdeA) Brigadier San Martin a modificaciones estructurales, a fin de dotarlo del equipamiento de inteligencia de señales (SIGINT), adquirido a la israelí Elta Systems a través de un contrato de 23,4 millones de dólares, registra un avance del 40 por ciento.


foto: Patrulleras BAP “Río Locumba” (PM-209) y BAP “Río Tumbes” (PM-208).

En 2025 se prevé iniciar la construcción en SIMA de 2 de 6 fragatas multirrol de 3.000 a 3.500 ton. y 2 submarinos de 1.200 a 2.000 ton, que remplazarán a los 209/1100 (Clase Islay): BAP Islay (SS-35) y BAP Arica (SS-36). De manera más inmediata, se prevé el arribo de la corbeta BAP Guise (CM-28), segunda unidad de la Clase Pohang donada por Corea del Sur, la cual será asignada a la Fuerza de Superficie; y se gestiona la adquisición de 2 petroleros de 40.000 ton. para el Servicio Naviero; al menos 3 patrulleros oceánicos OPV (Off-Shore Patrol Vessel) de 1.500 a 2.000 ton.; 4 buques de desembarco de 500 a 700 ton., que permitan afrontar de manera eficaz desastres naturales y trasladar apoyo a poblaciones costeras; y 5 helicópteros de transporte y combate Mi-171Sh. La transferencia por parte de la Armada de Brasil de los submarinos Timbira (S-32) y Tapajó (S-33) del tipo 209/1400 está aún sin definir.


OPV para la Marina de Guerra
La Marina obtuvo la aprobación del Proyecto de Inversión Pública (PIP) denominado Ampliación de la Capacidad de realizar Operaciones Guardacostas de Superficie con Patrulleras Tipo OPV (Offshore Patrol Vessel) en el Dominio Marítimo y Área de Responsabilidad SAR (Search and Rescue), que prevé la adquisición de 3 unidades de 1.500 a 2.200 ton. a plena carga. La inversión estimada sería de aproximadamente 85 millones de dólares por unidad. Su función, a las órdenes de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI), consistirá en realizar misiones de control y vigilancia, patrulla e interdicción, así como búsqueda y rescate entre las millas 100 y 200 del mar territorial peruano, denominado de Grau, es decir, un área de 166.307,4 millas cuadradas, que en funciones de SAR –en el marco de la normativa de la Organización Marítima Internacional (OMI)– se extiende a la milla 3.000, con una extensión de 2.230.166,25 millas cuadradas.

La necesidad de los OPV para cubrir el área hasta las 200 millas es considerada prioritaria, pues actualmente la DICAPI sólo cuenta con la patrullera oceánica BAP Guardiamarina San Martin (PO-201), que se encuentra al final de su vida útil y deberá ser retirada del servicio próximamente. A estas, se suman unas 30 costeras de las clases Chicama (Sea Ark), Zorritos/Parachique y Tipo 957Y, que operan por lo general hasta la milla 20; y de 4 marítimas de la Río Pativilca, que realizan sus operaciones en un rango que alcanza la milla 100 y que, dada la falta de OPV, llegan incluso a la 150, dependiendo de las necesidades operacionales. Serán construidas en los astilleros del Servicio Industrial de la Marina (SIMA-Perú), generarán unos 1.800 puestos de trabajo y beneficiarán de manera indirecta a un importante número de pequeñas y medianas empresas.

Permitirán al SIMA modernizar su equipamiento y procesos de construcción de alto bordo, formar a su personal y adquirir, mediante transferencia tecnológica, nuevas capacidades. Su eslora será de 80 a 100 m., la manga de 10 a 14 y el puntal no menor de 6,5. Contarán con propulsión CODAD (Combined Diesel and Diesel) o CODAG (Combined Diesel and Gas), proporcionando una velocidad económica de 12 nudos y máxima de 20, con un alcance de 6.000 mn. y una autonomía de 30 días. Podrán transportar 2 contenedores de 20 pies y 2 botes inflables de casco rígido RHIB (Rigid Hull Inflatable Boat) y disponer de una cubierta de vuelo y hangar para albergar 1 helicóptero AB-412SP. La tripulación será de 70 efectivos y el armamento comprendería 1 RCWS (Remote Control Weapon System) de 30 mm. y 2 ametralladoras de 12,7 mm.


Ejército y Fuerza Aérea
El Ejército incorporó los 8 blindados A200 4x4 adquiridos a la alemana Aurum International) en 2019, que serán destinados a operaciones de contrasubversivas en el VRAEM (Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro). Este año se espera retomar, mediante el Programa Pacha Kuyuchix, la adquisición de 301 vehículos de combate 8x8: 178 de transporte de personal (APC) y 123 de combate de infantería (IFV). Lo escaso del presupuesto permitirá, en una primera fase, adquirir tan solo 22 (16 APC y 8 IFV) por un monto aproximado de 38 a 40 millones de USD.


foto: Mi-171Sh-P Hip H disparando una salva de cohetes S-8 de 80 mm

Otra adquisición de importancia, en espera de financiación y que se realizará mediante una licitación internacional, será la de 10.000 fusiles de asalto de 7,62x51 mm. para el Comando Operacional del Sur (COS) por 29,3 millones de dólares. El Centro de Mantenimiento Aeronáutico del Ejército (CEMAE) de La Joya se encuentra en proceso de subsanar las observaciones en cuanto a infraestructura y servicios detectadas por Rosoboronexport en enero de 2019. Se prevé que hacia fines de año obtendrá la certificación del fabricante para realizar únicamente, de acuerdo a lo estipulado en el Convenio Específico de Offset N° 1, el mantenimiento y reparación mayor de los helicópteros de transporte y combate Mi-171Sh-P de la Aviación del Ejército.

La Fuerza Aérea del Perú (FAP) centrará sus esfuerzos en optimizar, mediante el Programa de Soporte Logístico Integral con Stock 0, las capacidades de sus 12 Mirage 2000P/DP, mientras que sus MiG-29 Fulcrum C (5 SMP y UB con estándar SMP, así como otros 8 S y 3 SE) serán retirados del servicio. De los 10 Su-25K/UBK Frogfoot sometidos a inspección mayor por parte del Servicio de Mantenimiento (SEMAN), gracias a un contrato de 40 millones de dólares con Rosoboronexport, al menos 5 ya se encuentran operacionales, estimándose que otros 2 se reincorporen antes de finalizar el año. Los A-37B Dragonfly, ante su evidente obsolescencia, dificultades para obtener partes, motores y piezas de recambio, pasarán a retiro próximamente y eventualmente serán remplazados por un LIFT (Lead-In Fighter Training), figurando entre las opciones el Leonardo M-346 Master, el KAI F/A-50 Golden Eagle y el Yak-130.

En 2020 y en los primeros meses de 2021, la FAP incrementó sus capacidades de transporte y evacuación de pasajeros, tan necesarias para afrontar la crisis generada por la pandemia con la adquisición de 1 Boeing 737-300 a D&S Aviation por 3,75 millones de dólares; y 2 KC-130H Hercules a España por 25 millones de euros. En lo que a adquisiciones se refiere, específicamente para optimizar las capacidades operacionales del Grupo Aéreo N° 51, se concretó la de otros 4 aviones de instrucción CH-2000 Alarus, que serán ensamblados por SEMAN; y 2 helicópteros de instrucción Enstrom F-280FX Shark.

En este año se deberán recibir 8 helicópteros UH-1H Huey donados por Corea del Sur y concretar la adquisición de al menos un par de aviones ambulancia, de modelo aún por definir. Los planes incluyen la adquisición de 6 aviones de alta acrobacia. A partir de 2022 se espera retomar la adquisición de los C-27J Spartan (Programa de Recuperación de Capacidad de Movilidad Aérea Eficaz con Aeronaves de Mediano Alcance y Mediana Capacidad de Carga) y la de 4 Mi-171Sh (Programa de Recuperación de la Capacidad de Movilidad Aérea Eficaz y Soporte de la Fuerza con Aeronaves de Ala Rotatoria de Mediana Performance) y de un sistema de defensa aérea.

El Servicio de Mantenimiento (SEMAN), dentro del Proyecto Antarqui, prevé el ensamblaje de otros 2 CH-2000 Alarus para el Grupo Aéreo N° 51, unidad encargada de la formación de los oficiales pilotos de la FAP. De otro lado, su asociación con Helicentro Perú y Russian Helicopters, a través de un Convenio de Cooperación Técnica suscrito en diciembre de 2016 para realizar la reparación y mantenimiento de helicópteros rusos, tanto civiles como militares, rinde sus frutos. En 2019 se materializó la reparación e inspección mayor de 5 Mi-17-1B, 4 de la FAP y 1 de la Policía Nacional; y en 2020 de otros 3 Mi-17-1B de la FAP, que fueron entregados en diciembre pasado. La tercera nave, 1 Mi-17MT adquirido a Nicaragua en 1992, viene siendo convertido a Mi-17-1B, previéndose que sea entregado en abril próximo. (Revista Defensa nº 517, Alejo Marchessini)


https://www.defensa.com/en-abierto/grandes-programas-defensa-peru-2021
 

Congreso aprobó ley para incrementar el Fondo de las FF. AA. y PNP

Nota de Prensa

31 de mayo de 2021 - 8:44 p. m.

El Pleno del Congreso de la República, aprobó esta noche, en sesión virtual y por amplia mayoría, un proyecto de ley presentado por el Poder Ejecutivo y que tiene por finalidad incrementar el Fondo para las Fuerzas Armadas y Policía Nacional con recursos provenientes de las regalías del gas de Camisea.

El Fondo es utilizado para la adquisición, reparación, mantenimiento, repotenciación y renovación tecnológica del equipamiento de las instituciones armadas y PNP. La iniciativa aprobada hoy modifica el artículo 2 de la Ley N° 28455 para incorporar como fuente de ingreso del Fondo el 30 % de las regalías de la explotación del Lote 57 de Camisea desde enero del año 2023 y el 30 % del Lote 58 a partir de su explotación.

“Esta iniciativa permitirá contar con nuevos ingresos, más predecibles y sostenibles en el largo plazo. Con ello se podrá fortalecer la capacidad operativa de nuestras FF.AA., la respuesta inmediata ante desastres naturales, la lucha contra el narcoterrorismo y la minería ilegal, así como la misión en primera línea contra la COVID-19”, explicó la ministra de Defensa, Nuria Esparch, el pasado 17 de mayo cuando sustentó los alcances del proyecto de ley ante la Comisión de Defensa Nacional, Orden Interno, Desarrollo Alternativo y Lucha Contra las Drogas del Congreso de la República.

La aprobación del proyecto de ley fue con 92 votos a favor, uno en contra y 10 abstenciones. También por amplia mayoría fue aprobada la exoneración de la segunda votación.


https://www.gob.pe/institucion/mind...-para-incrementar-el-fondo-de-las-ff-aa-y-pnp
 

Tras un ataque terrorista en la región​


Perú instalará una nueva base militar en en el Vraem

La ministra Nuria Esparch tras firmar el acuerdo para instalar la nueva en el Vraem. Foto: MinDef Perú

La ministra Nuria Esparch tras firmar el acuerdo para instalar la nueva en el Vraem. Foto: MinDef Perú


04/06/2021 | Lima

Peter Watson

La ministra de Defensa, Nuria Esparch, ha anunciado que se instalará una base contraterrorista en el centro poblado de San Miguel del Ene, lugar donde días atrás fueron asesinados 16 civiles, incluyendo cuatro menores de edad, por el grupo terrorista Sendero Luminoso. San Miguel del Ene es un pueblo del distrito de Vizcatán del Ene, provincia de Satipo, en la región Junín, Vraem, en el centro de Perú.

"Lo que ha ocurrido es imperdonable, pero no va a quedar impune. Vamos a vencer. Nunca más debe suceder algo así", afirmó Esparch durante una visita a la Base Contra Terrorista de Valle Esmeralda, en la región Junín. En la misma ocasión, el alcalde de Viscatán del Ene, Alejandro Atao Guerreros, firmó un acta de acuerdo con el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general César Astudillo, para la instalación de la nueva base militar ante la presencia del presidente del Comité de Autodefensa de San Miguel del Ene, Edgar Curo Huamán, la subprefecta del distrito de Viscatán del Ene, Nélida Mancilla, el comandante general del Ejército del Perú, general Manuel Gómez de la Torre Araníbar y el jefe del Estado Mayor de la Marina de Guerra del Perú, vicealmirante Silvio Alva Villamón.

Para la instalación de la base contraterrorista, la Municipalidad de Vizcatán del Ene cederá por un plazo de diez años un terreno ubicado en el poblado San Miguel del Ene. La nueva base estará a cargo del Batallón Contraterrorista N° 324.

Además, se fortalecerá el Comité de Autodefensa con un pequeño lote de 15 armas de pequeño calibre, municiones y entrenamiento. Este mismo mes, las Fuerzas Armadas realizarán una acción cívica para brindar atención médica a los pobladores de San Miguel del Ene.



https://www.infodefensa.com/latam/2021/06/04/noticia-instalara-nueva-militar-vraem.html
 

Adiestramiento internacional del 11 al 18 de junio​


Perú envía una delegación de 31 militares al ejercicio Panamax 2021

Maniobra de extracción rápida en Panamax 2011. Foto: Armada de Estados Unidos

Maniobra de extracción rápida en Panamax 2011. Foto: Armada de Estados Unidos


06/06/2021 | Lima

Peter Watson

El Ministerio de Defensa del Perú ha autorizado la participación de una delegación de las Fuerzas Armadas para participar en el ejercicio militar conjunto Panamax 2021, que se llevará a cabo en la ciudad de Miami, Estado de Florida, Estados Unidos, entre el 11 y 18 de junio.

El Grupo Consultivo y de Ayuda Militar de Estados Unidos (Grucam) remitió el Oficio N° 0134/MAAG/NAVSEC a la Jefatura del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, informando que Perú tiene la posibilidad de enviar una delegación de 31 oficiales militares al ejercicio Panamax 2021. Indica asimismo que los gastos de transporte -ida y vuelta- alimentación y alojamiento de la delegación peruana serán financiados por el Gobierno de Estados Unidos.

Mediante el Oficio N° 0134/MAAG/SOLO, el Grucam informa que se ha realizado una modificación en el número de oficiales que pueden formar parte de la delegacón peruana, reduciéndola de 31 a 18 oficiales.

La Jefatura de la 7ma División del Estado Mayor Conjunto de Perú informa por su parte que la participación en Panamax 2021 es de interés porque servirá para incrementar las experiencias en el proceso de planeamiento a nivel operacional, conjunto y combinado, redundando en beneficio del accionar conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú.

Conformación de la delegación




La delegación millitar peruana está conformada por 13 oficiales del Ejército del Perú, entre titulares y suplentes. El coronel Manuel Bernard Javier Alva (titular), coronel Sandro Ricardo Mariscal Villavicencio (suplente), teniente coronel Elmer Raúl Zelada Valdivieso (titular), teniente coronel Jorge Américo Farfán Salas (suplente), teniente coronel Jorge Jesús Manrique Pinto (titular), teniente coronel Henry Edgar Ríos Izquierdo (suplente), mayor Oscar Midward Aparicio Chávez (titular), mayor Francisco De la Cruz Surichaqui (suplente), teniente coronel Jony Elar Sotelo Novoa (titular), teniente coronel Marco Antonio Sánchez Ramírez (suplente), mayor Uber Alan Romero Gutiérrez (titular), mayor Yanusz Martín Ugarte Decada (suplente), mayor José Alarcón Alarcón (titular), mayor Williams Gómez Huallanca (suplente), mayor Berto Ignacio Huamán Guerrero y el mayor Carlos Encinas Gómez (suplente).

De la Marina de Guerra del Perú participan seis oficiales, todos titulares. El contralmiirante Oscar Iván Oliva Angulo, capitán de navío Alfredo Carlos Osorio Bromberg, capitán de navío Luis Eduardo Pérez Astete, capitán de fragata Danny Walther López Sánchez, capitan de fragata Claudio Zegarra Huaco y el capitán de corbeta Marco Antonio Diallo Calderón.

La Fuerza Aérea del Perú envía ocho oficiales. El mayor Piero Maximiliano Martínez Herrera (titular), comandante Carlos Gustavo Barrientos Rojas (suplente), comandante Manuel Eduardo Rodriguez Barrera (titular), Mayor Julissa Sofía Laguna Arana (suplente), comandante Alinor Muñoz Torres (titular), comandante Darwin Del Águila Mendoza (suplente) y el mayor Anibal Andrés Lanao Castillo (titular).


https://www.infodefensa.com/latam/2...ion-militar-participar-ejercicio-panamax.html
 

Aprobación de la Política de Desarrollo Institucional​


Perú establece las líneas de modernización de sus Fuerzas Armadas

Personas a cargo de la Política de Desarrollo Institucional de las Fuerzas Armadas del Perú. Foto: Ministerio de Defensa del Perú

Personas a cargo de la Política de Desarrollo Institucional de las Fuerzas Armadas del Perú. Foto: Ministerio de Defensa del Perú


09/06/2021 | Lima

Peter Watson

El Ministerio de Defensa ha aprobado la Política de Desarrollo Institucional de las Fuerzas Armadas del Perú con el objetivo de plasmar en papel las bases del proceso de modernización de los institutos armados del país andino. La aprobación se ha concretado mediante la Resolución Ministerial N° 0268-2021-DE que ha sido publicada el 8 de junio en el diario oficial.

Para el desarrollo de a política de desarrollo institucional se conformó una comisión y un grupo de trabajo. La comisión estuvo conformada por el viceministro de Políticas para la Defensa (quien fungió como presidente), viceministro de Recursos para la Defensa, la secretaria general, jefe de Gabinete de Asesores del Despacho Ministerial, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, jefe del Estado Mayor del Ejército del Perú, jefe del Estado Mayor General de la Marina de Guerra del Perú y jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea del Perú.

El grupo de trabajo estuvo conformado por el director general de Política y Estrategia del Ministerio de Defensa, director de Política y Planeamiento Estratégico para la Defensa, un asesor del viceministro de Políticas para la Defensa, un asesor técnico y un asesor legal de la Dirección de Política y Planeamiento Estratégico para la Defensa, un representante del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, un representante del Ejército del Perú, un representante de la Marina de Guerra del Perú y un representante de la Fuerza Aérea del Perú. Ellos tuvieron a su cargo la elaboración de los contenidos de la política institucional.

El 6 de septiembre de 2018 se conformó un primer grupo de trabajo para la elaboración de la indicada política, y un segundo grupo de trabajo le tomó la posta en noviembre siguiente y continuó en funciones hasta abril de 2019. Ademas de las reuniones del equipo de trabajo, se desarrollaron talleres con técnicos del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, los tres institutos armados y de las empresas del sector Defensa, así como reuniones con personal militar en situacion de retiro.

Principales postulados




"Las instituciones armadas requieren estar organizadas y preparadas en un nivel de capacidades que les permitan ser disuasivas frente a otros actores que quieran atentar contra la independencia, soberanía, integridad territorial e intereses nacional del Estado. Por tal motivo, el fortalecimiento institucional de las instituciones armadas es fundamental para obtener la paz a través de la disuasión, evitando de esta manera situaciones de conflicto que podrían generar serias afectaciones al bienestar de la ciudadanía en general", se lee en la política de desarrollo institucional.

También se considera un aspecto social, en el que aproximadamente 100.000 efectivos en actividad y 52.000 en retiro, oficiales, suboficiales y tropa, y sus derechohabientes (familiares directos) reciben servicios de salud y educación de entidades relacionadas a las Fuerzas Armadas, pero se necesita una mayor coordinación del Ministerio de Defensa con los Ministerios de Salud y Educación para brindar un mejor servicio, en particular al tener en cuenta las particularidades del trabajo militar como los cambios de colocación a nivel nacional, los riesgos inherentes de las operaciones millitares que pueden ocasionar pérdida de vida, afectaciones a la salud e integridad física; el estrés post-traumático como consecuencia de las operaciones militares, condiciones extremas de supervivencia y asilamiento en algunos emplazamientos militares, entre otros.

Se considera importante disponer de un programa de reinserción laboral para el personal que pasa a la situación de retiro, pero uno que de manera anticipada suministre las capacidades para que una vez llegado al punto en que se desvincula de la institución, el personal militar tenga las capacidades necesarias para hallar otra fuente de trabajo.

Adquisición de material




Asimismo, se indica que en la intención de seguir los procedimientos de adqusición de material para los institutos armados y cumplir estrictamente de la Ley de Adquisiciones y Contrataciones del Estado se ha perjudicad la estandarización de los equipos militares, teniendo una variada gama de sistemas que a menudo no pueden interactuar entre sí. Se debe fortalecer la interoperabilidad de equipos, para facilitar el accionar conjunto. Además, la compra de materiales debe ir acompañada de los presupuestos para su mantenimiento y se deben considerar las partidas presupuestales posteriores para su eventual modernización.

Las adquisiciones de material y equipos no se están priorizando conforme a los requerimientos del Comando Conjunto (que es finalmente el usuario de loos bienes que adquieren los institutos armados), sin que cada instituto mantiene cierto grado de autonomía para deterinar el uso de sus recursos para la adquisición de capacidades.

También se deben modernizar las instalaciones millitares, algunas de las cuales tienen más de 50 años de antigüedad. Por otro lado, no se ha concluido el saneamiento físico legal de todos los inmuebles de las instituciones armadas, lo que genera un riesgo de ocupación ilegal por terceros. Buena parte de estos inmuebles pueden ser utilizados para actividades de bienestar del personal militar.

Los presupuestos para el entrenamiento y las funciones operaciones son muy limitados, motivo por el cual se han reducido considerablemente las actividades de entrenamiento, un riesgo que tiene un posible impacto en la conducción de operaciones y acciones militares.

Especial atención requieren las dotaciones asignadas al personal de tropa del servicio militar voluntario, que en muchos casos no satisfacen las necesidades de manera oportuna y en las cantidades y calidades necesarias.


https://www.infodefensa.com/latam/2...rincipales-modernizacion-fuerzas-armadas.html
 

En beneficio de la Marina​


Perú modifica el listado de compras estratégicas en el extranjero por segunda vez este año

Fachada de la sede de la Acffaa en la ciudad de Lima. Foto: Acffaa

Fachada de la sede de la Acffaa en la ciudad de Lima. Foto: Acffaa


11/06/2021 | Lima

Peter Watson

El Ministerio de Defensa ha aprobado la segunda modificación de la Lista de Contrataciones consideradas Estratégicas en el Mercado Extranjero (LCME) para el ejercicio fiscal 2021. En la segunda modificación se han agregado siete procesos de selección de la Marina de Guerra del Perú (MGP) para la compra o contratación de bienes y servicios que no se pueden hallar en el mercado local.

A través del Oficio N° 1907/71, la Secretaría de la Comandancia General de la MGP remitió el Informe Técnico DIAL-SUB-DIARMAS N° 007-2021 y el Informe Técnico Legal N° 003-2021 que sustentan la adición de los siete nuevos procesos de selección a la lista LCME. Ninguno de los procesos de selección están relacionados a algún proyecto de inversión.

Cabe recordar que las contrataciones y adquisiciones contenidas en la lista LCME quedan a cargo de la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas del Perú, más conocida como Acffaa. Con la segunda modificación, la lista LCME contiene ahora 21 procesos de selección que se tienen que implementar este año.

Los siete procesos




El primer proceso es la compra de dos aviones multipropósito para el Grupo Aéreo N° 8 de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), con un valor meramente referencial de 126.700.000 soles, unos 32,54 millones de dólares al tipo de cambio vigente.

El segundo proceso es la compra de material para trabajos de rescate para las Compañías de Intervención Rápida para Desastres (CIRD), en beneficio del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, por un valor de 2.823.075 soles (724.786 dólares).

Siguen el servicio de overhaul de motor PT6A-60A del avión Beechcraft B-300 de matrícula EP-825 de la Aviación del Ejército del Perú, por un 1.679.000 soles (431.060 dólares); la adquisición de material explosivo para asientos de eyección y cúpula de la flota KT-1P de la FAP, por un valor de 1.716.057 soles (440.581 dólares); servicio de inspección mayor de 12 años o 6.000 aterrizajes del avión LearJey 36-A de la Dirección de Vigilancia y Reconocimiento Aéreo (Divra) de la FAP, por un valor de 2.750.000 soles (707.614 dólares); servicio de reparación de rotor con absorbedor de vibraciones de helicópteros Bolkow BO-105LS de la FAP por un valor de 1.158.400 soles (297.831 dólares); adquisición de componentes del sistema hidráulico y material aéreo para inspecciones de 125,250, 1.000 horas de la flota KT-1P de la FAP, por un valor de 1.286.260 soles (330.321 dólares).

Asimismo, el servicio de oberhaul de componentes mecánicos electrónicos aplicables a la flota KT-1P (Fuel Control Unit) de la FAP por un valor de 1.411.800 soles (362.517 dólares); la adquisición de material aéreo de vida controlada (hard time) y repuestos para la cobertura y recuperación de la flota KT-1P de la FAP, por un valor de 2.240.447 soles (575.262 dólares); el servicio de inspección de fases B,C,D, inspección de 4.800 horas, pintado general y renovación de interiores de la aeronave LearJet 45XR de matrícula FAP-526 de la FAP, por un valor de 2.599.160 soles (667.286 dólares); el servicio de overhaul de conjuntos mayores y componentes aplicables a los helicópteros de ataque Mi-25 de la FAP, por un valor de 5.051.412,29 soles (1.296.883 dólares).

La adquisición de avión de tranporte militar para el Grupo Aéreo N° 8 de la FAP por un valor de 36.750.000 soles (9.435.170 dólares); la compra de repuestos y accesorios para soporte de equipos electrónicos y eléctricos de la flota KT-1P de la FAP, por un valor de 1.457.477,09 soles (375.688 dólares); el servicio de acceso a la tleemetría del satélite SPOT 6 en la modalidad de Open Access y de la licencia multiusuario para las imágenes SPOT 6 y SPOT 7 disponibles del archivo del CNOIS de Conida, la agencia espacial del Perú, por un valor de 4.023.250 soles (1.033.780 dólares); el servicio integral para el programa T-34C-1 Turbo Mentor de la MGP.

La adquisición de una batería de ejercicio para torpedo SUT de la MGP, por un valor de 997.492,51 soles (256.163 dólares); la compra de diez kits de lanzamiento para torpedo SUT para la Estación de Armas Submarinas de la Marina, por un valor de 2.215.574,99 soles (568.845 dólares); la compra de bombas de humo rojo y bombas iluminantes de color rojo para submarinos 209 de la MGP, por un valor de 299.485 soles (76.893 dólares); la adquisición de paracaídas para salto comandado para la Fuerza de Operaciones Especiales (FOES) de la MGP, por un valor de 366.630 soles (94.129 dólares); la adquisición de armamento menor para la FOES de la Marina, por un valor de 115.579,20 soles (29.674 dólares); y la adquisición de explosivos para la Marina de Guerra del Perú, por un valor de 999.890,25 soles (256.710 dólares).



https://www.infodefensa.com/latam/2...-compras-estrategicas-extranjero-segunda.html
 

Noticias del Sitio

Arriba