Noticias de España

MAC1966

Colaborador
Colaborador
 

Sebastian

Colaborador
Reforma del sector de seguridad: la nueva misión española en Cabo Verde

Martes 07 de Octubre de 2014 21:06

Por Alberto Bueno*

En su comparecencia del pasado mes de julio ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, el ministro de Defensa español, Pedro Morenés, destacaba una vez más la vital relevancia que tiene África para nuestro país en términos de seguridad y defensa.



Dicha relevancia y la consecuente influencia, tanto directa como indirecta, se ve reflejada en la implicación sobre el terreno de las Fuerzas Armadas (FAS) españolas en distintas misiones internacionales bajo el paraguas de la Unión Europea, las Naciones Unidas y/o la OTAN, amén de apoyos puntuales y concretos a países aliados (recordemos la operación francesa en Mali a comienzos de 2013, por citar tan sólo un ejemplo). Prácticamente insignificantes en número han sido las acciones unilaterales o bilaterales que ha desarrollado España en este sentido. Por éste último dato tiene especial significado el inicio de la misión española en Cabo Verde, resultado del acuerdo marco de cooperación técnico-militar suscrito de forma bilateral por ambos Estados.

A mediados del mes de septiembre, militares españoles se desplazaron hasta la pequeña república insular de Cabo Verde para comenzar esta nueva training mission. Su objetivo viene a encuadrarse dentro de las denominadas operaciones de "reforma del sector de seguridad" (RSS), donde se pretende el asesoramiento y adiestramiento de militares caboverdianos para la creación del núcleo inicial de la que será su futura "Unidad de Operaciones Especiales".

Los dieciséis militares de los Comandos y Servicios de las Fuerzas Armadas caboverdianas seleccionados serán los instructores de esta nueva unidad, conformando así su centro orgánico, cuyo alcance de capacidades operativas se espera para el año 2015. El propósito de esta cooperación militar es la creación de una "unidad de intervención rápida que sea capaz de actuar en cualquier escenario y en cualquier punto del país", constituyendo de tal modo una "unidad modular, flexible y rápidamente proyectable", en palabras del Coronel Jorge Martins, jefe de la Guardia Nacional caboverdiana.

Se pretende, por tanto, contar con una pequeña fuerza que se amolde al actual contexto de inestabilidad en la región, protagonizado por grupos terroristas o bandas criminales dedicadas al tráfico de drogas o de personas, sin olvidar el preocupante auge de la piratería en aguas del Golfo de Guinea, actividad criminal que ya supera las cifras registradas en aguas del Cuerno de África y del Océano Índico.



La misión se desplegará por un período inicial de dos meses y se desarrollará en la Escuela militar "São Jorginho" de Praia, capital del país. El destacamento español está compuesto por doce efectivos de la Armada: ocho miembros de operaciones especiales de la Fuerza de Guerra Naval Especial, dos Operadores EOD (siglas de Explosive Ordnance Disposal, esto es, militares artificieros con el cometido de la neutralización de explosivos) del Tercio de la Armada, y dos efectivos más de la Fuerza de Protección de la Infantería de Marina.

La instrucción se centrará sobre todo en el asesoramiento a las autoridades locales militares, así como en la instrucción a estos ya citados dieciséis componentes del ejército caboverdiano en tareas de búsqueda y localización de explosivos, protección y seguridad de instalaciones y personalidades, además de en técnicas de operaciones especiales, quid de la misión.

Importancia geoestratégica de Cabo Verde y cooperación hispano-caboverdiana
Para comprender el porqué de la puesta en marcha de esta nueva misión internacional por parte de las FAS españolas hay que considerar la situación geográfica de Cabo Verde. En efecto, un mapamundi nos permite visualizar de manera nítida la posición geoestratégica que dicho Estado posee: situado a unos 1.000 km. al suroeste de las Islas Canarias y a apenas 450 km. frente a las costas de Senegal, este pequeño país es una plataforma geoestratégica clave en el tráfico marítimo entre África del Sur y Central con Europa, así como entre éstas dos regiones y América del Sur. Además, es la puerta de entrada al Golfo de Guinea, cuya importancia estratégica, a todos los niveles, queda exenta de duda: una zona marítima objeto de atención preferente en los últimos tiempos por lo comentado en líneas anteriores.



Esta posición geoestratégica, encrucijada entre tres Continentes, se ve acompañada de la soberanía de una vastísima extensión de agua, lo cual se traduce en un espacio marítimo de 700.000 km2, si sumamos su mar territorial, su zona contigua y su zona económica exclusiva. Sin embargo, la seguridad de este enclave geográfico y de su tan inmensa como vital área circundante se puede ver comprometida por la falta de medios y recursos de la Administración de Cabo Verde.

Su defensa está a cargo de la Guardia Nacional y de la Guardia Costera, dividida ésta a su vez entre la Escuadrilla Naval y la Escuadrilla Aérea. En suma, los efectivos rondan los 1.200, para una población de algo más de 400.000 habitantes, según datos del Gobierno caboverdiano. Asimismo, el carácter insular y de archipiélago, fragmentado y disperso, dificultan enormemente las labores de vigilancia y de control efectivo del territorio.



No obstante, Cabo Verde puede ser un actor regional muy interesante, y erigirse, frente a la inestabilidad gubernamental del África Subsahariana, como aliado de confianza en corto y largo plazo: la República es considerada una referencia de normalidad democrática.

Pese a las desigualdades económicas y sociales presentes, este país abandonó en 2007 la lista de "Países menos desarrollados" de Naciones Unidas, catalogándose en la actualidad como en vías de desarrollo, y su economía es apreciada como una de las más estables de todo el Continente.

En este sentido, es interesante señalar cómo los contactos comerciales con España, muy especialmente con las Islas Canarias, son constantes y fluidos: nuestro país es uno de sus principales donantes y socios, tanto en términos de exportaciones como de importaciones, según datos de la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación Español.

Por todo ello, Cabo Verde en sí no entraña motivo alguno de preocupación para los gobiernos europeos. La inquietud viene dada por el temor a que el país pueda ser usado (y, por ende, también debilitado) como plataforma para todo tipo de tráficos ilícitos entre África, Europa y América: armas ligeras, drogas o personas, ante la incapacidad de las autoridades caboverdianas para controlar de manera efectiva su territorio, ‘concediendo’ este espacio de impunidad a criminales, o de no contar con los medios adecuados para hacer frente a tales amenazas. En relación con la inmigración, es importante señalar que Cabo Verde no es emisor en sí de inmigrantes irregulares, sino en relación a su posición como punto de salida hacia Europa o como escala hacia África para continuar el viaje hacia el Continente europeo.

Todos estos elementos convierte el país en una de las vanguardias de la lucha contra dichos fenómenos criminales, así como un área de necesaria estabilidad para el comercio mundial, incardinado como está en pleno corazón de las rutas atlánticas.

Ante tales coordenadas, la cooperación hispano-caboverdiana en materia de seguridad y defensa no es en absoluto nueva. El Gobierno de la República, consciente de su necesidad de mantener estrechos vínculos con sus vecinos dada la singularidad geográfica a la que ya nos hemos referido, ha potenciado y cuidado su política exterior.
Gracias a ello mantiene estrechas relaciones de cooperación con la Unión Europea, con la que mantiene un acuerdo de Asociación Especial. España, por su parte, ha suscrito numerosos acuerdos en materia de migración, cooperación judicial internacional, ayuda al desarrollo o vigilancia conjunta de espacios marítimos con el Estado africano, en línea con algunas de las necesidades de seguridad comentadas en párrafos superiores. A través de diversos Memorandum of Understanding, y en lo tocante al ámbito de seguridad y defensa, se han suscrito numerosos acuerdos, donde cabe destacar las diversas reuniones celebradas en el marco de la Comisión Mixta de Defensa hispano-caboverdiana.

Podemos afirmar que las relaciones entre ambos países son excelentes, calificándose en numerosas ocasiones por parte de ambos Gobiernos que dicha relación es estratégica. Esta colaboración en materia de seguridad y defensa tuvo su episodio más reciente (amén de la misión objeto de este análisis) el pasado mes de junio, cuando el ministro Morenés visitó la República de Cabo Verde, tras su paso previo por Senegal (país donde tiene lugar la misión del ‘Destacamento Marfil’, cuyo objetivo es brindar apoyo a las misiones Africa-Led International Support Mission to Mali, AFISMA, y United Nations Multidimensional Integrated Stabilization Mission in Mali, MINUSMA).

En dicho viaje, además de una reunión con el ministro de Defensa Nacional caboverdiano, Morenés visitó la policlínica militar puesta en marcha gracias a la contribución española. Una ronda que tuvo su prolegómeno en el año 2013, primera visita de Morenés al archipiélago, cita donde se subrayó la importancia de reforzar las relaciones de carácter estratégico (incluyendo la formación de las Fuerzas Armadas caboverdianas) y también industrial entre ambos países. Encuentros bilaterales que se retrotraen en el tiempo y que así mismo se han celebrado en España con la visita de sus homólogos.

Una nueva contribución a la RSS en África
Con la puesta en marcha de esta misión en septiembre en Cabo Verde, son 883 (sobre un total de 1.748) los efectivos de las FAS españolas desplegados en África (sumando los más de 250 militares que participan de los Standing Maritime Group de la OTAN en aguas del Mediterráneo).

Entre las distintas misiones desplegadas en el Continente africano, una parte muy sustancial y que ha cobrado evidente protagonismo son las misiones dedicadas al refuerzo de las estructuras de seguridad y defensa, tal es el caso de la comenzada en Cabo Verde. La conciencia de que sólo la estabilización y una efectiva RSS pueden llevar a mejores cotas de seguridad, ergo, de desarrollo y de gobernanza, es plena. No en vano, la proximidad de las costas caboverdianas con las senegalesas convierten al país en un importante apoyo para las acciones en el África Subsahariana, una región a cuya "innegable importancia estructural" para nuestro país, se le une la "coyuntura crítica que atraviesa".

La literatura académica especializada viene haciéndose eco desde hace años de los problemas, estructurales unos, coyunturales otros, por los que atraviesa la región y las fuertes implicaciones que éstos conllevan. Tanto la Estrategia Española de Seguridad de 2011, como la más reciente y en vigor Estrategia Nacional de Seguridad de 2013 hacían referencia ya a estas cuestiones: en primer lugar, zonas de interés prioritario para España (recursos energéticos y alimenticios; relaciones comerciales y económicas; desarrollo humano); en segundo, regiones cuya estabilidad y seguridad son claves para nuestra propia.

Quizás la Directiva de Defensa de 2012 es uno de los documentos de políticas públicas donde de forma más clara se menciona esta situación, al referirse al Golfo de Guinea como un área de atención preferente y al afirmar que "no puede descuidarse la vigilancia, prevención y actuación, a la hora de controlar los males endémicos que desde el África Subsahariana se proyectan hacia el norte de ese Continente y acaban por afectar a España".



Por tanto, y así fue también expresado en dicha comparecencia en sede parlamentaria, la solución a dichos problemas pasa por "una estrategia integral a largo plazo". Y es aquí donde la RSS cobra una gran relevancia como catalizador de una mejora en la gobernanza política, económica y, claro es, de seguridad. Afirmaba el Ministro en referencia al Sahel y al Golfo de Guinea: "el principal problema [...] es la falta de unas estructuras de seguridad nacionales y regionales eficaces".

Así, buena parte de los esfuerzos discurren en la actualidad con esta idea como leitmotiv: dos de las misiones más importantes desplegadas hasta el momento, las European TrainingMissions en Mali y Somalia, respectivamente, están dedicadas al entrenamiento y asesoramiento de los ejércitos de estos respectivos países, mientras que la "Eucap Nestor" y la "Eufor RCA" tienen como meta el fortalecimiento de las capacidades militares (también marítimas) en los territorios de actuación.

La misión de carácter bilateral en Cabo Verde contribuye a dichos esfuerzos. Y resulta igualmente positivo que sea España quien actúe de forma independiente (por más que una implicación multilateral sea siempre más deseable, conviene recordarlo) en pro de la consecución de estos intereses compartidos entre Cabo Verde, los países del entorno, España y la comunidad internacional. La creación y reforma de estos sectores de seguridad son un importante paso en pos de una mejor gobernanza, actuando sobre la raíz de los problemas y actuando sobre sus causas subyacentes.

*Alberto Bueno es ayudante de investigación del Grupo de Estudios en Seguridad Internacional (GESI) de la Universidad de Granada.
http://defensa.com/index.php?option...&id=13474:caboverde&catid=191:gesi&Itemid=408
 
Vídeo de la Guardia Civil, con cámara go-pro en el casco, sobre la misión del GAR, el Grupo de Acción Rápida, una fuerza de operaciones especiales con base en Logroño.
España participa en la misión europea EUFOR RCA desde mayo con 85 efectivos, de los cuales 60 son militares del Mando de Operaciones Especiales, con base en Alicante, mientras que la Guardia Civil participa con los restantes 25 militares.

 

MAC1966

Colaborador
Colaborador
(defensa.com) De la reciente comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados del Secretario de Estado de Defensa (SEDEF), del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) y de la Subsecretaría de Defensa se pueden extraer las cifras más relevantes que definen las capacidades de la Defensa de España para el año entrante, poniéndolas en perspectiva con las anteriores.

5.767 millones de euros: presupuesto del Ministerio de Defensa para 2015.
8.494 millones de euros: presupuesto del Ministerio de Defensa en 2008.
0,32 %: incremento del presupuesto de Defensa del 2015 respecto a 2014 (5.743).
32 %: porcentaje del presupuesto de Defensa perdido desde que comenzaron los recortes en 2008.
0,9 %: porcentaje del PIB que invierte España en Defensa. Solo Luxemburgo (0,5 %) y Lituania (0,8 €) destinan menos a Defensa en la OTAN.
2 %: porcentaje del PIB para Defensa que ha solicitado la OTAN para sus socios tras la cumbre de Gales.
20 %: porcentaje del presupuesto de Defensa que debería destinarse a inversión según la OTAN.

Además del presupuesto, el Ministerio de Defensa dispone de otras fuentes de financiación aunque de mucha menor entidad:

734 millones: coste de las operaciones de mantenimiento de la paz, financiadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores.
884 millones: créditos extraordinarios del Ministerio de Industria en 2014 para que Defensa afronte los compromisos derivados de los Programas Especiales de Armamento (PEAs). Se espera una cifra similar en 2015.
201 millones: fondos recaudados por el Ministerio de Defensa en 2014 por la venta de inmuebles.

Si nos paramos a ver el destino del presupuesto.

• Más del 75 % del presupuesto se destina a gastos de personal.
69,38 %: porcentaje del presupuesto destinado a la actividad propia de las Fuerzas Armadas.
30,6 %: porcentaje del presupuesto de Defensa destinado a gastos administrativos.
41 millones: partida destinada en el presupuesto del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de 2015 para el desarrollo de la nueva fragata F-110 para la Armada española
37 millones: partida destinada en el presupuesto del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de 2015 para el desarrollo del vehículo blindado 8x8 para el Ejército de Tierra.

Hay que pararse a revisar las cifras referentes a personal:

157.273: personal del Ministerio de Defensa entre militares y civiles.
122.256: militares en activo del Ministerio de Defensa.
1.750: número de militares españoles que participan en este momento en misiones en el exterior.

El denominado “Proceso de Transformación de la Fuerza” ha supuesto una nueva distribución del personal militar en las Fuerzas Armadas:

67.000 efectivos constituyen la “Fuerza Conjunta”, que se compone de tres elementos.
12.000 efectivos para los cometidos permanentes de las FAS como son vigilancia y seguridad marítima, defensa y operaciones aéreas de ámbito nacional, ciberdefensa o inteligencia.
15.000 efectivos de los tres Ejércitos para planes de reacción rápida o contigencias que puedan efectuar misiones en solitario o combinadas con aliados internacionales como en las que se ha tomado parte recientemente (Afganistán o Líbano por ejemplo). Esta cifra se formaría por:

• Estos dos elementos, que suman 27.000 efectivos se denominarán “Núcleo de la Fuerza Conjunta” y realizará rotaciones semestrales con dotaciones procedentes del tercer elemento de la Fuerza Conjunta.
40.000 efectivos que constituirán una suerte de “banquillo” o reserva inmediata que mediante rotaciones alimentará los dos elementos anteriores. Mientras no forman parte de la Fuerza Conjunta, realizarán taras de adiestramiento y alistamiento.
• Los 53.000 efectivos restantes hasta completar los 120.000 actuales comprenderá los medios de apoyo a la fuerza y los cuarteles generales, siendo estos sobre los que se aplicarían reducciones progresivas en caso necesario según el escenario presupuestario.
120.000: número de militares que se pretende disponer según los objetivos de capacidades derivada de la directiva de política de defensa.
79.000: número de efectivos de tropa y marinería contempladas como máximo a 31 de diciembre de 2015. Se estima que dicha cifra permite cubrir las necesidades de soldados y marineros para el cumplimiento de las misiones de las Fuerzas Armadas y los compromisos internacionales.

87.664: tropa y marinería disponible en enero de 2010.
76.669: tropa y marinería actual.
50.000: número de cuadros de mando que recoge la reforma de la ley de carrera militar.
45.000: número actual de cuadros de mandos.

El sostenimiento ha sido una de las áreas que ha sido más perjudicada por los recortes de estos últimos años. Respecto al año pasado se producen ciertas variaciones:

1,49: reducción de la partida para sostenimiento de las Fuerzas Armadas.
3 %: reducción de la partida para sostenimiento del Ejército de Tierra.
2,2%: reducción de la partida para sostenimiento de la Armada.
3 %: reducción de la partida para sostenimiento del Ejército del Aire.
70 %: nivel actual de alistamiento de las Fuerzas Armadas según el JEMAD.

Lo mismo ha sucedido con los fondos disponibles para modernización:

2,8 %: disminución de la partida destinada a modernización en el Ejército de Tierra respecto a 2014.
1,6 %: disminución de la partida destinada a modernización en la Armada.
4,6 %: disminución de la partida destinada a modernización en el Ejército del Aire.

Se ha contemplado un aumento de las partidas destinadas a adiestramiento en 2015:

7,6 %: incremento de la partida de adiestramiento de las Fuerzas Armadas.
3,6 %: incremento de la partida para adiestramiento en el Ejército de Tierra.
6,6 %: incremento de la partida para adiestramiento en la Armada.
3,8 %: incremento de la partida para adiestramiento en el Ejército del Aire.

(J.N.G.)

http://www.defensa.com/index.php?op...a-espanola-en-2015&catid=54:espana&Itemid=162
 

MAC1966

Colaborador
Colaborador
Defensa invertirá casi 10.000 millones en nuevos programas de armamento

Tras seis años de recortes y cuando aún no se ha digerido la abultada factura de las grandes compras de armamento de los años noventa, Defensa prepara un nuevo paquete de programas militares por unos 10.000 millones de euros, casi dos veces el presupuesto anual del ministerio, cuyas tres cuartas partes se dedican a pagar al personal.

La necesidad de renovar sistemas de armas a punto de acabar su vida operativa (fragatas, blindados o aviones cisterna) y de reestructurar la industria militar son los argumentos esgrimidos para justificar este nuevo “ciclo inversor de defensa”, que se prolongará al menos una década.

El Consejo de Ministros dio luz verde el pasado día 3 a la compra de la firma española Amper Programas Electrónica y Comunicaciones por el gigante francés Thales. Pero Defensa puso una condición: el código fuente del Simacet (Sistema de Mando y Control del Ejército de Tierra) deberá depositarse en una caja fuerte a la que tengan acceso sus expertos. La opción francesa fue la única viable tras fracasar la búsqueda de un socio español para esta compañía que ha desarrollado programas militares estrátegicos. En palabras del secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, “la industria de defensa no es una industria más. Si no la tuviéramos, perderíamos la capacidad de ser operativamente independientes y, por tanto, un país soberano”.

En octubre del año pasado, Pedro Morenés instó a la industria militar española, fragmentada y de escasa dimensión, a reestructurarse profundamente y ganar peso si no quería ser barrida en el futuro mercado común europeo de la defensa.
“Necesitamos ser más fuertes. Uno muy débil no puede unirse a uno muy fuerte”, advertía el ministro en Abc.

Ahora Defensa prepara un paquete de programas de armamento cuyo montante roza el 1% del PIB español. Estos son los nuevos proyectos, que Defensa califica de “tractores tecnológicos” para tirar de la industria:

Fragata F-110: Es el principal proyecto, tanto por su coste económico como por su innovación tecnológica. La Armada necesita cinco fragatas para sustituir a las F-80 de la clase Santa María en la próxima década. El precio por unidad se estima en unos 800 millones; es decir, 4.000 millones a los que hay que sumar otros 1.000 para sostenimiento del ciclo de vida. La construcción de la primera debe iniciarse en 2017 y en el presupuesto de Industria para 2014 ya hay una partida de 37 millones.

Blindado 8x8: La sustitución de los viejos BMR (Blindados Medios de Ruedas) es una asignatura pendiente del Ejército de Tierra. El proyecto debe estar listo en los próximos dos años (Industria tiene una dotación de 41 millones para 2015) y el contrato adjudicarse en 2017. La primera fase incluirá entre 350 y 400 vehículos, con un coste de 1.000 a 1.500 millones. Defensa admite que no vale la pena diseñar un producto de nueva planta, ya que la serie es muy corta y hay muchos modelos de 8x8 ruedas en el mercado. Se trata de elegir una plataforma extranjera y nacionalizar sus sistemas de comunicaciones, sensores o guerra electrónica. Lo previsible es que se ensamble en la planta de General Dynamics-Santa Bárbara en Sevilla y que la vasca SAPA se haga cargo de las transmisiones, como ya sucedió con la última serie de los vehículos Pizarro, por empeño de Defensa.

Aviones cisterna: El Ejército del Aire necesita tres aviones de reabastecimiento en vuelo para sustituir a los Boeing-707. El único que aún funciona se dará de baja en 2017 y para entonces debería llegar el primero de los nuevos si no se quiere perder una capacidad crítica (el reabastecimiento estratégico, pues el táctico se cubre con el KC-130 y el A400M). El candidato indiscutible es el A330-MRTT, que se monta en la planta de Airbus en Getafe (Madrid). El coste de cada avión, que también puede usarse para transporte de personalidades, supera los 200 millones.

Drones: Defensa planea adquirir cuatro aviones no tripulados y dos estaciones terrestres de control. En principio, se trata de aparatos no armados, dedicados a vigilancia y reconocimiento operacional, con más de 40 horas de autonomía. Su coste oscila entre 200 y 300 millones. Los beneficios para la industria nacional serán muy limitados (se les podría incorporar algún sensor), ya que se quieren adquirir en 2016 y no hay ningún modelo europeo en el mercado. El Ejército del Aire se inclina por el MQ-9 Reaper estadounidense o el Super Heron israelí.

Submarino S-80: No es un programa nuevo sino viejo, pero habrá que refinanciarlo debido a sus problemas de sobrepeso. El primer submarino, que debía entregarse en 2012, no llegará hasta 2018. ( ver tema sobre S-80).

Defensa prepara un nuevo programa de inversiones cuando aún no ha terminado de pagar la factura del anterior. Los llamados PEAS (Programas Especiales de Armamento) que se contrataron en la última década del siglo pasado y la primera de éste (entre ellos, las fragatas F-100, los carros de combate Leopard o los cazas EF-2000) costaron 30.000 millones de euros. Según el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, ya se han pagado 6.000 y faltan por financiar unos 9.000 hasta 2030. La diferencia entre ambas cifras corresponde a los 14.500 millones adelantadados por el Ministerio de Industria a las empresas y que estas deberían devolver a medida que vayan cobrando de Defensa. Lo cierto, sin embargo, es que hasta ahora las empresas solo han devuelto 141 millones y en 2015 deberían devolver 117 más.
Es imposible que Defensa reciba en los próximos años una inyección de 23.500 millones para pagar la cuenta pendiente de los PEAS y otros 10.000 para los nuevos programas. Más bien se piensa, aunque no se diga, que los 14.500 millones adelantados por Industria serán condonados; es decir, Defensa no los recibirá y las empresas no deberán devolverlos.

Aún así, el presuesto de Defensa no alcanza para digerir la abultada factura y cada verano, desde que gobierna el PP, ha recibido un crédito extraordinario: 1.783 millones (2012), 877 (2013) y 884 (2014). Argüelles ha anticipado que en 2015, y ejercicios venideros, pedirá entre 800 y 900 millones anuales más por el mismo procedimiento.

Si se suma el presupuesto del Ministerio más los créditos extraordinarios y las operaciones en el exterior, España gasta en Defensa el 0,9% del PIB, por debajo del 1,4% de media de la OTAN y lejos del 2% que se quiere alcanzar en una década.
 

MAC1966

Colaborador
Colaborador
846 MILLONES PARA PROGRAMAS ESPECIALES DE ARMAMENTO

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto Ley por el que se conceden créditos extraordinarios y un suplemento de crédito por importe de 856.440.673,35 euros, para atender al pago de obligaciones correspondientes a programas especiales de armamento y a la realización de otras actuaciones del Ministerio de Defensa.

En primer lugar, se concede un crédito extraordinario de 846 millones de euros para afrontar los compromisos anuales derivados de los llamados PEA'S, los Programas Especiales de Armamento del Ministerio. Los diecinueve programas, tanto por su volumen económico como por la complejidad industrial y tecnológica que plantean, suponen las más relevantes adquisiciones de sistemas de armas que realiza el Ministerio de Defensa.

Estos programas han sido y son fundamentales para la modernización de las Fuerzas Armadas, que disponen de capacidades a la altura de las necesidades de la defensa nacional y de los compromisos de España con sus socios y aliados, y con el sistema de mantenimiento de la paz y la seguridad mundial.

Además, han supuesto un importante acicate para un sector industrial puntero, que genera más de veinte mil empleos directos de altísima cualificación, que es intensivo en I+D+i, que exporta y que genera, además, patentes aplicables en otros campos.

http://www.lamoncloa.gob.es/consejodeministros/referencias/Paginas/2015/refc20150514.aspx#Armamento

P.D- Con este crédito extraordinario, ya sería el cuarto, con los 1782+877+883+846 de este último.
 
Última edición:

MAC1966

Colaborador
Colaborador
Desglose del crédito:

Fragatas F-100: 6 millones €
Carro Leopardo 2E: 1,452 millones €
EF-2000: 399,699 millones €
A-400M: 154,420 millones €
H.A Tigre: 68,872 millones €
LHD: 2,742 millones €
VCI Pizarro: 60 millones €
Misil Taurus: 10 millones €
NH 90: 45,643 millones €
EC 135: 39,200 millones €

El resto, aquí: http://www.boe.es/boe/dias/2015/05/15/pdfs/BOE-A-2015-5369.pdf
 
6 de junio de 2015
Conmemoración del Día de las Fuerzas Armadas


Felicitaciones a aquellos que visten el uniforme español!
 

MAC1966

Colaborador
Colaborador
MODIFICACIÓN DE PAGOS DE LOS PROGRAMAS ESPECIALES Y AMPLIACIÓN A LA FRAGATA F-110 Y AL VEHÍCULO DE COMBATE 8X8

El Consejo de Ministros ha aprobado un Acuerdo por el que se modifican los límites establecidos en el Acuerdo del 18 de julio de 2014, con base en lo dispuesto en la Ley General Presupuestaria, para adquirir compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros, a fin de posibilitar al Ministerio de Defensa la reprogramación de las anualidades de los Programas Especiales de Modernización de las Fuerzas Armadas, como consecuencia de dos nuevos programas tecnológicos de I+D para la Fragata F-110 y para el Vehículo de Combate sobre Ruedas VCR 8x8, así como por la reasignación de anualidades del Programa relativo al Helicóptero NH-90.

Los citados Programas Especiales tienen unas características de financiación particulares que suponen la realización de continuas adaptaciones durante su desarrollo. En la actualidad, se van a iniciar dos nuevos Programas Especiales (Fragatas F-110 y VCR 8x8) y se reajustan los importes de las anualidades del programa de Helicópteros NH-90, que implican variaciones en las cuantías de los compromisos autorizados por el Consejo de Ministros en el año 2014.

Fragatas F-110

El proceso de instrucción de una fragata es largo y complejo, con una duración estimada de diez años desde su concepción inicial hasta la construcción del primer buque, estimándose una vida operativa de 35 años. Este largo ciclo de vida obliga a incorporar nuevas tecnologías en sus sistemas para evitar obsolescencias tempranas.

Se propone la realización, vía I+D, de una serie de prototipos tecnológicos que permitan incorporar nuevos sistemas y equipos de origen nacional en futuras plataformas con un grado de madurez técnica adecuado. Para este programa se prevén unas necesidades de financiación de 174.364.424 euros, IVA incluido, cuyo pago se realizará por parte del Ministerio de Defensa en el año 2021.

Vehículos de combate sobre ruedas VCR 8x8

Como paso previo a la adquisición de las plataformas que compondrán la familia de vehículos blindados 8x8, se ha previsto iniciar la ejecución de un conjunto de programas tecnológicos para analizar la viabilidad de las nuevas tecnologías, incorporar las capacidades estratégicas de la industria nacional y alcanzar el grado de madurez necesario para posibilitar su integración en la plataforma VCR 8x8.

El VCR 8x8 es un sistema de combate clave que permitirá dotar a las Brigadas Orgánicas Polivalentes (BOP,s) del Ejército de Tierra de la capacidad de adaptarse rápidamente a cualquier escenario de actuación futuro. Este vehículo de combate debe proporcionar a las unidades la potencia de fuego, movilidad, protección y proyección necesarios para todo tipo de escenarios, ya sea de alta, media o baja intensidad.

La valoración económica de estos programas tecnológicos se eleva a 89.298.000 euros y será financiada por el Ministerio de Defensa en el año 2018.

Helicóptero NH-90.

En el caso del programa del Helicóptero NH-90, en el ejercicio 2015 se ha puesto de manifiesto una menor necesidad por importe de 29.608.847,28 euros, que es necesario reprogramar al año 2018, manteniendo el coste total del programa.

http://www.lamoncloa.gob.es/consejodeministros/referencias/Paginas/2015/refc20150619.aspx#Fragata
 

MAC1966

Colaborador
Colaborador
defensa.com) Indra suministrará dos radares Lanza 3D de vigilancia aérea de largo alcance transportables y con capacidad de despliegue rápido, también denominados LTR-25, a la Agencia de Comunicación e Información (NCI Agency) de la OTAN. El importe de este contrato, con un plazo de ejecución de 36 meses, se sitúa en torno a los 22 M.€, pudiendo ampliarse hasta los 36 M.€ con la contratación de una tercera unidad y material opcional. El contrato ha sido suscrito hoy en la sede de la Agencia NCI en Bruselas por el director general de la Agencia, el Teniente General Koen Gijsberg, y el director general de Indra Carlos Suárez.

Los Radares de Defensa Aérea Desplegables (DADR) formarán parte del Sistema de Mando y Control Aéreo (ACCS), uno de los pilares del Sistema de Defensa Aérea y Antimisil de la Alianza Atlántica (NATINAMDS), que por primera vez unificará la gestión de todas las operaciones aéreas, incluyendo el soporte a la planificación y ejecución de misiones. Los LTR-25 estarán completamente integrados con el Sistema de Mando y Control Aéreo de la OTAN, complementando las instalaciones fijas existentes, reforzando la vigilancia en zonas de especial interés y aportando una mayor capacidad de despliegue en misiones internacionales. También ofrecerán capacidad de detección y seguimiento de misiles balísticos.

Cada unidad LTR-25 se compone de un radar primario integrado con un radar secundario y un shelter de operación y generación de potencia. El sistema ha sido diseñado para facilitar su transporte e instalarse en asentamientos no preparados; puede transportarse en la bodega de carga de un avión tipo Hércules C130 o empleando dos camiones.El desarrollo de la versión transportable del radar Lanza 3D de largo alcance se inició en 2012, dentro de un programa de Compra Pública Innovadora del Ministerio de Defensa español, que contó con el apoyo del CDTI. El LTR-25 forma parte de la quinta generación de la familia de radares 3D en banda-L de Indra e incorpora un salto tecnológico que lo sitúa entre los más avanzados de su clase, integrando el apuntamiento electrónico del haz del radar, la digitalización de los datos en la propia antena, la técnica monopulso en elevación y Azimut, capacidad anti-clutter, las últimas tecnologías de procesado de señal, la capacidad de detección y seguimiento de misiles balísticos y un novedoso diseño que facilita y reduce el coste de las tareas de mantenimiento.

Actualmente, los radares Lanza 3D de la compañía operan en los cinco continentes. Además, Indra mantiene una cartera de pedidos superior a las 20 unidades de los distintos modelos de la familia (largo alcance, transportable en dos versiones y naval), situándose como uno de los líderes en este segmento tecnológico en todo el mundo. Este contrato de Radares de Defensa Aérea Desplegables (DADR) consolida la posición de liderazgo tecnológico de Indra en este campo. En este sentido, la compañía ha resultado adjudicataria de los últimos concursos convocados por los países OTAN para el suministro de radares de largo alcance.

http://www.defensa.com/index.php?op...para-un-tercero&catid=56:industria&Itemid=164


 

MAC1966

Colaborador
Colaborador
Las Fuerzas Armadas españolas contarán a partir de año próximo con drones de carácter estratégico-operacional capaces de volar durante más de 24 horas por encima de los 10.000 metros de altitud. El Ministerio de Defensa ha incluido en sus presupuestos de 2016 una partida de 25 millones de euros para "la adquisición del sistema aéreo no tripulado RPAS, de uso conjunto para las Fuerzas Armadas".

Según el plan plurianual de inversiones que acompaña al presupuesto, este programa tendrá un coste de 171 millones entre 2016 y 2020.
La inclusión de esta partida en el presupuesto supone el espaldarazo definitivo para el lanzamiento del RPAS (Sistema Aéreo Tripulado Remotamente), tras meses de incertidumbre por la escasez de recursos. El objetivo es adquirir cuatro aviones, con dos estaciones terrestres de control (una fija y otra portátil) y los equipos asociados.

El Ministerio de Defensa ha seleccionado dos ofertas: el MQ-9 Reaper, de la firma estadounidense General Atomics, aliada con la española Sener; y el Heron TP de Israel Aerospace Industries (IAI), con Indra como socio nacional.

Aunque el sistema será responsabilidad del Estado Mayor de la Defensa, al tratarse de un programa conjunto de los tres ejércitos, la Fuerza Aérea se inclina por el Reaper —también denominado Predator B— ya que es el modelo adquirido por Reino Unido, Francia, Italia y Holanda, lo que facilita tanto el adiestramiento de los pilotos como la posibilidad de compartir procedimientos o actuar conjuntamente en operaciones.

El Ejército de Tierra español dispone ya de mini drones, como los más de 20 Raven, de menos de 15 kilos y 50 kilómetros de autonomía, que ha utilizado en Afganistán. Este fue también el escenario donde se estrenaron los seis Searcher MK III, drones tácticos de hasta 200 kilómetros de autonomía; al igual que el Scaneagle que acaba de adquirir la Armada y que embarca en los buques que combaten la piratería en el océano Índico.

Sin embargo, España carece de drones operacionales o estratégicos, que vuelan incluso por encima de las aerovías comerciales, pesan varias toneladas y despegan y aterrizan en pista como los aviones convencionales.

Estos modelos pueden ir equipados con bombas y misiles, y han sido profusamente usados por EE. UU. en la guerra contra el yihadismo, pero Defensa asegura que solo planea armarlos como sensores y radares de vigilancia. Aunque en ocasiones se denomina a estos aparatos UAV (Vehículos Aéreos no tripulados), la denominación RPAS es más adecuada, ya que sí están tripulados, pero a distancia.

Precisamente, la formación de las tripulaciones será una de las primeras fases del programa, por lo que no se espera que los aviones estén operativos antes de 2017. Se tratará, en todo caso, de un programa de adquisición, con muy escaso retorno para las empresas españolas, de ahí que su coste figure en el presupuesto de Defensa y no en el de Industria, que supuestamente solo financia aquellos programas de armas con algún componente de investigación y desarrollo.

En 2016, serán cinco programas de armas los que financie Industria (el submarino S-80, el helicóptero NH-90. los Buques de Acción Marítima, la fragata F-110 y los vehículos 8x8), por un importe total de 468,1 millones de euros, casi tanto como el capítulo de inversiones de Defensa (493,6 millones).

El RPAS será en realidad un programa de transición hasta que exista un dron estratégico europeo, en torno al 2025. El Ministerio de Defensa español ya ha mostrado interés en sumarse a los de Alemania, Francia e Italia, que el pasado 18 de mayo decidieron en Bruselas destinar 60 millones de euros a estudiar la viabilidad del proyecto.

http://poderiomilitarespanol.blogspot.com.es/2015/08/defensa-destina-171-millones-comprar.html
 

MAC1966

Colaborador
Colaborador
(defensa.com) El Ministerio de Defensa está buscando desde hace tiempo dotarse de un vehículo aéreo no tripulado (UAV) o remotamente pilotado en su nueva denominación (RPAS) para los que habría preseleccionado el MQ-9 Reaper de General Atomics, asociado con Sener y el Heron TP de la Israel Aerospace Industries aliada con Indra. Según publica el medio especializado Defense Industry Daily, ya se habría tomado una decisión y el elegido habría sido el Reaper estadounidense, para dotar de cuatro vehículos aéreos y dos estaciones de control en tierra (una fija y otra móvil) para ser suministrados en un breve espacio de tiempo, posiblemente antes de dos años.

La selección de estos dos candidatos se había hecho hace tiempo ya, anunciándose informalmente durante la presentación del Plan Director de RPAS que hizo el Ministerio de Defensa y la Dirección General de Armamento y Material en marzo. Entonces se anunció que ya había sido constituida una oficina de programa y que estaban en marcha los documentos RFI (Request for Information) y un estudio de viabilidad.
Los Presupuestos Generales del Estado recientemente presentados en las Cortes Generales incluyen una asignación de 25 millones de euros para la “adquisición del sistema aéreo no tripulado RPAS, de uso conjunto para las Fuerzas Armadas" y la valoración del programa de adquisición en 171 millones de euros de aquí a 2.020.

General Atomics se alió hace años con la española Sener para comercializar en España primero el Predator y ahora la versión más moderna Reaper, desarrollada desde el principio para poder realizar misiones de combate además de las propias de reconocimiento y vigilancia (capacidad conocida como “hunter killer”). Sin embargo en referidas ocasiones, la más reciente durante la citada presentación del Plan Director, el Ministerio confirmó que no tiene intención de adquirir drones armados. Como adelantamos entonces, la adquisición de este RPAS del tipo MALE (Medium-Altitude Long-Endurance) englobado en la Clase III por su tamaño y autonomía, tendría carácter transitorio hasta que España se incorporara decididamente al programa Europeo que ya ha sido puesto en marcha por Francia, Alemania e Italia.

De ser cierto lo anunciado en Defense Industry Daily, quedaría así descartada la adquisición del Heron, presentado por una pareja industrial formada por I.A.I. e Indra que ya había cosechado éxitos en España ya que junto a EADS (ahora Airbus) fueron los responsables de la introducción en España del Searcher MkII J operado por el Ejército de Tierra en Afganistán.

Aunque se trate de un programa conjunto, la operación correrá a cargo del Ejército del Aire, que habría valorado positivamente el hecho de que este sistema está en servicio no solo en los Estados Unidos, sino también en socios europeos como son Reino Unido (que lo opera también armado), Italia y Holanda que lo seleccionó en febrero de este año. (J.N.G.)

http://www.defensa.com/index.php?op...aereo-no-tripulado&catid=54:espana&Itemid=162
 
Referéndum en Cataluña: Madrid manda al ejército para a apoyar a policía y el Rey pide medidas de emergencia
Según el diario El Confidencial, se enviaron dos contingentes en 20 camiones. Las reacciones al discurso de anoche de Felipe VI.
https://www.clarin.com/mundo/refere...-rey-pide-medidas-emergencia_0_rk9YUIM3b.html

A llevar material logístico a una AALOG que está en San Baudilio de Llobregat, han matado mas los cargamentos de taquillas que la peste negra....
 
Felicitaciones España!
que lejos estamos, no solo en lo material pero en mentalidad dirigencial sobre todo


Airbus Albacete entrego otro NH90, 2 Tigres y 2 H215 al Ejercito y Fuerza Aerea
y muchos mas en camino

“Hoy es un día que marca un paso más en el esfuerzo constante para dotar a nuestras FFAA del mejor material posible ”


 

Noticias del Sitio

Arriba