Arte Militar

En la primera mitad del siglo XVIII, Serbia vivía momentos difíciles: bajo el yugo del Imperio Otomano, que se apoderó del país, los serbios se vieron obligados a abandonar sus tierras natales y moverse más allá del Danubio. La población se convirtió en rehén de las guerras austro-turcas, el Imperio austrohúngaro, que había sufrido fracasos militares, a menudo cambiaba el deber de restringir a los turcos a las fronteras que habían cruzado el Danubio, residentes de las zonas fronterizas.
La monarquía rusa, que tradicionalmente favorecía a los serbios ortodoxos, consideraba razonable invitar a soldados famosos a servir. A través de los esfuerzos de los diplomáticos rusos Mikhail y Alexey Bestuzhev-Rumin entre los guardias fronterizos, se encontraron guerreros que deseaban trasladarse a tierras rusas. Las negociaciones a veces se celebraban en secreto, ya que la dinastía gobernante austriaca se oponía al reasentamiento masivo de los serbios.
 

MWAA

Colaborador Veterano Guerra de Malvinas
Colaborador
EJERCITO IMPERIAL 1818-1888

Soldados del Rgto Izmailov jugando al ajedrez


Soldados del regimiento de la Guardia de Moscú lavando la ropa.


Soldados del regimiento Pavlovsky en el bivouac


Grupo de la 1ª compañía de zapadores del Batallon de zapadores de la Guardia


Ulanos de patrulla
 

MWAA

Colaborador Veterano Guerra de Malvinas
Colaborador

COMANDANTE DE ZAPADORES DE LA GUARDIA


LOS CANTORES DEL BATALLON SEMENOVSKY


ULANOS DE LINEA


MARINEROS DE LA GUARDIA EN EL MUELLE DEL NEVA EN EL PALACIO DE INVIERNO


GRUPO DE GRANADEROS A CABALLO DE LA GUARDIA EN INSTRUCCION


EL GENERAL VITOVTOV INSPECCIONA EL TRABAJO DE LOS PONTONEROS EN MANIOBRAS
 

Noticias del Sitio

Arriba