Foto: Royal Navy - LPhot Alker

La Royal Navy ha alcanzado un importante hito para su Grupo de Ataque de Portaaviones (Carrier Strike Group, CSG) ya que recientemente al mismo se le ha concedido la Capacidad Operativa Inicial, lo que significa que todos los elementos aeronavales que integran al mismo han sabido operar con éxito. El CSR cuenta como medio central al portaaviones HMS Queen Elizabeth R08, desde el cual opera un ala aérea embarcada compuesta por F-35 Lightining II y helicópteros EH-101 Merlin. A su vez, el portaaviones está complementado por una escolta de destructores, fragatas y buques logísticos, los cuales brindan la necesaria cobertura anti-submarina y anti-aérea al mencionado grupo.

La Capacidad Inicial Operativa también se hace extensiva a todo el personal involucrado en la operaciones del CSG así como a los diversos sistemas (embarcados y terrestres) que permiten y facilitan la actividad aeronaval. Para Ministro de Defensa Jeremy Quin …»este es un hito muy significativo para el HMS Queen Elizabeth, la Royal Navy y todo el país. Este logro es un testamento a la determinación de nuestro personal de servicio y la fuerza de trabajo de la industria que han entregado esta capacidad militar de primera clase, una capacidad que sólo poseen un puñado de naciones…»

Vale recordar que el CSG se logró reunir por primera vez en octubre pasado, habiendo estado integrado por nueve buques, 15 caza-bombarderos, 11 helicópteros y 3000 marineros pertenecientes a la Royal Navy, a la US Navy y a la Koninklijke Marine. En aquella ocasión el HMS Queen Elizabeth estuvo acompañado por los destructores británicos HMS Diamond y HMS Defender (clase Type 45), por las fragatas HMS Northumberland y HMS Kent (clase Type 23) y por los buques de apoyo logístico RFA Tideforce y RFA Fort Victoria. La armada holandesa participó con la fragata HNLMS Evertsen (clase De Zeven Provinciën) y los EEUU con el destructor USS The Sullivans (clase Arleigh Burke)

La vida operacional (por así decirlo) del HMS Queen Elizabeth así como la de su hermano HMS Prince of Wales R09 no ha transcurrido sin problemas, ya que ambos buques sufrieron y sufren diversos problemas técnicos, algunos de ellos responsables del ingreso de agua marina y posterior inundación. El más reciente se dio en el Prince of Wales, incidente que afectó a diversos sistemas eléctricos que necesitarán ser reemplazados y cuyo costo se estima que será superior a los 5 millones de libras esterlinas. Pese a estos inconvenientes, la Royal Navy espera alcanzar la plena capacidad operativa del CSG en diciembre de 2023.

2 COMENTARIOS

  1. Excelente noticia para el mundo Libre el que la Royal Navy vuelva a tener grupos de portaaviones con los cuales salvaguardar la libertad de navegación en los mares (en su próxima misión en el Pacifico cerca de China) y amedrentar a las naciones que quieran usar la fuerza para solucionar problemas de carácter político.

  2. Pero show. La Royal Navy no puede amedrentar a nadie. Así que esas naciones que quieren usar la fuerza para solucionar problemas políticos, lamentablemente, lo seguirán haciendo. Incluso con la aquiescencia del R.U del cual son grandes socios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.