Sin duda el T-16 fue el vehículo blindado mas producido en la historia, con más de 110 mil unidades fabricadas y vendidas a más de 30 países. No solo cuenta con este record, sino que a su vez, al haber sido incorporado por fuerzas armadas de distintos lugares del mundo, terminaron participando en una gran cantidad de conflictos internacionales.

Su incorporación original en las fuerzas británicas data de 1940, cuando existía una necesidad imperativa de contar con un vehículo de apoyo de infantería, rápido y versátil que ofrezca la capacidad incluso de poder incorporar armamento ligero.

El diseño de los T-16 se basó directamente en los tanques ligeros de la familia Caden Loyd, desarrollados durante la década del 20 en el Reino Unido. La compañía Vickers-Armstrong decide utilizar el concepto de estos tanques ligeros para satisfacer el requerimiento técnico de fabricación de un blindado ligero capaz de portar armamento liviano y transportar piezas de artillería, además de personal.

Con una producción que va desde la década del 30 hasta la década del 60, además con cadenas de producción licenciadas a distintos países del mundo, los vehículos livianos vieron acción en la Segunda Guerra Mundial en la orgánica de las fuerzas del Commonwealth para tareas de reconocimiento, transporte de piezas de artillería, transporte de morteros e incluso armamento antitanque PIAT.

En las distintas fuerzas del mundo, existieron variantes de fabricación de este vehículo, con lanzallamas, cañones sin retroceso, antiaéreos y otros.

En la Argentina

Como menciona Ricardo Sigal Fogliani, la Argentina incorpora estas unidades a partir del año 1948 viendo la necesidad de contar con blindados para tareas de apoyo. Un total de 250 unidades T-16 arriban al país para luego pasar al Arsenal Fray Luis Beltrán para ser reacondicionados. Es importante mencionar que la compra de estos vehículos se facilitó por el bajo precio de mercado, que rondaba los 20 centavos de dólar por kilogramo.

Los cambios que sufrieron estas unidades fueron la incorporación de una ametralladora Madsen Modelo 1926, a sabiendas de los enormes stocks de este armamento que existían en el país.

Su servicio cubrió a todas las unidades nacionales, en tareas de apoyo a la infantería e incluso en tareas para la policía militar. En principio estos vehículos fueron pensados para integrar la 1ra Brigada de Caballería Blindada.

De los centenares de piezas, se destinaron aproximadamente 200 para el Ejército Argentino, unas 90 unidades para la Armada Argentina (Infantería de Marina) y otras pocas unidades para Gendarmería y Policía Federal.

Los Universal Carriers argentinos contaron con sistemas PAPI antitanque, 6 cañones sin retroceso además de ametralladoras.

Características técnicas

  • Peso: 3.52 toneladas
  • Tripulacion: hasta 7 hombres
  • Blindaje: 7 a 10 mm
  • Radio: VHF
  • Motor: Ford Mercury V8 de 100 caballos
  • Velocidad: 53 km/h
  • Armamento: 2 ametralladoras delantera, 1 ametralladora trasera. Cañones sin retroceso o armamento antitanque.

Imágenes

¡Apoyanos!
Avatar
Equipo de redacción de Zona Militar. Para contacto directo info@zona-militar.com

3 COMENTARIOS

  1. Hay uno en el Museo de La Aviación Naval, en la Base Aeronaval Comandante Espora. Lamentablemente sin restaurar y bastante incompleto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.