Clasificado secreto durante los primeros 10 años de su existencia, la icónica aeronave de Lockheed podía navegar al borde del espacio y anticipar los misiles que llegaban. Incluso ahora, más de 20 años después de haber sido retirado del servicio, ninguna aeronave tripulada ha volado más alto o más rápido.

El 22 de diciembre de 1964 se hizo historia en la aviación cuando el piloto de pruebas de Lockheed, Robert J «Bob» Gilliland, despegó de la Planta 42 de la Fuerza Aérea en Palmdale, California, en la nueva aeronave de reconocimiento estratégico de largo alcance y gran altitud SR-71A Blackbird de la compañía.

Diseñado por el famoso ingeniero aeroespacial estadounidense, Clarence «Kelly» Johnson, y desarrollado como un proyecto negro por la secreta división Skunk Works de Lockheed, el Blackbird se convirtió en un icono de la Guerra Fría, volando más alto y más rápido que cualquier otra aeronave, un punto de referencia que permanece invicto 56 años después de su primer vuelo.

Aunque sólo estuvo en servicio durante 24 años, el SR-71 Blackbird fue el avión militar operativo tripulado más rápido y que voló a mayor altura del mundo, un récord que aún mantiene hasta hoy.

El SR-71A – impulsado por dos Pratt & Whitney J58 con turbo-cohetes de postcombustión – fue capaz de navegar cerca del borde del espacio y superar cómodamente a los misiles entrantes. Tenía un techo de servicio de 26.000 metros y podía alcanzar velocidades de hasta 3,3 mach (2.193 mph o 3.529 km/h).

El piloto de pruebas de Lockheed, Robert J «Bob» Gilliland

Era una plataforma única, que volaba sobre los territorios enemigos y las zonas de combate usando nada más que velocidad, altitud y sensores como sus armas. El Blackbird estaba equipado con una variedad de sistemas adecuados para la recolección de datos de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR). Utilizó sistemas de imágenes infrarrojas/ópticas, equipo de recopilación de inteligencia electrónica (ELINT) y un radar aéreo de barrido lateral (SLAR).

Aunque entró en servicio operacional con el USAF en enero de 1966, el ejército de los EE.UU. mantuvo su existencia clasificada hasta 1976. El SR-71A se empleó en dos misiones durante su permanencia, apoyando los esfuerzos de reconocimiento bajo el mando de la fuerza aérea y ayudando a la investigación científica bajo el liderazgo de la NASA. El venerable Blackbird ahora disfruta de su jubilación como la pieza central de los museos de los EE.UU. y el Reino Unido.

La aeronave se ganó el apodo de Blackbird por su esquema de pintura negra, que se aplicaba para ayudar a disipar el calor. Su elegante y largo fuselaje tuvo que ser hecho de titanio para mantener sus altas velocidades. La fricción en la atmósfera circundante generaría altas temperaturas y derretiría los materiales convencionales del fuselaje, mientras que el titanio podría soportar tal calor y también es más ligero que el acero. Irónicamente, la Unión Soviética era el mayor proveedor de titanio del mundo en ese momento y parte del material adquirido a la nación por los EE.UU. se utilizó para fabricar el SR-71A.

El SR-71A fue desarrollado a partir del Lockheed A-12 de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), que era un avión de reconocimiento monoplaza con las mismas capacidades de alta altitud y velocidad. El Blackbird tenía diferencias significativas con el A-12, principalmente su configuración de dos asientos (un piloto y un oficial de sistemas de reconocimiento). También tenía una mayor capacidad de combustible.

En total, se produjeron 32 ejemplares, 12 de los cuales se perdieron en accidentes durante la etapa experimental de la aeronave. No se perdieron Blackbirds como resultado del fuego enemigo. La USAF retiró inicialmente el SR-71A del servicio en 1990, pero varios ejemplares fueron reactivados en 1995. El servicio extendido del aparato duró hasta 1998, cuando la plataforma se retiró oficialmente del servicio militar. La NASA continuó operando el Blackbird hasta 1999.

Tal vez te puede interesar: Boeing presenta su competidor hipersónico, el «Hijo del Blackbird»

¡Apoyanos!

2 COMENTARIOS

  1. En el año 2008 se hizo una despedida del SR71 y me llegó un PPT desde EUA donde en una de las últimas diapositivas figuraban los conflictos armados en los que había participado. Grande fue mi sorpresa al leer Falklands

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.