La Fuerza Aérea Argentina ha destinado todos los medios disponibles para sostener las misiones y tareas requeridas por la Operación Gnal. Manuel Belgrano. La Pandemia COVID-19 ha generado la necesidad de recuperar la aviación de transporte concentrada en los Hércules C-130 y en un único Fokker F-28.

La Fabrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín (FAdeA) entregó el 6 de mayo el Hércules C-130 TC-66 “Polo Sur”. En el mes de febrero concluyeron los trabajos de recuperación del Fokker F-28 TC-52. Actualmente se encuentra abocado al traslado de insumos médicos a lo largo y ancho del país, como de la repatriación de argentinos. La próxima semana el TC-52 realizará su primer vuelo a Perú en reemplazo de los C-130. Los Hércules están destinados a misiones logísticas de transporte para el reabastecimiento de las Bases Antárticas.

A través de información que ha accedido Zona Militar, la Fuerza Aérea Argentina ha firmado un “Joint Venture” con FAdeA para recuperar al Fokker F-28 TC-53. El objetivo es la recuperación de la capacidad de transporte mediano “rápido”.

Los trabajos realizados en El Palomar sobre la unidad se concentraron en la remoción de pintura y partes estructurales para la inspección total de la aeronave. La firma del convenio indica que no fueron halladas mayores novedades, permitiendo la futura recuperación de la unidad con soporte oficial y guía de Fokker Services.

La historia del Fokker Fellowship, lejos de concluir, posee nueva vida al servicio de la Fuerza Aérea Argentina.

Créditos imagen de portada: Facundo Fernández.

Tal vez te interese El retorno del holandés: la Fuerza Aérea Argentina avanza con la puesta en servicio de otro F-28

¡Apoyanos!

2 COMENTARIOS

  1. Si la Fuerza Aérea hubiese comprado un Avión de transporte por año, no tendria el problema que tiene hoy el faltante de aviones de traslado aereo estrategico militar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.