El enorme hospital flotante de la Marina de los EEUU (US Navy) llegará a la ciudad de Nueva York en las próximas semanas para ayudar a dar respuesta al brote de coronavirus, según confirmó el secretario de Defensa, Mark T. Esper esta semana.

En una conferencia de prensa dada el lunes, Esper dijo a los periodistas que el USNS Comfort se dirigirá a la ciudad de Nueva York «con el mismo propósito» que el USNS Mercy, que dejó su puerto de origen de San Diego rumbo a Los Ángeles.

Ninguno de los buques está destinado a tratar a personas que padecen COVID-19.

En cambio, las embarcaciones, cada una de las cuales cuenta con 1.000 camas que fueron construidas para tratar a personas heridas en la guerra, están destinadas a aliviar la presión sobre los hospitales existentes en las dos ciudades, a medida que experimentan el aumento de pacientes por causa de la pandemia.

Como antecedente, el USNS Comfort también fue enviado a Nueva York después de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

El buque tiene capacidad para 1.200 médicos, enfermeras y especialistas y tiene una plataforma de aterrizaje de helicóptero, pero también puede recibir pacientes en barco.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que espera que el buque llegue a Nueva York a mediados de abril después de partir de Norfolk, Virginia, donde se encuentra en mantenimiento.

El miércoles, el New York Times informó que 25.000 personas en la Ciudad de Nueva York han dado positivo y ahora poseen la enfermedad de coronavirus. Y, aseguran que, la cantidad de casos positivos en la Ciudad se ha duplicado cada tres días.

Los funcionarios de Nueva York estiman que se necesitarán 140.000 camas de hospital para albergar a los infectados, en comparación con la proyección anterior de 110.000. Actualmente, solo 53.000 están disponibles.

Tal vez te pueda interesar: Argentina en medio de la pandemia ofrece ayuda humanitaria a habitantes de Malvinas

Deja un comentario