Treinta y seis estadounidense desplegados alrededor del mundo han dado positivo en coronavirus hasta el día de la fecha, dijo un portavoz del Pentágono, confirmando, asimismo, que los casos entre las tropas se han duplicado en solo un día.

En total, 59 miembros de la comunidad del Departamento de Defensa habían confirmado casos del coronavirus de rápida propagación, formalmente conocido como COVID-19, dijo el teniente coronel del Ejército Chris Mitchell, portavoz del Pentágono. Ocho civiles del Departamento de Defensa, 12 dependientes militares, tres contratistas de defensa y los 36 miembros del servicio tienen el virus, dijo, señalando que las cifras estaban al día hasta el martes. El Pentágono no proporcionó la ubicación de los infectados.

Fue un salto marcado en los casos de coronavirus en las 24 horas después de que el Pentágono dijo que 37 personas relacionadas con el DOD habían sido infectadas, incluidos 18 miembros del servicio.

El secretario de Defensa, Mark Esper, dijo el martes por la tarde que las tropas estadounidenses probablemente estén en buena condición, y que las consecuencias individuales si contraen la enfermedad no serán graves. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, es más probable que el coronavirus enferme gravemente o mate a las personas mayores y a las personas con afecciones médicas crónicas importantes, como enfermedades cardíacas, diabetes o enfermedades pulmonares.

“Tenemos una población militar muy joven, saludable y en forma. Creo que les irá bien durante todo esto… estarán bien”.

Mark Esper

Sin embargo, Esper dijo que era importante que aquellos que mostraban síntomas o que pudieran haber estado expuestos se hicieran las pruebas para evitar transmitir el virus a las personas mayores que viven en puestos militares y zonas cercanas.

Funcionarios del Pentágono dijeron el lunes que habían examinado a casi 500 personas relacionadas con el Departamento de Defensa.

El Pentágono también está tomando otras medidas para ayudar a responder a la pandemia dentro de los Estados Unidos. Esper dijo que las Fuerzas Armadas proporcionarán al Departamento de Salud y Servicios Humanos cinco millones de máscaras de respiración y otros equipos de protección personal. El DOD también proporcionará 2.000 ventiladores desplegables especialmente diseñados, que ayudan a las personas comprometidas a respirar.

Por otro lado, el jefe de defensa ordenó esta semana a la Marina que prepare sus dos buques hospitalarios, la USNS Mercy con sede en San Diego y la USNS Comfort con sede en Norfolk, para un posible despliegue.

Ambos buques tienen alrededor de 1.000 camas de hospital y están a cargo de profesionales médicos militares. Además están diseñados para responder a emergencias traumáticas, dijeron las autoridades. Muchos de los profesionales médicos provienen de las filas de reserva del Pentágono, lo que significaría alejarlos de sus trabajos civiles, a menudo en hospitales, dijo Esper.

Sin embargo, aclaró, que los barcos no están diseñados para ayudar en el tratamiento de enfermedades altamente infecciosas. Funcionarios del Pentágono también aseguraron que si bien los buques hospitales son de utilidad, no están diseñados para tratar enfermedades infecciosa sino a pacientes con trauma.

Tal vez te pueda interesar: China inicia ensayos clínicos de la primera vacuna contra el coronavirus desarrollada por el principal experto militar en bioguerra del país

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.