Lockheed Martin ganó un contrato de USD 12.4 millones para realizar tareas de apoyo a las variantes C-130-J y KC-130-J de Francia, según anunció el Departamento de Defensa.

El avión KC-130-J, también conocido como el Super Hércules, es un avión de transporte militar turbohélice de cuatro motores adecuado diseñado para el traslado de tropas y cargamento, así como para reabastecimiento de combustible en el aire.

El C-130 y sus diversas variantes, se encuentran en uso en diecisiete naciones. Francia tiene cuatro, su primera puesta en servicio fue en 2018 para uso en actividades de transporte aéreo y reabastecimiento de combustible en la región del Sahel subsahariano. Francia también tiene varias variantes antiguas de C-130-H.

El contrato, anunciado por el Pentágono el jueves, exige el mantenimiento a largo plazo de la aeronave, incluido el soporte de gestión de programas, repuestos, servicios de soporte de suministros, equipos de soporte, servicios de ingeniería, actualizaciones de pedidos técnicos, modificaciones de aeronaves y programas de gestión de datos y configuración.

El trabajo se realizará en las instalaciones de Lockheed Martin en Marietta, Georgia, y en las bases aéreas en Francia, con una fecha de finalización prevista para el 1 de enero de 2023.

Imagen de portada KC-130J Hercules. Créditos Military.com

¡Apoyanos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.