La compañía Boeing ha recibido más de USD 45 millones para realizar entrenamiento a la tripulación aérea del P-8A para la Marina de los EEUU y el gobierno de Australia. El acuerdo, anunciado el miércoles por el Departamento de Defensa, prevé que la mayoría de los trabajos de mejoras para la patrulla marítima y el avión de vigilancia se realizarán en los Estados Unidos.

El cuarenta y cinco por ciento del trabajo se realizará en St. Louis, Missouri, y el 40 por ciento en Jacksonville, Florida, con el 12 por ciento en Australia, el 2 por ciento en Whidbey Island, Washington, y el 1 por ciento en Orlando, Florida. El trabajo está programado para finalizar en diciembre de 2022.

A principios de esta primavera, el avión P-8A Poseidón se unió a las operaciones de vigilancia en Japón, donde la fragata de misiles guiados HMAS Melbourne ya estaba desplegada. El despliegue australiano impone sanciones de las Naciones Unidas contra Corea del Norte.

El avión de patrulla y vigilancia marítima se basa en el diseño del fuselaje 737-800 de Boeing.

Deja un comentario