El primer Mirage F1 de ATAC realiza su vuelo inaugural en los Estados Unidos.

Cinco años después de su retirada del Armée de l’air francés, Airborne Tactical Advantage Company (ATAC), ha puesto de nuevo en vuelo un Mirage F1 como parte de su flota de 63 jets Mirage F1 que adquirió en 2017.

0
Foto: Airborne Tactical Advantage Company (ATAC)

En el 2017, ATAC adquirió 63 jets Mirage F1, 6 millones de piezas de repuesto y 150 motores Atar 9K50 de repuesto a la Fuerza Aérea Francesa en un contrato valorado en 25 millones de euros. 40 de esos aviones deberían volver a estar operativos, mientras que el resto se utilizará para piezas de reposición

Durante su primer vuelo, el Mirage F1B con matrícula N601AX, que formaba parte del Escadron de reconnaissance 2/33 Savoie, seguía luciendo la librea especial creada para su vuelo de retiro sobre los Campos Elíseos durante el desfile del día nacional de Francia, el 14 de julio de 2014.

El Dassault Mirage F1 es un avión de combate multipropósito que entró en servicio en 1973. Sustituido en el Ejército del Aire francés por el Dassault Mirage 2000 y el Dassault Rafale, sigue siendo utilizado en varias fuerzas aéreas de todo el mundo, sobre todo en Irán.

Los aviones de combate privados, operados por veteranos pilotos de combate, ofrecen la oportunidad de llevar a cabo Entrenamientos de Combate Aéreo Disimilares (DACT) que involucran dos tipos de aeronaves. El Mirage F1 también permitirá a Estados Unidos entrenar a sus controladores de ataque terminal conjunto (JTAC) para designar objetivos para bombardeos de precisión y apoyo aéreo cercano. La Fuerza Aérea de los Estados Unidos necesita “más capacidad y ellos necesitan más capacidad”. Ya no pueden generar eso internamente”, dijo Jeffrey Parker, director ejecutivo de ATAC, a Dallas News.

Estados Unidos tiene actualmente una licitación para un contrato ADAIR a diez años valorado en 6.000 millones de dólares. Los candidatos deben ser capaces de proporcionar 37.000 horas de vuelo de entrenamiento anuales durante 10 años a los pilotos de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. ATAC compite con otro contratista militar privado, Draken International, que también ha comprado 22 aviones Mirage F1 al Ejército del Aire Español. Sin embargo, parece que ATAC tenía la ventaja en la competición, ya que su rival aún no ha volado ninguno de sus aviones de combate.

Leave a Reply