La agencia de noticias de Pyongyang, KCNA, que es controlada por el Estado de Corea del Norte, anunció este miércoles que cualquier cooperación que Corea del Sur haga con los Estados Unidos sobre el despliegue de los misiles terrestres será tomado como un «acto imprudente». Estados Unidos planea desplegar misiles convencionales de rango medio en el Asia-Pacífico.

«Como si no fuera suficiente, el sistema de defensa antimisiles de EEUU THAAD no se eliminó, sino que se desplegó permanentemente, los planes actuales para desplegar nuevas armas de ataque en el Sur aumentarán las tensiones regionales», dijo KCNA. «En la región del Lejano Oriente, esto no puede ser sino un acto imprudente que conduce a una nueva Guerra Fría y una carrera armamentista».

Las conversaciones sobre los planes de Estados Unidos para desplegar misiles en Asia comenzaron poco después de que Estados Unidos acordó retirarse del Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio, o INF, el 2 de agosto.

El tratado consistía en un acuerdo entre Estados Unidos y Rusia, pero los expertos dicen que él mismo ha tenido un impacto significativo en frenar la competencia armamentista en otras partes del mundo, incluida Asia.

Corea del Norte también advirtió a Seúl que el Sur podría ser «arrastrado a la línea de control de Estados Unidos» y podría obligar al país a convertirse en un objetivo para los países vecinos, es decir China y Rusia.

La crítica de Pyongyang ante la posible cooperación de Corea del Sur, se produce a menos de dos semanas después de que el tabloide estatal chino Global Times advirtiera a Corea del Sur y a Japón que «despertaran» para no convertirse en el «objetivo de los misiles chinos y rusos».

El miércoles, KCNA hizo una referencia directa al artículo del Global Times. El periódico del Partido de los Trabajadores de Corea, Rodong Sinmun, emitió una declaración de condena similar. El documento se refería a las renovaciones en curso en la base THAAD de Corea del Sur como un acto «contra la paz».

La restauración de las unidades de vivienda para los soldados estadounidenses y surcoreanos estacionados en el sitio THAAD en Seongju, Corea del Sur central, comenzó a principios de este mes.

Deja un comentario