La prueba fallida de misiles que mató a cinco científicos en Rusia el pasado jueves, tenía un sistema de propulsión nuclear que utilizaba materiales radioactivos.

El reactor nuclear a pequeña escala explotó en una plataforma costa afuera en la región de Arkhangelsk, cerca del Círculo Polar Ártico. Las autoridades rusas inicialmente dijeron que el misil tenía un sistema de propulsión de fuego líquido, pero el director científico, Vyacheslav Soloviev, confirmó más tarde que era de propulsión nuclear.

De los científicos que trabajaban para la corporación nuclear Rosatom en la prueba fallida del misil, tres resultaron heridos mientras que cinco perdieron su vida. El director Valentin Kostyukov, dijo que los científicos fallecidos representaban la élite del Centro Nuclear Federal de Rusia.

Tras la noticia de la explosión, los medios rusos especularon que podría tratarse del SSC-X-9 Skyfall, un misil de crucero de propulsión nuclear. El presidente ruso, Vladimir Putin, presentó el arma durante su discurso sobre el estado de la nación el año pasado.

El accidente causó un pico de radiación en la ciudad portuaria de Severodvinsk, Rusia. Noruega ha intensificado el monitoreo de la radiación a raíz del accidente, pero no ha encontrado nada anormal. Los oficiales de inteligencia estadounidenses quieren saber más sobre la misteriosa explosión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí