Las palabras del Ministro de Defensa Oscar Aguad aún siguen haciendo eco, e incluso ganan relevancia si tenemos en cuenta los importes previstos en el Proyecto del Presupuesto 2019. En pocas palabras, la situación se presenta como extremadamente compleja para las actividades y re-equipamiento de las Fuerzas Armadas, algo que era sabido en el ambiente pero que aún se desconocía su alcance.

Ya de por si golpeado por la inflación y la devaluación del peso frente al dólar, el presupuesto de Defensa en su detalle revela algunas cifras que resultan más que preocupantes y que sin duda tendrán un fuerte impacto en las FFAA.

Dicen que las comparaciones siempre son odiosas, pero si se revisa detenidamente el apartado “Metas, Producción Bruta e Indicadores” de cada fuerza correspondiente a los años 2018 y 2019, comprenderemos sin demasiado análisis como impactará el ajuste presupuestario.

En el caso del Ejército Argentino, la comparación de los períodos 2018 y 2019 para el apartado “Alistamiento Operacional” es la siguiente:

Mientras que los número de la Fuerza Aérea Argentina, en lo que hace al Alistamiento Operacional de la Fuerza, revela que el recorte tendrá un fuerte impacto en las horas de vuelo. La comparación de los años 2018-2019 así lo demuestra.

Al complicado panorama para 2019 se suma el último trimestre del corriente año, del cual se estima que las actividades para las Fuerzas Armadas serán las mínimas, con excepción de aquellos medios y personal que se estarán involucrados en el apoyo a las operaciones de seguridad para la Cumbre de Líderes del G20.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí