La FAP realiza operaciones disuasivas con sus aviones interceptores Cessna A-37B Dragonfly

0
Avión A 37B Dragonfly

La FAP realiza operaciones disuasivas, como así también de interceptación en tierra, dirigidas contra aeronaves ilegales que actúan sobre la zona de Pichis Palcazú, a razón de la lucha que lleva a cabo el Estado peruano contra el narcotráfico.

El encargado de supervisar las acciones de la Fuerza Aérea del Perú ha sido el ministro de Defensa, José Huerta Torres, quién además se refirió de la siguiente manera sobre las acciones implementadas: “La Fuerza Aérea está tomando una serie de acciones con vuelos de reconocimiento disuasivos y otro tipo de vuelos para evitar que avionetas ilegales continúen llegando a la zona”.

El ejercicio permitió al Ministerio conocer algunos lugares en dónde operan pistas de aterrizaje no autorizadas, las que son utilizadas por organizaciones criminales dedicadas al tráfico de drogas.

Por su parte, el titular de Defensa explicó que el narcotráfico es uno de los principales enemigos que posee el país, razón por la cuál, es necesario ejercer un control exhaustivo sobre los ríos y el espacio aéreo, por lo que se prevé realizar operativos conjuntos con otros organismos como la Policía Nacional.

Cabe destacar las características técnicas por las cuáles el avión A-37B resulta óptimo para realizar este tipo de tareas. En septiembre del año pasado, la FAP completó la modernización de los sistemas de comunicación y sistemas especiales en el quinto Cessna A-37B Dragonfly, esto sumado a otras virtudes tales como la instalación de sistemas avanzados y que, lógicamente se trata de un avión ligero para realizar las maniobras que son necesarias.

Deja un comentario