El caza furtivo Tempest subraya las ambiciones del Reino Unido

0

El día de la inauguración de la exhibición aérea de Farnborough se reveló una muy ambiciosa visión del fututo avión de combate de próxima generación del Reino Unido, con el caza conceptual BAE Tempest añadiendo una significativa potencia de fuego  a la nueva estrategia del Futuro del Combate aéreo del Ministerio de Defensa (FCAS o Future Combat Air strategy) .

Al presentar un modelo a escala real de la futura plataforma dentro del stand de BAE Systems, el secretario de defensa Gavin Williamson dijo: «Estamos entrando en una nueva era peligrosa de guerra, por lo que nuestro principal objetivo debe ser el futuro. Hoy, les ofrecemos un vistazo del mañana.»

Al describir al Reino Unido como «un líder mundial en el combate aéreo, combinando habilidades y tecnología de toda Europa», Williamson dice que su nueva estrategia proporciona un patrón para convertir sus «elevadas aspiraciones  en una realidad» al buscar un futuro reemplazo para el Eurofighter Typhoon.

«Esta es una estrategia para mantener el control del aire, tanto en casa como en el extranjero, para seguir siendo un líder mundial en el sector, apoyar una agenda de prosperidad más amplia y desarrollar habilidades clave en toda la base industrial del Reino Unido», dice Williamson.

La visión del Reino Unido para el Tempest, un gran caza bimotor, furtivo,  dotado de ala en delta y con rasgos de diseño que se asemejan a los utilizados en el Lockheed Martin F-22 así como conceptos de un caza de sexta generación. Se considera que el Tempest incorpora una amplia gama de tecnologías, incluido un sistema de propulsión adaptable y una cabina «virtual» que se mostrará en la pantalla montada en el casco del piloto. La plataforma operativa podría ser tripulada o no, y capaz de desplegar municiones de enjambre y llevar un arma láser de energía dirigida.

Un símbolo del trabajo realizado hasta ahora como parte de una asignación de 10 años por £2 mil millones (US$ 2.6 mil millones) anunciada en la Revisión de Defensa y Seguridad Estratégica 2015 del Ministerio de Defensa, el concepto es el resultado de una colaboración llamada Team Tempest, que involucra a BAE, Leonardo, MBDA, Rolls-Royce y la Oficina de Capacidades Rápidas de la RAF, incorpora las capacidades del Reino Unido en la materia, pero invita mucho a la participación internacional.

Las actividades de Team Tempest abarcarán el trabajo en 50-60 demostraciones nacionales, cubriendo aspectos tales como la baja observabilidad, los sensores avanzados, la propulsión y el diseño futuro de la cabina, contenidos en una iniciativa de tecnología FCAS existente. Los socios actuales firmaron un nuevo contrato de acuerdo  principal en la feria para avanzar en la actividad.

«Queremos nuevos socios también», dice Williamson. «Queremos poner nuestras habilidades de clase mundial a disposición de nuestros amigos, al adoptar las habilidades de alto nivel que también ofrecen y pueden traer a la mesa».

Las naciones que incluyen a Japón, Suecia y Turquía están entre las con que el Reino Unido estaría dispuesto a trabajar, mientras que las compañías detrás de un proyecto franco-alemán independiente han pedido una mayor colaboración entre las naciones europeas, potencialmente la incorporación del Reino Unido.

Al describir la nueva Estrategia de Combate Aéreo como una «poderosa declaración de intenciones», el presidente ejecutivo de BAE, Charles Woodburn, dice que la iniciativa de desarrollo  FCAS es «una gran oportunidad para todos nosotros».

Refiriéndose a «un compromiso férreo a cumplir» en la visión de la estrategia, Williamson dice: «Ya hay un nuevo equipo en la pista. Su calendario es claro: quiero ver un caso de negocio para el programa de adquisición para el final del año. Las primeras decisiones sobre la adquisición de las capacidades de próxima generación se tomarán para fines de 2020, con las decisiones finales de inversión para el año 2025. Para el 2035, quiero ver al Tempest volando junto a los Typhoons y Lockheed F-35 «.

«Estamos trabajando al ritmo: ese es el mantra del equipo», dice AVM Simon Rochelle, jefe de personal de RAF, la capacidad. Señalando un modelo de «equidad compartida y riesgo compartido» entre los socios de la industria y el Ministerio de Defensa, agrega: «El financiamiento es real».

Los requisitos clave para un sistema futuro incluyen la capacidad de sus desarrolladores para recurrir a técnicas de desarrollo en espiral, y utilizar software tipo aplicación para apoyar la evolución continua de un sistema a través de mejoras de capacidad rápidas.

El ingeniero jefe de Rolls Royce, Conrad Banks, dice que la compañía investigará una gama completa de tecnologías para un futuro sistema de propulsión, incluida la gestión térmica y las necesidades de refrigeración, posiblemente mediante el uso de una tercera corriente de aire desviada de sus motores de turbina de gas. Otras áreas de interés incluyen el mayor uso de materiales compuestos, además de generadores integrados, un sistema de fan tolerante a la distorsión y la tecnología de almacenamiento de baterías.

«Para la Royal Air Force, se trata de tomar posesión … es una oportunidad única para diseñar un sistema que garantice que podamos mantener las capacidades aéreas de combate que son tan importantes hoy en día, y continuar controlando el espacio aéreo en el futuro», dice el jefe del personal aéreo ACM Sir Stephen Hillier. Él ve un activo de ataque futuro como una «capacidad flexible y ágil, entregada rápidamente, de manera asequible y configurable para una serie de conflictos futuros».

«El Reino Unido está completamente abierto a la asociación internacional», dice Hillier. «Es una forma totalmente apropiada para que la RAF entre en su segundo siglo».

En respuesta a la presentación del concepto Tempest, Airbus dijo:

«Airbus toma nota del anuncio del Reino Unido sobre sus planes para el desarrollo de un nuevo avión de combate y le anima ver el compromiso financiero del gobierno con el proyecto que respalda el objetivo de la capacidad soberana de defensa europea.»

«Un futuro sistema aéreo de combate es de suma importancia para las fuerzas armadas de Europa y, por lo tanto, esperamos continuar las discusiones de colaboración en esta área con todos los actores europeos relevantes».

POR CRAIG HOYLE FARNBOROUGH – FUENTE FLIGHTGLOBAL.COM 

Deja un comentario