El secretario general de la OTAN aseguró que todos los miembros oyeron “alto y claro” el reclamo de Donald Trump

0

Jens Stoltenberg confirmó que desde que el presidente estadounidense asistió a su primera cumbre de la Alianza, en 2017, los aliados han aumentado su gasto militar en más de 40.000 millones de dólares

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró este jueves, en el cierre de la Cumbre de la alianza de defensa, que todos los miembros oyeron “alto y claro” el mensaje del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre gasto militar, y que las discusiones al respecto fueron “francas”.

En conferencia de prensa, el líder ejecutivo recordó que al principio de la semana había asegurado que esperaba discusiones sinceras sobre la inversión militar y señaló que “eso es exactamente” lo que tuvieron los miembros de la organización, pues según Stoltenberg, “es lo que se hace entre amigos y aliados”.

“Entendemos que este presidente estadounidense se toma muy en serio el gasto en Defensa y eso está teniendo un claro impacto“, dijo el secretario general aliado, quien precisó que tras años de recortes en las fuerzas armadas, se está incrementando la inversión.

Confirmó, igualmente, que desde que el presidente estadounidense estuvo en mayo de 2017 en la cumbre de la OTAN los aliados del Viejo Continente y Canadá han destinado más de 40.000 millones de dólares al ámbito militar.

Durante una rueda de prensa previa, Trump afirmó que los miembros de la Alianza, sin incluir a Estados Unidos, han destinado desde el año pasado 33.000 millones de dólares al gasto en defensa, si bien ayer aseguró que se habían invertido 40.000 millones desde la cumbre de 2017 y lo consideró “un paso, pero un paso muy pequeño“.

En cualquier caso, este jueves añadió que las cifras de gasto militar podrían incluso superar esos 40.000 millones, como finalmente apuntó Stoltenberg.

Sobre la decisión de interrumpir este jueves la agenda de la OTAN para volver a discutir la inversión en defensa, el secretario general explicó que los países de la organización sentían que no habían concluido la discusión sobre el reparto de la carga financierael miércoles y que era necesario seguir con ella. De todas formas, el secretario general aliado consideró que la de este año fue “una buena cumbre”.

“Tuvimos una buena cumbre no porque todo estuviera prescrito, sino porque fue una discusión abierta y buena donde mantuvimos un intercambio de argumentos y puntos de vista franco y respetuoso“, comentó.

Asimismo, recalcó que las diferentes posturas entre los aliados no son un problema mientras sea posible tomar decisiones e indicó que la necesidad de invertir más en defensa se debe a que el mundo actual es “más peligroso e impredecible”, y a que cualquier gasto adicional de los países que no llegan al objetivo del 2% del PIB mejora el reparto de la carga.

Los miembros de la OTAN se comprometieron en su cumbre de Gales de 2014 a destinar el 2% de su PIB a la defensa en una década, lo cual se ha convertido en la mayor exigencia de Donald Trump a sus aliados y ha centrado los debates de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la organización que finalizó hoy en Bruselas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí