El oficial naval de más alto rango destacó el viernes que el Pentágono toma bastante en serio la opción militar contra Corea del Norte. Y que la misma es una posibilidad como plan B, mientras que Washington  se enfoca en la diplomacia

“No son palabras vacías”, dijo el almirante John M. Richardson, jefe de operaciones navales (CNO), en una entrevista exclusiva con la agencia de noticias Yonhap en la base militar de los EEUU en Yongsan, en el centro de Seúl. “Para tener una disuasión legítima, creo que debes tener opciones legítimas, supongo. Así que estamos preparados”.

Sus comentarios se produjeron en medio de señales confusas o mixtas de Washington sobre su enfoque hacia Pyongyang tras el lanzamiento “exitoso” de un nuevo misil balístico intercontinental (ICBM) conocido como Hwasong-15.

Esta semana, el Secretario de Estado Rex Tillerson hizo una propuesta sorpresa para el diálogo incondicional con el Norte. Pero la Casa Blanca fue rápida en rechazar la opinión de que bajó la barra.

Cuando se le preguntó sobre el estado de ánimo en el Pentágono, el almirante citó un claro consenso de que la amenaza y la capacidad de las provocaciones del Norte han ido en aumento.

Otra cosa segura es que Estados Unidos sigue comprometido con su alianza “sólida como una roca” con el liderazgo de la diplomacia.

“Pero en el ejército entendemos que tenemos que estar preparados para cualquier tipo de amenaza creciente que pueda venir del Norte, y si  nos amenazaría desde el Norte, para que podamos prevalecer y que proporcionemos un respaldo firme a los esfuerzos diplomáticos y los  económicos que van a la vanguardia “, dijo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí