El Pentágono “va demasiado lento” para contrarrestar las amenazas de los drones

0
El general de la Fuerza Aérea John E. Hyten, comandante del Comando Estratégico de los Estados Unidos, en la sede del Stratcom en Offutt, Nebraska, 2 de marzo de 2017. Foto: Ministerio de Defensa​

Traducido y adaptado por Negro2000

El ejército está avanzando demasiado lentamente para proteger los sitios nucleares de Estados Unidos de la amenaza de vehículos aéreos no tripulados comerciales o de aviones no tripulados, dijo el miércoles el comandante de las fuerzas estratégicas del Pentágono a los legisladores.

El general John Hyten, comandante del Comando Estratégico de los Estados Unidos, dijo al Comité de Servicios Armados de la Cámara que necesitaba acelerar el armamento de los sitios nucleares con herramientas para desactivar o destruir drones, así como desarrollar el marco legal para interceptar aviones no tripulados.

“Vamos demasiado lento”, dijo Hyten en respuesta a una pregunta del representante Don Bacon (R-Neb.).
“Tenemos que tener las políticas y autoridades correctas ahí fuera para que nuestros defensores sepan exactamente qué hacer, entonces tenemos que darles soluciones materiales para que puedan reaccionar cuando vean una amenaza e identifiquen que hay una amenaza para que hagan las cosas correctas. Simplemente vamos muy despacio en las políticas, las autoridades y las soluciones materiales”.

Ha habido mucha ambigüedad alrededor de qué nivel de personal de seguridad de la fuerza se puede utilizar cuando se encuentran con un avión no tripulado comercial que vuela en el espacio aéreo comercial.

“No basta con que les diga a nuestros chicos que tomen una escopeta y disparen a algo que esta sobrevolando [una instalación nuclear]. Hay legislación sobre lo que podemos y no podemos hacer “, dijo el jefe del Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea Robin Rand a periodistas en septiembre, informó Defense News.

Se trataba de una interpretación de la ley federal por parte de la Administración Federal de Aviación que impidió que el personal de seguridad derribara un drone sobre un área delicada.

Eso fue mitigado por la aprobacion de diciembre de 2016 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional 2017, que incluía la estipulación de que “si un drone amenaza cualquier instalación nuclear, de defensa antimisiles o instalaciones de misión espaciales de seguridad nacional, el [Secretario de Defensa] “utilizara la fuerza razonable para inhabilitar o destruir al drone”.

La Armada y la Fuerza Aérea mantienen el arsenal estratégico de armas nucleares de Estados Unidos. Las armas están divididas entre las instalaciones de misiles balísticos intercontinentales (ICBM) de la Fuerza Aérea en el Medio Oeste y una fuerza de bombarderos estratégicos B-52 más los submarinos con misiles balísticos nucleares de la clase Ohio de la Marina.

El año pasado, la Marina estaba a la caza del propietario de un avión no tripulado comercial que realizo varios vuelos nocturnos sobre la base naval de Kitsap, en Washington, hogar de la flota de submarinos de misiles balísticos nucleares de la Marina en la costa oeste de Ohio. El incidente despertó la conciencia a la fuerza de la amenaza.

“Es reconocer que estos vehículos aéreos no tripulados están allí – ya sean clubes de aficionados o alguien más nefasto – y es realmente difícil determinar cuáles son los orígenes de esas cosas”, dijo el viceministro de Operaciones Navales, el Alm. Bill Moran, a USNI News.

“Estamos activamente buscando maneras de eliminar la amenaza, si se convierten en una amenaza. También estamos muy interesados en que las autoridades nos permitan eliminarlo cuando se convierte en una amenaza”.

Mientras que Hyten agradeció al panel de la Cámara por ayudar a despejar la ambigüedad, dijo que el Pentágono todavía estaba luchando por la ley.
“Observo un número de abogados involucrados en esta discusión y bueno, es significativo”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí