Traducido y adaptado por Negro2000
Para www.zona-militar.com

Los contratistas de defensa de Estados Unidos, que vieron subir las ventas internacionales bajo la administración del presidente Barack Obama, pueden esperar un continuo auge de las exportaciones de armas bajo el gobierno de Donald Trump, ayudado por los persistentes riesgos de seguridad en Oriente Medio y tensiones en Asia y Europa.

Las acciones de los principales contratistas de defensa, incluyendo Raytheon Co., Northrop Grumman Corp., y General Dynamics alcanzaron máximos de por vida, el miércoles, mientras los inversionistas apuestan a un mayor gasto del Pentágono con Trump, que prometió una acumulación masiva del ejército estadounidense incluso cuando prometió reducir los enredos extranjeros.

Aunque Trump ha hecho frecuentemente declaraciones contradictorias en política exterior, ha pedido reiteradamente a sus aliados en Europa y Asia Oriental que paguen más por su propia defensa. Los expertos en defensa dicen que podría beneficiar a la industria nacional ya que se espera que Trump continúe apoyando el suministro de exportaciones de armas a los aliados y ayudarles a desarrollar sus propias capacidades de defensa.

“Desde el lado de los Estados Unidos, estaríamos equipándolos para hacer eso”, dijo Roman Schweizer, analista de Cowan & Co.

Eso también encajaría con el plan de Trump de estimular la economía doméstica al impulsar los empleos manufactureros de Estados Unidos.

La administración de Trump tendrá “más apertura a vender armas a nuestros aliados y socios, es amigable con los negocios, juega con la base manufacturera estadounidense”, dijo Mark Cancian, asesor principal del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Las exportaciones de armas de los Estados Unidos, medidos por los costos de producción, crecieron 54 por ciento en 2015 desde 2008, un año antes de que el presidente Barack Obama asumiera el cargo, según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo. Eso representa el mayor crecimiento para cualquier administración desde las presidencias de Truman y Eisenhower después de la Segunda Guerra Mundial.

El boom fue impulsado por el consistente cabildeo por parte del gobierno de Obama para los negocios de armas, su política de armar y entrenar a los grupos próximos en los conflictos y por las restricciones presupuestarias en casa que incitó a los fabricantes de armas a buscar ventas en el extranjero. (Extracto)

http://www.reuters.com/article/us-usa-election-arms-idUSKBN1343I0?il=0

Deja un comentario