Los orígenes

Aunque algunos buscan el origen de los drones en otros hechos, se puede decir sin dudas que un punto de partida pudo ser cuando el día 22 de Agosto 1849 el ejército Austriaco uso en una batalla contra la ciudad de Venecia globos cargados con explosivos.
Estos globos se lanzaron desde uno de los barcos Austriacos el llamado Vulcano. Aunque alguno de estos globos no fueron efectivos, ya que dependían mucho del viento y muchos de ellos se desviaron a grandes distancias o incluso volaron de vuelta a los barcos de la armada austriaca.

Los globos explotaban una vez estaban sobre la ciudad mediante un sistema detonador con una batería galvánica con un hilo de cobre aislado. Los explosivos caían verticalmente tras desinflarse el globo y explotaban.

Aunque los globos no concuerdan con la definición actual que le damos a los Drones/UAV, el concepto si se ajusta al de “plataforma no tripulada que porta una carga útil”, en este caso explosivos

Los primeros años

Los orígenes reales de los aviones no tripulados de hoy en día lo encontramos a partir del desarrollo de los primeros aviones de radio control recuperable y reutilizables de la década de 1930.

En 1931, los británicos desarrollaron el blanco radio controlado Fairey Queen a partir del hidroavión Fairey IIIF Floatplane fabricando una pequeña partida de tres aviones de este modelo.

La Royal Navy por su parte, en busca de aviones para disparar en sus prácticas de artillería desarrolló a partir del De Havilland Tiger Moth un avión a control remoto al que llamaron “Queen Bee”. Más de 400 de ellos fueron construidos y utilizados para prácticas de tiro por la esta fuerza entre los años 1930 y 1940.

UeyYz0n
Winston Churchill esperando el lanzamiento de un Havilland Queen Bee drone blanco radio controlado, en 6 Junio de 1941.

Después de la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas armadas de los Estados Unidos seguían con la intención de desarrollar un nuevo avión no tripulado aire-aire para sus prácticas de tiro tierra-aire, la empresa estadounidense Teledyne-Ryan gana un contrato en 1948 con su UAV Firebee. El primer vuelo del prototipo porque-2 Firebee se produce en 1951. El Firebee podría ser lanzado desde el aire, con modificaciones especiales hechas sobre los Douglas A-26 Invader en primer lugar; o lanzados desde tierra con lo que se denomina JATO el despegue asistido por cohetes.

QwWJoes

Siendo utilizado como blanco teledirigido desde principios de los sesenta, el Firebee evolucionó lentamente a través de diversas modificaciones hasta que comenzó a ser utilizado exclusivamente con fines de reconocimiento y recolección de inteligencia.

Un modelo desarrollado específicamente para este propósito, y con el nombre de Ryan Model 147BLightening Bug, tuvo su primera misión volando sobre Bien Hoa, Vietnam el 11 de octubre de 1964, y en el sur de Asia desde mediados a finales de 1960. Al final de la guerra de Vietnam 33 de ellos fueron dados a Israel donde fueron utilizados para llevar a cabo misiones de vigilancia durante la Guerra de Yom Kipur en 1973.

Entre los años 1977 y 1980, el UAV mas prometedor de los EE.UU. en ese momento era el Aquila, necesitaba 30 personas para lanzarlo, volaba por sólo unos minutos cada vez, y se estrellaba a un promedio de uno cada 20 horas de vuelo, ante la poca efectividad perdieron el interés en los aviones no tripulados con fines de vigilancia y recopilación de inteligencia, prefiriendo invertir tiempo y dinero en los satélites y las imágenes de alta resolución.

Israel tomó la iniciativa en el desarrollo de aviones no tripulados, con la construcción de una serie de diferentes modelos. De los cuales vendió varios al Pentágono, incluyendo un avión no tripulado llamado RQ-2 Pioneer que podía ser lanzado desde un buque o de una base militar, con una autonomía de 4 horas a 185 kilómetros, y una velocidad de 220 kilómetros por hora.

Los EE.UU. ponen rápidamente en uso al Pioneer durante
la primera guerra del Golfo en la que los utiliza en más de 300 misiones.

Entra en nuestra breve historia aeroespacial el israelí ‘rebelde’ Abraham E.Karem llamado por muchos como “el hombre que inventó el avión no tripulado Predator”.

En 1974, el ingeniero aeronáutico Karem, renuncia a la gigantesca empresa militar Israeli Aircraft Industries para establecer su propio negocio de UAVs. Al no tener la suerte de vender sus ideas a los militares israelíes, Karem y su familia emigran a los EE.UU., donde continuó trabajando en sus diseños. A principios de los años ochenta Karem mostró un UAV construido en su garaje en los Ángeles a la DARPA.

Fue construido de manera intencional con baja tecnología, el uso de madera contrachapada, fibra de vidrio de fabricación casera y un motor de dos tiempos de la clase que normalmente se encuentran en los karts. “Quería demostrar que el rendimiento es en gran parte resultado de un diseño inspirado y subsistemas altamente optimizados.

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa, financió las pruebas de vuelo y en 1985 firmó un contrato con la nueva compañía de Karem, Leading Systems que desarrollo un UAV de gran autonomía de vuelo llamado Ámbar.

Si bien Ámbar voló con éxito, debido a recortes en el presupuesto de financiación para el proyecto fue despedido. El ing. Karem no se desanimo y continuó trabajando en el desarrollo de un nuevo UAV, más simple basado en Ambar al cual llamo Gnat.

Karem no soporto la presión financiera que sufría su compañía, y finalmente en 1990 fue absorbida por General Atomics, propiedad de los multimillonarios Neal y Linden Blue.

En 1993 el Pentágono quería desplegar rápidamente un avión no tripulado de vigilancia para apoyar a las fuerzas de la ONU en la antigua Yugoslavia. El Gnat 750 fue seleccionado y en 1994 los primeros Gnat 750 fueron desplegados en una base de operaciones de la CIA en Albania para las operaciones en los Balcanes.

Al ver el éxito del Gnat, General Atomics desarrolla un UAV más grande, sobre la base del Gnat con la incorporación de comunicaciones vía satélite, lo llamaron Predator.

zA6YHfs

Este nuevo avión no tripulado tuvo su primer vuelo en junio de 1994 y fue visto operativo y desplegado sólo un año después, en apoyo de la campaña aérea de la OTAN contra las fuerzas serbias en Bosnia.

En 1999 los Predators se desplegaron de nuevo sobre Kosovo como parte de la ‘Operation Allied Force’.

Aunque los drones tuvieron éxito en la localización de los objetivos, un problema clave era la comunicación de la ubicación precisa de un objetivo a una aeronave armada lo que estaba tomando demasiado tiempo. La solución fue añadir un láser en el Predator lo que permitió que los operadores de aviones no tripulados simplemente ‘iluminaran’ un objetivo con su láser mientras que otros aviones armados podrían entonces “ver” y actuar.

El siguiente pasó lógico, según el general John Jumper, el entonces comandante de la USAF en Europa, y después del 9/11 Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea era la introducción de armamento en los propios drones. Dijeron que esto tomaría unos cinco años y el costo seria de US$ 15 millones, Jumper ordenó que se haga dentro de los 3 meses, a un costo total de US$ 3 millones.

Parte 2: Drones Armados

El 16 de febrero de 2001, funcionarios de la Fuerza Aérea de Estados Unidos se sentaron en un remolque en el Aeródromo Indian Springs en el desierto de Nevada y contuvieron la respiración cuando el piloto de pruebas Curt ‘Hawg’ Hawes pulsó un botón en una mesa de control. Momentos después un misil Hellfire inerte volaba desde un vehículo aéreo no tripulado Predator impactando a un tanque en desuso en tierra a unos cuantos cientos de metros de distancia. Este fue el primer lanzamiento de armas desde un avión no tripulado Predator y los funcionarios presentes expresaron su alegría. Según el Mayor Ray Pry, el supervisor de las pruebas, el misil “hizo una gran abolladura gris en la torreta del tanque. Simplemente hermoso”

Unas semanas más tarde, las primeras pruebas de misiles ‘vivos’ se llevaron a cabo, la señal para lanzar el misil se envía desde el remolque al avión no tripulado Predator a través de un satélite que circundaba la tierra a cientos de millas en el espacio. Una vez más los misiles dieron en el blanco ‘y la prueba se consideró un éxito. A pesar de que los funcionarios de la Fuerza Aérea sabían que había más trabajo por hacer, incluyendo la crucial manera de elaborar la forma de golpear un blanco en movimiento, estaban convencidos de que su objetivo de desarrollar una nueva arma antitanque estaba en el buen camino.

I1ANmjw

En el período inmediatamente posterior a los atentados del 11 de septiembre de 2001 las luchas internas entre la CIA y el Pentágono sobre quién sería el responsable de la financiación de los costes de los vuelos armados del Predator sobre Afganistán (los vuelos no armados comenzaron en el año 2000) “se convirtió en un problema inexistente”, según el director de la CIA, George Tenet. en los dos primeros meses de operaciones en Afganistán, cerca de 525 objetivos fueron láser designados por los Predators.

Los vuelos operacionales de los Predator armados sobre Afganistán comenzaron el 7 de octubre de 2001 y el primer ataque del avión no tripulado tiene lugar a principios de noviembre de 2001. Los detalles de este primer ataque, al igual que mucho de la información sobre las guerras de drones, están envueltos en el secreto y la confusión.

Diferentes informes de prensa dan como objetivo del primera ataque a Mohammed Atef, conocido como el jefe militar de Al Qaeda (que fue asesinado junto con 6 o 7 de sus hombres), y a Mullah Omar, o Mullah Akhund, el número tres de los talibanes.

El general John Jumper, entrevistado por David Kohn para la CBS y el programa 60 Minutos en 2003, reconoció que había problemas con el avión no tripulado al disparar misiles Hellfire.

“La ojiva del misil Hellfire fue diseñada para penetrar el grueso blindaje de un tanque antes de detonar y no esta funcionando bien contra objetivos blandos”, dijo Jumper.

Dos meses después de que comenzara la guerra en Afganistán, la Fuerza Aérea llamo urgente a solucionar la dificultad. Se enfrentan a un problema difícil, el Hellfire necesitaba una nueva ojiva, rápidamente.

Del trabajo realizado surgió el llamado Hellfire ‘Special K’, un modelo K modificado para mejorar su capacidad de fragmentación, al atacar objetivos blandos. La modificación del modelo K, lograda por Dynetics for the Aviation & Missiles R&D and Evaluation Center, incluía la instalación de una manga de fragmentación colocada alrededor de la carga hueca, optimizando la letalidad del fragmento frente a un amplio conjunto de objetivos, al tiempo que minimizaba la degradación del rendimiento de la carga hueca.

En su primer año de operaciones Afganistán, los Predators armados eliminaron alrededor de 115 objetivos por sí mismos. Cabe subrayar que tanto la CIA como la USAF operaron la flota de Predators armados sobre Afganistán (aunque “flota” es tal vez un gran nombre para el pequeño número de operación en ese momento).

Un año más tarde, en noviembre de 2002, la primera operación letal utilizando un avión no tripulado Predator tuvo lugar en Yemen. Esta vez no hubo ninguna otra aeronave en cuestión, sólo un Predator siendo controlado por un piloto sentado en el Camp Lemmonier en Djibouti. El objetivo esta vez fue Qa’id Salim Sinan (Abu Ali) al-Harithi, presuntamente uno de los responsables del atentado suicida contra el USS Cole en el puerto de Adén en el 2000 en el que murieron 17 estadounidenses. Según informes de prensa Harithi fue encontrado cuando la CIA cruzo señales desde un teléfono móvil que había sido previamente relacionado con el. La CIA operó al Predator, siguió al coche que llevaba a Harithi y otros seis hombres por más de una hora antes que el Lt General Michael DeLong autorizara el ataque. En una entrevista años después, DeLong lo recordó hablando por teléfono con el director de la CIA, George Tenet, mientras veían el video del Predator en acción.

MOIlkgG
Predator operados desde Creech Air Force Base

Desde 2000/2001 Predators desarmados estadounidenses habían estado volando en misiones de vigilancia en torno a Irak como parte de la Operación Southern Watch, en misiones de “zona de exclusión aérea”

Al menos tres depredadores fueron derribados por fuego antiaéreo y otro fue derribado cuando un Predator lanzó un misil aire-aire Stinger a un MiG iraquí. En 2002 los EE.UU. comenzaron a usar Predators armados para el ataque, así como de reconocimiento en Irak, dirigido a los sistemas de defensa aérea móviles en el período previo a la invasión el 20 de marzo de 2003. Dos días después del inicio de la invasión, un Predator detectó y destruyó un sitio de artillería antiaérea guiado por radar en el sur de Irak, el primer ataque del Predator dentro de la Operation Iraqi Freedom.

Tal vez el uso más controvertido de drones armados comenzó en junio de 2004, cuando públicamente se conoció el ataque de un avión no tripulado estadounidense en Pakistán. Irónicamente, a pesar de que los ataques con aviones no tripulados en Pakistán se llevaron a cabo por la CIA (y hasta enero de 2012 no fueron ni confirmado ni desmentidos) los medios prestan mucha más atención a la información sobre estos ataques con drones ‘encubiertos’ debido a la presencia de los medios de comunicaciones locales.

Informes de los medios occidentales a veces sugieren que Pakistán es el centro de las guerras de drones, la realidad es que por lo menos tres veces más ataques aéreos han ocurrido en Afganistán que en Pakistán.

Sin embargo, los ataques con aviones no tripulados estadounidenses en Pakistán han sido muy controvertidos ya que son vistos como una violación del derecho internacional.

Mientras que Israel nunca ha admitido oficialmente tener o usar drones armados, se entiende que Israel ha tenido esa capacidad desde alrededor de 2004. Tal vez la evidencia más convincente de que Israel utiliza drones armados viene de cables secretos de la Embajada de Estados Unidos publicados por Wikileaks detallando ataques aéreos en Gaza durante la Operation Cast Lead en 2008-09.

En 2009 registros en cables detallan de una reunión entre funcionarios estadounidenses e israelíes para discutir las actividades de las IDF durante la Operation Cast Lead.
Una sección de un cable informa que el general de brigada Avichai Mandelblit del IDF detalla un incidente en el que 15 personas murieron y 40 resultaron heridas.

En 2007, los comandantes militares de Estados Unidos, utilizan cada vez más aviones no tripulados para lanzar ataques con misiles. El hermano mayor del Predator, el Reaper hace su aparición en febrero de 2001, y se introdujo al servicio primero en Afganistán y luego en Irak.

El Reino Unido comenzó a usar sus drones Reaper sobre Afganistán en octubre de 2007 y el primer ataque tendría lugar a finales de mayo de 2008. Los pilotos de la RAF habían estado operando en EE.UU. aviones no tripulados Predator armados sobre Irak desde 2004 como parte de un USAF / RAF Combined Joint Predator Task Force(CJPTF). De acuerdo con el Ministerio de Defensa el primer ataque armado realizado por un piloto de la RAF asignado a esta unidad tuvo lugar a finales de 2004, golpeando insurgentes cerca de la ciudad iraquí de Nayaf.

Estas operaciones conjuntas habrían contribuido a que el Reino Unido tome la decisión de adquirir su propia capacidad en UAVs armados.

Después de que un Reaper del Reino Unido se estrellara en abril de 2008, Reapers adicionales fueron comprados, con lo que el número de su propiedad primero llego a cinco y luego en julio de 2014 alcanzo a diez.

Hasta este momento sólo los EE.UU., el Reino Unido e Israel se sabe que han utilizado aviones no tripulados armados en las operaciones militares, es probable que esto cambie pronto, ya que Italia y Francia, por ejemplo, comenzaron a operar aviones no tripulados Reaper desarmados en 2011 y 2013 y es probable que comience operaciones armadas en un futuro muy próximo.

Muchos otros países están utilizando drones grandes y pequeños con fines de reconocimiento y de inteligencia militar y es probable que adquieran o desarrollen la capacidad de armarlos próximamente. Si bien tienen una historia relativamente corta, los drones armados parecen tener un gran futuro.

Referencias:

Bill Yenne, Birds of Prey: Predators, Reapers and America’s Newest UAVs in Combat, Specialty Press, 2010, p.14

Richard Whittle, The Man Who Invented the Predator, Air & Space magazine, April 2013,

JP Santiago, Genesis of the Predator UAV, Tails Through Time, 26/02/2011

Dr. Daniel L. Haulman, US Unmanned Aerial Vehicles in Combat, 1991-2003;

Tom Vanden Brook, Drone attacks hit high in Iraq, USA Today, 29.04.2008; David Axe, Killer Drone’s Iraq Debut, Wired, 25.07.2008

Deja un comentario