Opinión: Las actualizaciones europeas cambian el negocio de los cazas

0

Las Naciones cuando compran cazas rara vez lo han hecho muy bien

Por Bill Sweetman | Aviation Week & Space Technology

24 de septiembre de 2015 – La revolución en el mercado mundial de combate comenzó con buenas noticias y malas noticias a finales de 2013. La buena noticia era para Saab: la selección de Brasil del JAS 39 E/F Gripen como su futuro caza. Esto libero el apoyo del gobierno sueco, que dependía de un socio internacional. La mala noticia fue el rechazo del Eurofighter Typhoon en los Emiratos Árabes Unidos.

Para Saab, este fue el comienzo de un trabajo duro en lo que es en gran parte una nueva aeronave, más pesada y más potente que la versión C/ D, con un nuevo radar, nuevos sistemas de procesamiento y hardware de visualización y un avanzado sistema de guerra electrónica (EW).

El mensaje de los EAU para Eurofighter puede haber sido una severa advertencia en lugar de una condena: “No vuelvas hasta que estés cualificado, el Rafale está volando con cosas de las que todavía estas hablando.” El mensaje fue recibido en el Reino Unido donde la Royal Air Force tardíamente se dio cuenta de que el Tornado iba a ser retirado en el 2018, llevándose consigo capacidades vitales tales como el misil de crucero Storm Shadow y el misil de apoyo cercano Brimstone, y de que el Lockheed Martin F-35 Joint Strike Fighter (JSF) no estaría ni cerca de estar listo para asumir esas misiones.

La díscola comunidad del Eurofighter, formada por patrocinadores gubernamentales y clientes de servicios (dos de ellos también se asociaron al JSF, con presupuestos divididos, si no solidarios) luego comenzó a tomar decisiones, trazar un calendario firme para las tan necesitadas mejoras – el Storm Shadow, el Brimstone y el misil aire-aire Meteor – y financiar el desarrollo de un radar AESA, para el que Kuwait será el probable cliente de lanzamiento (ver foto). Hay incluso una hoja de ruta de desarrollo de 10 años, a través del programa de la Mejora Fase 4 ; algo que el Rafale ha tenido, y de lo que el Typhoon ha carecido desde principios de los años 2000.

Luego, en 2015, Dassault ganó nuevos clientes en Egipto y Qatar, mientras negociaba una inestable coproducción de 126 aviones en India al final obtuvo un contrato de 36 cazas en firme. Esta fue en un punto una buena noticia para Dassault, aunque pone de nuevo en juego la necesidad de la India para reemplazar cientos de envejecidos MiG .

En los EE.UU., Boeing ha revelado sus planes para reconstruir los F-15C/D Eagles con hasta 16 misiles aire-aire , tanques de combustible conformables y EW avanzada. La Armada de Estados Unidos podría adquirir tan sólo 12 F-35C por año en la década de 2020, lo que haría que el servicio depende de los programas de extensión de la vida del Super Hornet para llenar las cubiertas de sus portaaviones.

Desde el punto de vista del cliente, sin embargo, hay una característica que se añade a todos estos aviones y que es más importante que cualquier arma o radar: Es un futuro a largo plazo, al 2040 o más allá.

Un cliente que en la actualidad comienza un nuevo concurso tiene mucho de donde elegir. En el extremo superior de las ofertas europeas, el Typhoon y el Rafale son superficialmente similares, pero el primero sobresale en la aceleración, maniobrabilidad supersónica y la altitud, mientras que el segundo aún lleva la delantera en el alcance y en la diversidad de armamento.

Cuando se trata de prestaciones “swing-role” , la capacidad de llevar al mismo tiempo una respetable carga aire-aire y aire-tierra, ambos vencen al Gripen, pero (si usted le cree a la fuerza aérea suiza)si de costos de operación se trata, este último tiene solo la mitad de costos operativos que los de sus rivales bimotores.

Esto dará lugar a algunas animadas competiciones en las zonas donde el F-35 no participara, incluyendo gran parte de Asia y Oriente Medio. Pero la batalla se extiende a través de esa frontera. Bélgica está mirando al F-35, Rafale y Gripen, y el partido Liberal en Canadá, socio fundador de JSF, se ha comprometido a abrir su requerimiento de 65 aviones a la competencia si se forma un gobierno después de las elecciones 19 de octubre.

Más que nunca parece simplista el argumento de que el F-35 es un avión de “quinta generación” que ofrece un gran salto sobre sus rivales . Sin duda, es diferente – más un avión de ataque, menos un caza clásico – y utiliza tecnología de furtividad en lugar de un conjunto automatizado de interferencia de radiofrecuencia de banda ancha . Está diseñado para penetrar directamente a objetivos muy defendidos, donde otros aviones necesitan lanzar caros misiles de crucero.

Pero las aeronaves Europeas están ganando capacidades en armamento y sensores que no estarán disponibles en el F-35 Block 3F cuando este entre en servicio: el AAM Meteor, sistemas de búsqueda y seguimiento por infrarrojos, sistemas EW de base de galio-nitruro, pods de puntería multiespectrales e hiperespectrales y dereconocimiento de largo , entre ellos. Algunos, pero no todos, pueden aparecer en el Block 4, pero esas decisiones están aún por venir.

Ha habido un cambio en la discusión de los costes relativos. El Rafale y Typhoon han tenido la reputación de ser caros de comprar y operar. Pero en una competencia basada en reglas en Corea del Sur, el dinero que habría comprado 60 Typhoon pago 40 F-35 JSF. Holanda tuvo que reducir su compra de JSF de 85 a 37 aviones, y Noruega ha considerado recortes en su fuerza prevista de 52 aviones debido a los costos de operación proyectados.

El programa JSF, como era de esperar, está trabajando duro en su problema de costos por hora de vuelo, y solucionar las brechas tecnológicas, tales como su sensor electro-óptico de una sola banda, ya de edad avanzada, en el Block 4. La competencia debe beneficiar a todos.

Fuente: http://aviationweek.com/defense/opinion-european-upgrades-change-fighter-business

Deja un comentario