Este es el segundo artículo dentro de una serie, que de acuerdo a cada rama de las fuerzas militares, busca establecer las necesidades que tienen estas en la consecución de los objetivos dados por el nuevo presidente de la república de Colombia Gustavo Petro cuyos fines fundamentales son la protección del medio ambiente, el manejo de desastres naturales, el apoyo social a las comunidades y el desarrollo de la industria a través de las instituciones encargadas de proteger nuestra soberanía.

Dentro del presente escrito abordaremos necesidades de la Armada Nacional único componente para la protección y cuidado de los mares y ríos colombianos, cuyas importantes tareas serán la protección de ecosistemas marinos de la depredación y la capacidad de enfrentar desastres como huracanes o inundaciones.

El principal aspecto será la defensa de nuestro mar territorial de posibles amenazas siendo importante la defensa frente a dos aspectos: primero, la pesca ilegal parte de grandes flotas pesqueras que como la China varias veces se ha presentado en costas de Latinoamérica (Argentina o Ecuador), depredando sin miramientos mediante redes de arrastre; y segundo la protección de reservas ecológicas como Malpelo, isla Gorgona, Seaflower ubicada en San Andrés Islas y demás zonas destacadas dentro del SAMP Subsistema de Áreas Marinas Protegidas.

La Armada Nacional, en este cometido es una fuerza profesional, pudiendo vigilar, debido en gran parte a su lucha contra el narcotráfico, nuestros mares territoriales con un sistema de vigilancia, radares y naves con suficientes capacidades alcanzar la mayor cobertura con las dificultades que tiene un presupuesto reducido con el colombiano. Actualmente la ARC cuenta con las siguientes unidades principales: 4 fragatas ARC Almirante Padilla, ARC Caldas, ARC Antioquia, ARC Independiente; 4 submarinos ARC Tayrona, ARC Pijao, ARC Intrepido y ARC Indomable; 2 corbetas ARC Tono y ARC Nariño; 7 patrulleras oceánicas ARC 20 de Julio, ARC 7 de Agosto, ARC Victoria, ARC Valle del Cauca, ARC San Andres, ARC Jose Maria Garcia y ARC Juan Nepomuceno Eslava; 13 patrulleras costeras de menor  caldo y muchas más unidades de pequeños guardacostas, lanchas rápidas y de vigilancia . 

Sin embargo y al comprender la extensión de los mares de Colombia se hace necesario un desarrollo en la construcción de unidades medianas que incluso ya han sido construidas en Colombia como las CPV 46 Punta Espada, Punata Ardita y Punta Soldado, contracción que se dio por un convenio con astilleros coreanos, y que a mi entender deberían ser construidas en mayor número, forjando además un desarrollo importante para la industria astillera nacional, ayudando a la generación de empleos y desarrollo social.  

Del mismo modo el nuevo gobierno no puede dejar atrás el proyecto PES, cuyo acuerdo de construcción y trasferencia de tecnología fue firmado recientemente con la Empresa Neerladesa Damen, del cual aún no se conocen los detalles y que tratare de abordar en otro artículo cuando posea más información sobre el mismo. En cuanto al desarrollo se debe destacar la construcción del ARC Simón Bolívar, que ha sido entregado en septiembre de 2022 siendo este el buque más grande construido en el país. COTECMAR  ha construido muchos buques de distinto calado y tal vez es la única industria militar que genera desarrollo tecnológico y social, son conocidas los buques de vigilancia y patrulla de los ríos colombianos, la construcción de patrulleras marítimas y la reparación de naves civiles y militares, que dan trabajo y brindan progreso para toda la nación.       

Una gran falencia en las capacidades de protección y vigilancia es la falta de elementos aéreos de patrulla marítima, contando a la fecha con solo 2 aviones especializados tipo CN 235. En cuanto a ala rotatoria se cuentan con 8 aeronaves del tipo Bell 412, ideal para las necesidades colombianas que aunque son navalizados no cuentan con medios de detección necesarios para una vigilancia efectiva, también se cuenta con otros helicópteros livianos de distinto tipo en números ínfimos útiles para transporte y rescate. De lo anterior se concluye que en cuanto al componente aeronaval que Colombia está muy atrasada en la adquisición de elementos óptimos en el área, por lo que es recomendable la compra de nuevos equipos basándose en las plataformas que actualmente prestan servicio a la ARC.     

En otro ítem, dentro de las acciones a realizar, es el apoyo en catástrofes y apoyo social que debe brindar la armada a las comunidades, para lo anterior, se deben potenciar las capacidades de transporte de la flota, partiendo de los buques de desembarco anfibio fabricados por Cotecmar, que deben aumentar en número, para beneficio de toda la armada, dadas las facilidades que tienen de desembarcar en playas no preparadas y de conducirse en zonas con bajas profundidades, teniendo con ello acceso directo a las poblaciones, incluso con vehículos de transporte. De este modelo además pueden construirse buques hospitales o pequeños buques logísticos de abastecimiento de combustible y víveres, que brindarían al comando de las fuerzas militares una reacción con mayores cantidades de ayuda para zonas costeras y cercanas a ríos como el Magdalena, el Orinoco o cualquiera de los demás navegables de nuestra geografía. Es importante destacar la carencia en la armada de buques hospitales adecuados, tanto en el mar como en los ríos, lo que dificulta la realización de jornadas sanitarias en especial en las costas de pacífico y los ríos del sur del país, aspecto este que debe ser corregido en aras de alcanzar los objetivos trazados por la nueva presidencia.    

En cuento al desarrollo tecnológico e industrial del país, Cotecmar ha demostrado las capacidades necesarias para lograr la construcción de buques de patrulla, oceanográficos, anfibios y civiles, por lo que debe ser la base del desarrollo naval del país, siendo importante que el gobierno potencia sus capacidades ordenando nuevas naves de varios tipos que ayuden al objetivo de aumentar el éxito del astillero. Proyectos como la PES, CPV 46, BDA o buques oceanográficos, deben ser ordenados, para cumplir las necesidades y con ello fortalecer el sector de construcción de la empresa.

Te puede interesar: La Fuerza Aérea Colombiana recibe el quinto T-6C Texan II

Publiidad

Abogado egresado de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, especializado en Derecho Comercial, nacido en Tunja Boyacá Colombia. Estudioso de la temas militares enfocándose en las fuerzas armadas de Latinoamérica y en especial de su país. Ha publicado artículos en Las Dos Orillas sobre temas de defensa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.