Rusia afirma estar desarrollando un misil de crucero nuclear imparable. Arma que Estados Unidos considera demasiado costosa, complicada, peligrosa y demasiado innecesaria para perseguir.

Poco se sabe sobre el arma del fin del mundo de Rusia, como se ha descrito, pero el misil se vincula a los sistemas que los estadounidenses y los soviéticos intentaban desarrollar durante la Guerra Fría, sistemas a los que ambas partes finalmente renunciaron.

Durante la Guerra Fría, tanto Estados Unidos como la Unión Soviética «estaban analizando todas las ideas posibles sobre cómo resolver este problema de destrucción asegurada», dijo John Pike, fundador de GlobalSecurity.org, a Insider, explicando que persiguieron ideas que, aunque en teoría son posibles, fallan en lo que respecta a la utilidad militar.

En una época de renovada competencia por el poder, Estados Unidos y Rusia, «parecen estar a la deriva en una nueva carrera armamentista, ya sea por alguna extraña nostalgia o porque nadie puede pensar en algo mejor para hacer», escribió recientemente el experto en no proliferación Jeffrey Lewis.

El año pasado, Putin reveló un puñado de armas, algunas de las cuales han sido descritas como «armas del fin del mundo». Entre ellos estaba el misil de crucero de propulsión nuclear Burevestnik, que la OTAN llama el SSC-X-9 Skyfall. El presidente ruso ha declarado que el objetivo es derrotar a los sistemas de defensa antimisiles estadounidenses.

«Un misil de crucero de propulsión nuclear es una idea escandalosa, una que Estados Unidos consideró y rechazó hace mucho tiempo como una pesadilla técnica, estratégica y ambiental», dijo Lewis.

En la década de 1960, EEUU buscó desarrollar sus propios misiles de crucero de propulsión nuclear, pero el Proyecto Plutón, como se llamaba el programa, fue finalmente abandonado. «Es una mala idea», dijo Pike, un destacado experto en defensa, espacio y política de inteligencia. «Es una idea estúpida», agregó, y explicó que los ICBM tradicionales, como el Minuteman, eran una forma «mucho más simple, mucho más barata y mucho más efectiva de incinerar» a un adversario.

Pike, quien es profundamente escéptico de las afirmaciones de Rusia, caracterizó un misil de crucero de propulsión nuclear como «un acto de desesperación».

Hans Kristensen, director del Proyecto de Información Nuclear de la Federación de Científicos Estadounidenses, dijo recientemente a Task & Purpose que Estados Unidos renunció al desarrollo de un misil de crucero de propulsión nuclear porque «era demasiado difícil, demasiado peligroso y demasiado caro».

Los estadounidenses y los soviéticos también analizaron el desarrollo de aviones nucleares con la esperanza de lanzar bombarderos con una resistencia sin precedentes, pero estos proyectos nunca tuvieron éxito. Para los Estados Unidos, estos aviones iban a ser el equivalente de la Fuerza Aérea de un submarino de misiles balísticos, explicó Pike, señalando que «estas cosas podrían estar en continua patrulla».

El problema era que los aviones de propulsión nuclear, como los misiles de crucero de propulsión nuclear, eran «caros, complicados, peligrosos, innecesarios», dijo Pike, calificando esa tecnología de «peligrosa». Le dijo a Insider que el reabastecimiento de combustible en el aire finalmente hizo que este proyecto no tuviera sentido.

Sin embargo, aquí Rusia supuestamente está tratando de revivir esta idea problemática para amenazar a los Estados Unidos. «Se ha desarrollado mucha tecnología», dijo Kristensen a T&P. «Podría ser algo de lo que se están aprovechando los técnicos rusos, pero hasta ahora parece que no están haciendo un buen trabajo».

De hecho, las pruebas no han ido muy bien. Ha habido alrededor de una docena de pruebas, y en cada caso el arma no ha funcionado según lo previsto. Se sospecha que una explosión reciente en el campo de pruebas de armas militares de Nyonoksa que mató a un puñado de personas está relacionada con el Burevestnik, aunque Rusia no ha sido particularmente comunicativa con los detalles de lo que sucedió exactamente.

Rusia ha indicado que estaba trabajando con nuevas armas, y los datos publicados recientemente sobre la nube de gases radiactivos inertes creados por la explosión sugieren que probablemente estuvo involucrado un reactor nuclear, lo que respalda la teoría de que esto pudo haber sido parte de las pruebas para un misil de crucero de propulsión nuclear.

En cuanto al Skyfall de Rusia, los observadores expertos sospechan que Rusia está faroleando y que el desarrollo declarado del arma es un engaño o que Rusia está encubriendo sus fallas mientras intenta hacer volar una mala idea de la era de la Guerra Fría.

Nota: Ryan Pickrell para Business InsiderImagen de portada: Russian Defense Ministry

Deja un comentario