La prolija variedad de modelos de vehículos del tipo MRAP (Mine-Resistant Ambush Protected) que en las tres últimas décadas han venido desplegando las Fuerzas Armadas Colombianas ha tenido como principal resultado la no definición o escogencia de un modelo (o dos), por medio del cual crear, estandarizar y de paso aumentar los números de una flota de este tipo de medios, dándole el impulso definitivo al Programa de Seguridad en Carreteras Nacionales (PSCN) de esta nación.

El programa es de vital importancia para asegurar el tráfico de vehículos y mercancías por las troncales carreteables, vías por donde circula y a través de las cuales se desarrolla gran parte de la actividad comercial de Colombia. Esto dio lugar a la implementación de los Planes Meteoros, de vigilancia y control, y con los cuales se buscó y consiguió combatir y finalmente evitar el accionar delictivo de las organizaciones insurgentes y terroristas sobre las carreteras, devolviendo con ellos la seguridad y la tranquilidad a toda la red vial nacional.

Pese entonces a los esfuerzos, a la fecha, las Fuerzas Militares han empleado doce modelos diferentes de MRAPs, estando todavía ocho de ellos en servicio (cuatro retirados), a los que se suman dos más probados y no seleccionados, mas tres adicionales probados ante oficiales en el exterior y uno más (de manufactura nacional) en aparente fase de pruebas. A ellos hay que añadir uno en servicio en la Policía, (con resultados muy cuestionados, que será objeto de un futuro análisis), y no hay que olvidar por supuesto a otro modelo escogido a finales del 2013, inventario que finaliza con el Navistar MXT-MVA-IS, llegado para una extensa fase de pruebas. En total, 21 diversos vehículos, en números ínfimos, a pesar de necesidades evidentes en cuanto a su uso y despliegue.

Esta amplia panoplia de vehículos, producto en muchos casos de desarrollos locales, no ha permitido la escogencia de un modelo único, a partir del cual comenzar a dotar a las diversas fuerzas y con el cual comenzar también a crear doctrina en torno a su uso táctico en roles como los de vigilancia, patrullaje y control, transporte y desembarco de tropas, apoyo de fuego a unidades de infantería, entre otros.

Sin embargo, esta situación parece estar llegando a su final, con la decisión por parte de la Dirección de Transportes del Ejército, de los Grupos de Operaciones Especiales y los Escuadrones Móviles de Carabineros y Seguridad Rural de la Policía, así como del Batallón de Movilidad de la Infantería de Marina, de unificar criterios en cuanto a las características mecánicas y capacidades tácticas de los vehículos a utilizar y con el fin de comenzar por fin a estandarizar las futuras flotas de este tipo de medios.

ARMOR INTERNATIONAL Hunter TR-12

Para julio de 2018 el Ejército Colombiano, recibía 4 nuevos Hunter TR12/2018, para ser desplegados por la Agrupación de Fuerzas Especiales Antiterroristas Urbanas (Afeur) del Ejército.

El lote estaba compuesto por un vehículo del tipo C4i (comando, control, comunicaciones e inteligencia), completamente dotado de los respectivos equipos y sistemas (valorados en cerca de trescientos mil dólares), que ha sido sometido a diversas pruebas para su operación, todas exitosas. Los restantes tres carros, están configurados en la versión de transporte de tropas, contando con la capacidad de transportar de manera cómoda y segura (incluyendo armas) hasta 13 hombres.

Los nuevos TR-12, han sido presentados con un rediseño aerodinámico de su parte frontal y con un paquete de mejoras técnicas, que incluyen puertas más resistentes a las explosiones de artefactos explosivos improvisados (aei), así como un nuevo diseño de la quilla contra aei, que aumenta igualmente la protección contra minas (map) y munición abandonada (muse) y la adecuación de nuevas barras laterales en el techo para la carga de equipos de intendencia, campaña y provisiones.

Estos carros cuentan con nuevas luces tácticas tipo Blackout, luces delanteras de alta potencio tipo LED, cámaras térmicas y de reversa, nueve escotillas de reacción, nuevo sistema de grúa con winche (Dolly) y un renovado  piso anti-explosivo en V (V-shaped floor), así como un compartimento protegido para el motor.

Sin embargo el Ejército Colombiano a través de su Batallón Especial Energético y Vial No12 del Ejército Colombia, ya viene operando dos TR-12 APC, el primeo de ellos adquirido en diciembre de 2012 y el segundo en julio de 2013, mientras que el Grupo de Operaciones Especiales de Hidrocarburos GOES-H de la Policía opera dos más del tipo SWAT, adquiridos para diciembre de 2015 y desde mayo de 2012 Surinam despliega un modelo de este vehículo (TR-12/Black/2012), después de pruebas sobre el campo realizadas en ese país.

Los primeros Hunter fueron en su momento sometidos a mejoras luego de recoger las experiencias de su uso táctico por parte del Ejército Colombiano y de su desempeño en situaciones reales de combate, entre las que se destacaron un nuevo diseño de la “quilla” contra explosivos (que aumenta la resistencia contra AEI y la protección de la tripulación), la adición de soportes para antenas de comunicaciones y la instalación de barras laterales en el techo para la carga de equipos de intendencia, campaña y provisiones.

El Hunter TR-12 se ofrecen en cinco versiones: el APC (transporte de tropas), ambulancia, carga, C4i y operaciones especiales (tipo SWAT), en precios que según su fabricante partirían desde los trescientos mil dólares estadounidenses, todos con tecnología de construcción anti artefactos explosivos improvisados o IEDS.

El TR-12, es desarrollado a partir de un Ford 550 y cuya base es un monocasco montado a su vez sobre un chasís independiente y con una tracción 4×4, lo que le brinda gran maniobrabilidad en terrenos abruptos; tiene la capacidad para transportar hasta doce personas –con su respectivo equipo- y puede resistir impactos de munición (según su fabricante) de calibre 5,56×45 mm, 7,62×39 mm y 7.62×51 mm, así como explosiones de minas anti persona MAP, munición sin explotar MUSE y artefactos explosivos improvisados AEI, gracias al diseño en “V” de la parte inferior de su chasís.

Todos los TR-12 disponen de un afuste para operar desde el techo ametralladoras del tipo Browning M-2HQC QCB de 12.7×99 milímetros, o FN Herstal M-249 de 5.56×45

milímetros (como las utilizadas en el desfile), o US Ordnance M-60E4 de 7.62×51 milímetros o un lanzagranadas Milkor MK-19 de 40 milímetros. Los dos primeros cuentan con una estación de armas (Thor Manuel Turret) y los dos de la Policía acomodan a su vez una estación de armas diseñada por Armor.

Los Hunter disponen de ocho ventanas y ventanillas laterales (mas dos en la puerta trasera), cinco puertas, cuatro laterales y una posterior por la que accede el personal a transportar; de cada lado del carro adicionalmente se dispusieron cuatro troneras, para que desde el interior los tripulantes puedan accionar sus armas de dotación, brindándole con ello mayor capacidad de respuesta y fuego en caso de emboscada.

El TR-12 posee un blindaje con nivel de protección B6, mientras que sus ruedas son del tipo “run flats” y cuenta con una transmisión automática de seis velocidades delanteras y una de reversa.

OSHKSOH Sandcat

Para diciembre de 2013, el Ministerio de la Defensa celebraba el contrato para la compra de 13 nuevos vehículos Sand Cat, con capacidad para 8 pasajeros, para ser utilizados durante la Fase II del Programa de Seguridad en Carreteras Nacionales (PSCN). La compra, tuvo lugar a través del proceso de Contratación Directa Reservada No.002-196-2013, firmado por la Agencia Logística de las FFMM con la compañía Plasan Sasa LTD.

Cinco de las unidades adquiridas serán destinados a la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía y las ocho restantes (con estación de armas) al Ejército. Los vehículos de la Policía fueron tasados por 386.828 dólares cada uno, mientras que los del Ejército por 430.491 dólares la unidad. E valor total del contrato es de 5.378.068 (Vigencia 2013 No.22613 de 2013 y cupo de aprobación para 2014 No.1-2013-048078). Estas unidades serán manufacturadas por la compañía israelí Plasan Sasa Ltd, con plazos de entrega para julio 30 de 2014.

El Sand Cat, es un vehículo blindado liviano diseñado a partir del chasís de un Ford 550, que puede ser configurado en las variantes Utilitario, Transporte, M.R.A.P M-LVP, de Operaciones Especiales –SOV- y como protector táctico y su blindaje es integrado (soportando impactos de munición calibre 7.62×51, 7.62×39 y 5.56×45 mm) y el piso tiene un diseño en “V” para disipar las explosiones de MAP, MUSE y AEI.

IMDICOL MRAP CXT

A partir del año 2006 y producto de recursos donados por el Instituto Nacional de Vías, siete camiones International CXT y Arrow 7300, fueron convertidos por la compañía Imdicol en vehículos blindados de transporte y con aparente capacidad M.R.A.P pues según su fabricante pueden soportar explosiones de M.A.P, M.U.S.E y A.E.I. En el 2013 fueron sometidos en Bogotá y Barranquilla a minuciosos trabajos de revisión de sus partes mecánicas, -especialmente en la transmisión-, así como de su casco, con el objeto de reparar fallas producidas por el desgaste operacional de los mismos.

Los mismos sirven en el Ejército (3) en el Sur del País y en el Comando de Infantería de Marina (4), dos en la región de los Montes de María y dos en el Departamento del Valle del

Cauca, aunque y para la fecha se desconoce cuántos se mantienen operativos. Colombianas y para misiones de control y apoyo. El costo total fue aproximadamente de US 2.100.000 millones de dólares.

Estos vehículos utilizan el tipo de ruedas (run flats) antibalas, sistema doble de aire acondicionado y disponen una estación de armas que cuenta con una torreta de rotación libre desde la cual se acciona una Ametralladora US Ordnance M-60 de 7,62 mm además de troneras en sus costados para que la tropa que transporta pueda abrir fuego desde el interior del mismo.

ISBI/AM General M-35A2-Camión Táctico Blindado

La empresa Colombiana de blindajes Isbi, fue la encargada de Modificar el M-35 A2 REO (aproximadamente 30 unidades) y adaptarlo a las necesidades de las Fuerzas Armadas que en esos momentos desarrollaban la estrategia conocida como Plan Meteoro de vigilancia y control de las principales vías –troncales- Colombianas.

Estas modificaciones no han sido en términos generales estándar, ya que se han empleado diferentes esquemas de blindaje, sin embargo se ha seguido un patrón común de fabricación que consiste en el número de estaciones y tipos de armas (cuatro ametralladoras), en el blindaje de estas a través de escudos frontales/traseros (0.50) y laterales (0.30), y el piso de la carrocería es de placas de acero anguladas (en V), con el fin de desviar la onda explosiva producto de M.A.P, M.U.S.E y A.E.I, así como las de ruedas que utiliza son del tipo run flats.

En la práctica este vehículo se utilizo en principio como medio de escolta de caravanas dentro del Plan Meteoro y en la actualidad protegen infraestructura vial (puentes), de manera permanente. Las conversiones de este modelo se detuvieron por la adquisición de nuevos medios blindados y se desconoce cuántos están todavía en servicio a la fecha.

 

ISBI Camión Kodiak

La necesidad en cuanto a transportes blindados por parte de las Fuerza Armadas, origino o dio lugar al desarrollo de prototipos a partir de vehículos civiles o comerciales. La compañía ISBI, incursiono en este sentido diseñando una gama de vehículos blindados para el transporte de personal, experiencia que luego aplicaron en el posterior diseño y fabricación de vehículos antimotines para la Policía Nacional.

Su primer modelo fue el Kodiak 157 y 241 (5 unidades a un costo aproximado de US 145.000 mil dólares x unidad) probado por Indumil y utilizado por el Comando de Infantería de Marina dentro Plan Meteoro pudiendo transportar además de su tripulación, entre 12 y 18 hombres equipados.

Dos puertas corredizas en su parte posterior fueron dispuestas para la salida del personal que es protegida por una estación de armas que cuenta con una torreta de rotación libre desde la cual se acciona una Ametralladora US Ordnance M-60 de 7,62 mm y 18 troneras dispuestas a lo largo del vehículo para que la tropa que transporta pueda abrir fuego desde el interior del mismo.

El blindaje es de acero de 3/8 pulgadas del tipo Mil-Spec Heflin y su pintura es plana. En la actualidad son utilizados por la Policía de Carreteras para misiones de control y vigilancia de vías. Este modelo ha presento problemas de inestabilidad ante cambios bruscos de dirección a altas velocidades, situación que ha desembocado en el volcamiento de vehículos en varias ocasiones. Según su fabricante el vehículo puede soportar explosiones de M.A.P, M.U.S.E y A.E.I e impactos de munición de mortero de 81mm, de granadas de hasta 40mm y de munición calibre 7.62×51, 7.62×39 y 5.56×45 mm y sus ruedas están rellenas con poliuretano. A la fecha, se desconoce el estado operativo de los mismos.

JANKEL TACTICAL SYSTEM Fox Hunter PPV

Para mediados del 2008 se conocía que la Agencia Logística de las Fuerzas Militares Colombianas, solicitaba a la estadounidense Jankel Tactical System, cotizaciones por 50 vehículos del tipo Fox Hunter PPV.

El objeto del interés sería el de poder contar con un vehículo con las capacidades para realizar operaciones de patrullaje en zonas urbanas con pendientes con un grado de inclinación de por lo menos un 60%, en vías tanto pavimentadas como destapadas, con su dotación de personal y carga completa.

La solicitud de las FFMM Colombianas se vería reflejada en el despliegue de un Fox Hunter PPV que viene siendo sometido a un extenso programa de pruebas y que incluso participo en el desfile del día de la independencia de esta nación.

En este aparte cabe anotar que los vehículos Jankel ofrecidos a Colombia, son desarrollados exclusivamente –bajo estándares OTAN- a partir de chasís Toyota Land Cruiser 200, modificado por Jankel mediante la instalación de un sistema de suspensión reforzada Bilstein (de diseño alemán), amortiguadores de trabajo pesado Eibach  Estadounidenses, frenos británicos Alcon y el reconocido empuje de un motor de 4.5 Litros, V8 turboalimentado con intercambiador de temperatura para trabajo en condiciones extremas y todo clima, siendo sus partes completamente intercambiables y con unos costos de mantenimiento y de repuestos a los mismos valores que los de modelos comerciales.

BAMAN-TEXTRON SYSTEMS VLB Bufalo

Basado en el chasis de un AM General M1151 HMMWV-Granite, el Ejército Colombiano, con el apoyo técnico de la Guardia Nacional de Carolina del Sur y del Comando Sur de los Estados Unidos, a través de su Batallón de Mantenimiento “José María Rosillo” ha desarrollado un modelo de vehículo ligero blindado denominado, BAMAN VLB Búfalo 4×4, empleando para ello una cápsula blindada suministrada por Textron Marine & Land System, compatible con las versiones 10XX y 11XX, en servicio en el Ejército.

El piso del vehículo tiene un diseño en “V” para disipar las explosiones de MAP, MUSE y AEI, así como un túnel blindado para la protección del sistema motriz y de su tanque de combustible, sin que ello suponga la modificación de la cabina, contando además con un interior liso y un sistema de aire acondicionado de 550Cfm.

El Búfalo esta potenciado por un motor diesel de 6.5 litros, de 8 cilindros en V, turbocargado de 190HP, con una transmisión automática de 4 velocidades hacia adelante y baterías tipo seco ubicadas fuera de la cabina.

Cabe destacar que los 6 vehículos en servicio, fueron ensamblados en su totalidad en las instalaciones y por personal del Baman del Ejercito Colombiano, siendo desplegados operacionalmente en la actualidad por esta fuerza.

ISBI Avispa

Después del Kodiak, la compañía ISBI siguió con el desarrollo de nuevos vehículos entre ellos el Avispa, en dos versiones, -corta y larga- que se diferencian en el tamaño del chasis y en su capacidad de transporte, pues la primera puede llevar 11 hombres y la segunda 13.

Estos vehículos, están construidos a partir de chasis de International 457 o Chevrolet Kodiak, sobre un mono bloque blindado, usando para ello acero de grado balístico militar del tipo Astralloy, cortado por computador controlado con plasma CNC y soldado con MIG.

Utilizan un motor Cummins diesel de 145 HP MWM y una caja de 5 cambios Eaton Fuller y disponen de una estación de armas que cuenta con una torreta de rotación libre desde la cual se acciona una Ametralladora US Defense M-60 de 7,62 mm, pero no poseen troneras. Posee además aire acondicionado, aislamiento termo-acústico de 5 cm y sus ruedas están rellenas con poliuretano.

Para la FAC se diseño un modelo más pequeño, sobre la base de un chasís Agrale, que cuenta -como característica particular- con tres cámaras de video en la parte superior (una en la torreta y dos laterales) del tipo day/night, que remiten señales a una pantalla en el interior del vehículo.  El modelo de la FAC puede también por su tamaño transportarse en un Hércules C-130.

Según su fabricante este vehículo también (al igual que el Kodiak) puede soportar explosiones de M.A.P, M.U.S.E y A.E.I e impactos de munición de mortero de 81mm, de granadas de hasta 40 mm y de munición calibre 7.62×51, 7.62×39 y 5.56×45.

Según Isbi se han entregado un total de 27 unidades que están en servicio con el Ejército, la Infantería de Marina, la Policía y la Fuerza Aérea, utilizándola esta última institución para la vigilancia perimétrica de algunas de sus bases.

BAE System RG-31 Nyala

El RG-31 Nyala es un vehículo multipropósito fabricado por BAE Systems en Sudáfrica, y con base en el diseño del A.P.C Mamba. El chasis de monocasco tiene forma de “V” (parte inferior) y es de acero soldado con un diseño de suspensión alto con el fin de poder resistir y expandir la onda explosiva provocada por ataques con M.A.P o A.E.I, protegiendo a su tripulación.

Colombia adquirió 4 unidades, todas operando con el Grupo de Caballería Guías del Casanare, en Yopal, Departamento del Casanare. Tácticamente se han desplegado en

misiones de control y seguridad de vías en donde han mostrado su valía frente a ataques de la subversión.

Esta Impulsado por un motor de cinco velocidades, con caja de cambio y doble y tiene autonomía para 700 kilómetros. Cuenta en su parte superior con ocho escotillas y con el espacio para acoplar una estación de armas, así como con dos puertas laterales (con ventanillas) y una trasera y en la parte posterior con 4 ventanas laterales y una trasera, cada una de estas últimas con troneras. Alcanza una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora y soporta temperaturas de hasta 32 grados centígrados negativos y 55 grados positivos. Puede ser transportado en un avión Hércules C-130 y supera pendientes ascendentes de un 25 por ciento de desnivel y descendientes de un 60 por ciento.

CENTIGON Fox

El 17 de marzo de 2011 se firmaba entre el Fondo Rotatorio de la Policía de Colombia y la empresa Centigon Colombia S.A (Carat Security Group), el contrato de compra-venta No. 013-1-2011, (por valor de US 720.000 dólares aproximadamente.

El Fox, es un M.R.A.P de desarrollo local, a partir del concepto del modelo Alacrán (Brasil) o Wolverine (México), pero que fue adecuado a los requerimientos de la Policía Colombiana. Sin embargo los dos vehículos actualmente en servicio presentan problemas por un sobredimensionamiento respecto a su peso bruto.

Los Fox cuentan con aire acondicionado, 6 puertas (2 posteriores) 12 troneras, 10 ventanillas (+ 2 ventanas), una escotilla superior y una torreta. Tienen capacidad para transportar hasta 12 hombres y se encuentran desplegados en el sur-occidente de Colombia, cumpliendo misiones de vigilancia y control de vías y de instalaciones energéticas. A las dos unidades se les modifico la torreta, que paso de ser semi-descubierta a ser totalmente blindada, brindándole con ello una protección más completa al artillero.

Para agosto de 2018 se confirma que ambos vehículos se encuentran fuera de servicio y se está a la espera de la contratación de los trabajos para su recuperación.

LAND ROVER Hotspur Hussar 6×6

Donados por el Reino Unido de la Gran Bretaña a Colombia, a finales de la década de los años 90 y luego de casi 20 años de inactividad, la Policía Colombiana (Polnal), sometió a sus dos Hotspur Hussar 6×6, a un proceso de mantenimiento y modernización.

Los vehículos desde su puesta en operación presentaron una serie de problemas, principalmente con su planta motriz, que motivaron su puesta fuera de servicio durante un largo periodo, siendo estacionados en la Unidad Antiterrorista (Copes) de esa institución en Bogotá, aunque uno de ellos pudo ser desplegado durante un tiempo por la compañía aérea antinarcóticos de la Policía en el aeropuerto El Dorado.

Pero durante el presente 2018 se realizaron una serie de trabajos (en talleres de la capital colombiana) destinados a su recuperación y puesta en servicio nuevamente, objetivo que se consiguió y que llevo a esta fuerza a mostrarlos en el desfile del día de la independencia.

Cabe en este punto señalar que este modelo de transporte blindado de personal (APC) está diseñado sobre un chasís 6×6 Land Rover 110 Defender, producido hasta hace dos décadas y utilizado por el Ejército Británico principalmente y en su momento en Irlanda del Norte. 

Los vehículos son entonces empleados como medios de transporte de los Escuadrones Móviles Antidisturbios (Esmad) en la ciudad de Bogotá, teniendo la capacidad de poder trasladar hasta 12 hombres con sus equipos.

HATEHOF Wolf

Para el 2010 un Wolf realizaba demostraciones sobre el terreno en Colombia, no siendo adquirido. Esta unidad se quedo en el país y en el 2013 finalmente era donada por la empresa Orcan International al Ejército de esta nación, encontrándose en servicio en el Batallón de Infantería Mecanizada No.6 (2 Brigada) y habiendo sido sometido en marzo de 2014 a trabajos de mantenimiento y reparación, estando plenamente operativo (posible traslado para el Departamento del Chocó).

El Wolf o Lobo, es un M.R.A.P multipropósito, fabricado en Israel y fue diseñado con el objeto de brindar acompañamiento y eventualmente reemplazar a los M-113 de las Fuerzas Armadas Israelíes, que recientemente adquirió 150 de ellos. Se caracteriza por combinar eficientemente la velocidad de un camión comercial con la maniobrabilidad de un vehículo blindado, lo que lo hace ideal en escenarios de baja intensidad y es ofrecido en cinco versiones diferentes.

Su desarrollo fue hecho a partir del camión Ford F-550 y posee un motor de 6 litros V8 turbo-diesel de 325 caballos. Cuenta con una transmisión automática de 5 velocidades, que acciona las cuatro ruedas.

El blindaje protege el compartimento de la tripulación, los sistemas mecánicos y eléctricos y ruedas son del tipo run flats (305/70/R19.5). El interior del vehículo está equipado con una cámara day/night para el conductor, así como con un sistema de aire acondicionado doble, asientos y soportes para los elementos que un soldado puede necesitar.

Cuenta además con una torreta, en la que puede acoplarse una ametralladora Browning M-2HB-QCB de 12,7 mm, aunque también puede operar una estación remota de armas del tipo Rafael Samson RCWS-Mini. El vehículo puede transportar 12 personas, o acomodar 2 camillas, si es necesario. La mayoría de las piezas originales se mantuvieron, siendo los únicos cambios notables el eje trasero y los neumáticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí